Derivados financieros1A lo largo de los últimos años, Ford Motors ha mostrado una serie de mejoras importantes en varios aspectos, tanto en lo que respecta a su desempeño financiero como en lo que hace a la calidad y las ventas de sus productos, considera Andrés Cardenal, analista de Sala de Inversión América.

Si bien se trata de una industria con alto riesgo cíclico y condiciones competitivas muy difíciles, sus acciones presentan un alto potencial de valorización desde los precios actuales, dice el experto.

Entre las grandes automotrices de Detroit: Chrysler, General Motors (GM) y Ford, esta última fue la única de las tres que logró atravesar la crisis financiera de 2008-2009 sin requerir préstamos del gobierno estadounidense gracias a que su CEO, Allan Mulally, había comenzado un exitoso proceso de reestructuración en 2006.

El proceso incluyó una serie de iniciativas para reducir la deuda la compañía y mejorar la rentabilidad del negocio. A su vez, vendió las marcas menos rentables, renegoció contratos con los sindicatos y el proceso productivo mediante la estrategia de plataformas comunes, que implica fuertes reducciones de costos y mayor flexibilidad al producir diferentes modelos de vehículos.

A lo largo de los últimos años, fue mejorando su posición financiera y aumentó su generación de flujos de caja, a tal punto que pudo, incluso, recuperar el pago de dividendos. Las acciones pagan a los precios actuales una rentabilidad por dividendos de 3.20%, lo que es poco habitual en una industria tan compleja como la automotriz, indica Cardenal.

En cuanto a sus gamas de productos, Ford ha logrado consolidarse en una posición de liderazgo en lo que hace a camiones livianos en Estados Unidos con su icónico modelo F-100. Este es un segmento clave para la compañía, no sólo en cuanto a posicionamiento estratégico si no, también, en lo que respecta a los márgenes de ganancia que produce, explica Cardenal.

Las ventas de este vehículo tienen una correlación directa con los niveles de actividad en bienes raíces y construcción y, en este sentido, la compañía se ha estado beneficiando de la recuperación a lo largo de los últimos trimestres.

En caso de que los datos económicos del rubro inmobiliario sigan mostrando tendencia positiva, este debería ser un fuerte factor positivo para la empresa.

Para Cardenal, también, resulta alentador el éxito que está teniendo en otros modelos como el Ford Fusion, que le ha permitido competir con productos como el Honda Accord y el Toyota Camry.

Este no sólo ha sido un éxito de ventas si no que, también, ha sido galardonado con diferentes premios, lo que contribuye a mejorar la imagen de la marca, especialmente en un segmento donde los competidores japoneses ocupan tradicionalmente una posición de liderazgo, dice el analista.

A su vez, está ganando mercado en los últimos meses el Ford Escape, al punto de que debió incrementar su volumen de producción tanto en los Estados Unidos como en la versión europea, el Kuga. Para Cardenal, esto es llamativo en un mercado tan complicado como lo es el del Viejo Continente en un contexto como el actual.

Por el lado de los riesgos, las ventas de automóviles son muy dependientes del crecimiento económico y se trata de una industria con un feroz grado de competencia y márgenes de ganancias muy bajos.

En los últimos meses, además, las autoridades monetarias de Japón se han embarcado en una serie de medidas muy agresivas tendientes a depreciar el valor del yen frente a otras divisas. Esto puede producir mejoras de competitividad en productores locales como Honda (HMC) y Toyota (TM), por lo que Cardenal considera que se trata de un riesgo que los inversionistas de Ford deben seguir de cerca.

Sin embargo, las acciones de la compañía cotizan a precios bastantes atractivos, con un ratio precio/ganancias (P/E) de menos de ocho veces los beneficios esperados para el próximo año. Esto permite un amplio margen de revalorización en caso de que su desempeño se encuentre a la altura de las expectativas, insiste el analista de Sala de Inversión América.

Por eso, recomienda Cardenal que, dado el valor estimado para sus papeles es de 16 dólares frente a una cotización actual de 12.83, se recomienda la colocación de un stop loss por debajo de 11.50.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here