IndustriaBrasilLa producción industrial brasileña sufrió un impacto visible a principios de 2011 y aún no muestra señales claras de recuperación; los resultados han sido en su mayoría negativos, con las excepciones de octubre de 2012 y enero de 2013 cuando la producción industrial creció 2.9% y 5.3% interanual, respectivamente, considera un análisis de BofA Merrill Lynch Global Research.

Dada la desaceleración, el gobierno anunció medidas dirigidas al sector automotriz, como el recorte al Impuesto sobre Productos Industrializados (IPI) a vehículos nuevos. El sector tiene la mayor participación de todos los componentes y representa aproximadamente 13.5% del total del índice de producción industrial (contra 8.4% que representaba en 2002), sin tomar en cuenta los efectos indirectos en este sector.

Cuando estimamos la correlación entre el índice del sector automotriz y el total del índice de producción industrial, los resultados son evidentes, con un coeficiente de correlación de más del 93%, señala David Beker, economista en jefe para Brasil de BofA Merrill Lynch Global Research.

Esto puede ser explicado por dos factores principales: 1) el sector automotriz tiene la mayor participación en el índice total y 2) el sector automotriz ha demostrado tener una alta volatilidad, generando enormes impactos en el total del índice.

Sector automotriz: cifras ruidosas

Existe un claro impacto de las medidas del gobierno en el sector automotriz, ya las cifras mensuales y anuales se han vuelto bastante volátiles. En enero de 2012, el sector automotriz recibió un fuerte golpe con la implementación de la regulación Euro-5, misma que incrementó los requerimientos para la producción de camiones. El resultado fue que la producción automotriz se contrajo 23.5% en un mes, provocando que las cifras anuales bajaran a -19.4% interanual. Observa Beker.

Como respuesta, el gobierno implementó un recorte al IPI para vehículos nuevos, lo que resultó en ganancias para la producción automotriz por cinco meses consecutivos desde junio hasta octubre, provocando que las cifras anuales se movieran nuevamente a territorio positivo (+7.4% interanual en octubre de 2012).

Desde entonces, el gobierno ha pospuesto los recortes al IPI tres veces y los resultados han sido bastante volátiles; en enero el crecimiento mensual del índice fue de 4.2% (+34.4% interanual), y en febrero se contrajo 5.6% mensual (+7.9% interanual).

Índice de Producción Industrial sin contar
automóviles: no tan bueno como parece

BofA Merrill Lynch Global Research utilizamos ponderaciones mensuales para construir un índice de producción industrial, sin tomar en cuenta al sector automotriz, con el fin de entender mejor el panorama actual del sector industrial brasileño.

A pesar de los resultados volátiles del sector, citados arriba, el índice de producción industrial sin contar a los autos obtuvo una ganancia de 2.3% mensual en enero de 2013 (contra +2.6% de la expansión total de producción industrial mensual) y se contrajo 2.1% mensual en febrero de 2013 (contra -2-5% de toda la producción industrial).

Con estos resultados, nuestro índice registró un significativo descenso hacia -5.4% interanual desde +1.0% que tenía en enero, permaneciendo 220 puntos base por debajo del índice total, indica Beker.

El sector automotriz debería ser el centro de las medidas de impulso dada su importancia para la producción industrial de Brasil, sin embargo el panorama no es tan bueno, como las cifras totales lo demuestran, advierte el analista.

En su opinión, si el gobierno se enfoca en promover una recuperación más amplia, adicionalmente, deberían ser implementadas menos medidas específicas.

En este sentido, hace dos semanas el Ministro de Finanzas, Guido Mantega, anunció que 14 sectores tendrían recortes de impuestos sobre nómina en 2014, incluyendo al sector de construcción e ingeniería, defensa, transporte público (trenes y metro), periodismo y radiodifusión, y servicios aeroportuarios, entre otros.

Esta medida es parte de un gran plan para asegurar recortes a los impuestos sobre nómina en todos los sectores de la economía, con el objetivo de impulsar la competitividad del sector industrial.

Se espera que la producción
industrial crezca más de 1% en marzo

Los indicadores sugieren un incremento en la producción industrial por arriba de 1% mensual en marzo, después de un previo resultado negativo, estima Beker.

El reporte de producción de la Asociación de Papel Corrugado (ABPO por sus siglas en portugués) muestra un incremento de 0.2% mensual en marzo desde -1.3% que tenía en febrero.

El tráfico de vehículos pesados en carreteras (ABCR) tuvo una ganancia de 0.5% mensual, a comparación de -2.3% mensual previo. Más importantes son los resultados de la producción automotriz (Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores ANFAVEA) que se incrementaron 8.3% mensual en términos de ajustes temporales, por encima de la contracción de 11.6% de febrero.

Beker prevé que la producción industrial consolide su recuperación por completo en 2013, con perspectivas positivas para el 2014 también.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here