BanderaEUEl PIB se contrajo 0.1% en el último trimestre de 2012, un resultado significativamente inferior a las expectativas. Sin embargo, recomendamos desestimar la cifra general, dadas las distorsiones en los datos, advierte BofA Merrill Lynch Global Research.

La economista senior para EU, Michelle Meyer señaló que la economía fue arrastrada hacia abajo por una fuerte contracción en el gasto de defensa y por la acumulación de inventarios, lo que, en conjunto, sustrajo 2.6 puntos porcentuales al crecimiento.

Fuera de estos dos componentes tan volátiles, el crecimiento subyacente mejoró, con un sólido avance de la inversión corporativa. Sin embargo, consideramos, agregó Michelle Meyer, que el reporte sugiere riesgo al alza para nuestro pronóstico de 1.0% para el PIB del primer trimestre de 2013.

No se pueden controlar los inventarios

Después de elevarse a un ritmo de 60.3 mil mdd en el tercer trimestre, el crecimiento de los inventarios se desplomó a 20.0 mil mdd durante el último trimestre. Este cambio recortó 1.3 puntos porcentuales al crecimiento.

Creemos que parte de esta disminución se debe a la sequía que redujo los inventarios de la agricultura y, probablemente también pesó sobre las exportaciones, dijo Meyer.

Los inventarios no agrícolas también se contrajeron, aunque probablemente no de manera intencional, sino como resultado de una mayor demanda hacia el cierre del año. En general, Meyer anticipa un rebote de los inventarios en este primer trimestre del año, lo que impulsará notoriamente el crecimiento del PIB.

Desplome del gasto gubernamental

El gasto público disminuyó 6.6%, debido a una caída del 22% en el gasto de defensa. Esto más que compensó el aumento de 12.9% registrado en el gasto de defensa del tercer trimestre.

Es posible que el Departamento de Defensa haya reducido su gasto en anticipación a los recortes del precipicio fiscal. Si el llamado sequester se activa, como se prevé, podríamos ver mayores recortes al gasto público, empezando en el segundo trimestre del presente año, dijo Meyer.

Fuerte consumo e inversión y mayor ahorro

El consumo aumentó 2.2%, una mejora contra los últimos dos trimestres, gracias a mayores ventas de automóviles. La inversión sorprendió al alza con un salto del gasto capital de 12.4%, y un avance en la inversión residencial de 15.3%.

En vista de las más recientes órdenes de compra de bienes de capital, el aumento del gasto capital podría mantenerse durante el primer trimestre, reflejando un sector corporativo más saludable.

Otra nota positiva fue que los ingresos personales tuvieron revisiones al alza para el cuarto trimestre del año pasado, gracias a los dividendos acelerados y a los bonos de fin de año. Esto permitió que la tasa de ahorro incrementara a 4.7% en el cuarto trimestre, desde el 3.6% que se registraba en el tercero.

Mientras que lo anterior proporciona un colchón de mayor ahorro para este primer trimestre, Meyer estima que resulte ser más un cambio en el timing de los ingresos, que una señal de futuros avances.

Seguimos preocupados por el impacto al ingreso discrecional y al gasto del consumidor en el primer trimestre, producto del aumento al impuesto sobre la nómina en enero, alertó Meyer.

Riesgo al alza para el PIB del primer trimestre

Después de mirar más allá del espejismo de los datos, todavía vemos una economía cercana al 2.0%. Además, BofA ML Research cree que hay una mayor capacidad para la acumulación de inventario y para el gasto capital en el primer trimestre del año, lo que sugiere riesgo al alza para nuestro pronóstico de crecimiento de 1.0%.

La economía no es precisamente robusta, pero ciertamente no se está contrayendo como lo sugerirían los datos de ayer, dijo finalmente Meyer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here