Mony de Swann2Limitar la propuesta de la reforma de telecomunicaciones en materia de inversión extranjera, tendría un impacto negativo en el desarrollo del sector, aseguró el presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel ), Mony de Swaan.

“Ojalá no sea el caso”, pues en la actualidad el país tiene una ley de inversión extranjera en telecomunicaciones que lastima el consumidor, respondió el funcionario al ser cuestionado sobre una eventual reserva que incluiría la cláusula de reciprocidad.

“He dicho incluso, que me hubiera gustado una clausula sobre inversión extranjera sin candados, ni en telecomunicaciones, ni en radiodifusión…. cualquier cambio que se quiera imponer en el camino me parece que tendrá como objetivo la defensa de intereses particulares”, precisó.

En opinión de Mony de Swaan, el país presenta un entorno de poca inversión pública-privada en el sector de las telecomunicaciones, por lo cual es importante tener una ley que abra por completo esta industria a la participación de capital privado, tanto nacional como extranjero.

La iniciativa de reforma presentada por el ejecutivo federal el pasado 11 de marzo, plantea abrir al capital privado, de 49 a 100 por ciento en telecomunicaciones y comunicación satelital, y de 0 a 49 por ciento, en materia de radiodifusión.

En el marco del Seminario Regional de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) sobre los aspectos económicos y financieros de las telecomunicaciones, el presidente de la Cofetel, advirtió del riesgo que implica para la constitución del nuevo órgano regulador (Instituto Federal de Telecomunicaciones) plazos insuficientes para cumplir con todas las tareas que se le tiene encomendadas.

“Lo peor que puede pasar es crear un instituto fortalecido y con nuevas facultades, pero que tiene plazos fatales difíciles de cumplir, hay que ser realistas”, pues el plazo de 120 o 180 días que se prevé en la reforma puede resultar insuficiente para garantizar la continuidad del trabajo regulatorio encomendado.

Es imprescindible empezar a trabajar en un esquema que permita de alguna manera “una continuidad, así como la entrega de estafeta adecuada y eficiente entre la Cofetel y el IFT”, indicó.

Existe, añadió una serie de estudios en materia de dominancia de poder sustancial de mercado, de actores con poder sustancial en distintos servicios, y es importante que se empiecen a elaborar desde ahora para que el IFT de manera informada tome decisiones adecuadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here