La ampliación del Puerto de Veracruz ya no tiene obstáculos, pues la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) decidió desincorporar de una zona natural protegida el espacio donde se pretende construir la nueva infraestructura.

Este viernes, Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) hizo público el dictamen que abre el paso a una de las obras más importantes del Plan Nacional de Infraestructura 2007-2012, la cual, no obstante, comenzaría hasta el próximo sexenio.
Pese a las críticas de grupos ecologistas y prestadores de servicios ecoturísticos, la Cofemer autorizó la separación de las áreas conocidas como Bahía de Vergara y Punta Gorda, ubicadas al norte del actual recinto portuario, del Sistema Arrecifal Veracruzano, un área natural protegida.
Juan Ignacio Fernández, director de la Administración Portuaria Integral de Veracruz (Apiver), explicó que el siguiente paso será turnar la modificación a Presidencia, para que ésta la publique en el Diario Oficial de la Federación.
Fernández Carbajal, quien insistió en que la modificación no tendrá efectos negativos sobre el medio ambiente, espera que la publicación ocurra antes del último día de noviembre, es decir, es decir, previo a la finalización del sexenio de Felipe Calderón.
Sin embargo, sostuvo que este proyecto está entre las prioridades de Enrique Peña Nieto, según han afirmado integrantes de su equipo de transición en reuniones con la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante, en las que el director de Apiver ha participado.
Una vez autorizada esta desincorporación, la SCT presentaría la manifestación de impacto ecológico del proyecto de expansión en enero, de modo que las obras comiencen a mediados de 2013. La primera etapa, consistente en dos nuevas posiciones de atraque, comenzaría a operar en 2015. El resto, estaría listo 12 años después del inicio de las obras.
Apiver calcula que este año, el Puerto habrá alcanzado una saturación total, pues moverá alrededor de 22 millones de toneladas, que es exactamente su capacidad máxima.
Fernández dijo que la carga más afectada hasta el momento son los granos. Algunos barcos, dijo, deben esperar horas para poder entrar al recinto portuario y descargar. Los automóviles, no obstante, no han presentado las mismas afectaciones.
El nuevo proyecto le permitirá al Puerto mover hasta 90 mil toneladas anuales, pasar de 18 a 54 posiciones de atraque y recibir embarcaciones como el Emma Maersk, uno de los barcos más grandes del mundo con una eslora de 397 metros.
Mientras tanto, el libramiento ferroviario de Veracruz registra un avance considerable, pues se han construido 14 de los 20 kilómetros de vía. El proyecto podría estar listo en diciembre de 2013.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here