Standard & Poor’s confirmó hoy sus calificaciones de crédito de contraparte de largo y corto plazo en escala global de ‘BBB’ y de ‘A-2’, respectivamente, del Banco Inbursa S.A. Institución de Banca Múltiple Grupo Financiero Inbursa (Inbursa).

Al mismo tiempo, confirmó las calificaciones de largo y corto plazo en escala nacional –CaVal– de ‘mxAAA’ y ‘mxA-1+’, respectivamente, de Inbursa e Inversora Bursátil, S.A. de C.V. Casa de Bolsa (Inversora Bursátil). La perspectiva de las calificaciones de largo plazo es estable.
También se confirman las calificaciones de los certificados bursátiles bancarios de Inbursa (BINBUR) de ‘mxAAA’.

Fundamento

Las calificaciones de Inbursa se basan en una ‘adecuada’ posición de negocio, ‘fuerte’ nivel de capital y utilidades, ‘adecuada’ posición de riesgo, y su fondeo ‘promedio’ y liquidez ‘adecuada’, de acuerdo con las definiciones de nuestros criterios de calificación. El perfil crediticio individual (SACP por sus siglas en inglés para stand-alone credit profile) de Inbursa es de ‘bbb+’.
Los criterios para calificar bancos usan las clasificaciones de riesgo económico y riesgo de la industria del Análisis de Riesgos de la Industria Bancaria por País (BICRA, por sus siglas en inglés) para determinar el ancla de un banco, que es el punto de partida para asignar una calificación crediticia de emisor (ICR, por sus siglas en inglés).
El ancla para el SACP de Banco Inbursa es de ‘bbb’, la cual refleja la opinión de la calificadora respecto al promedio ponderado del riesgo económico en los países en los que tiene exposiciones a través de su cartera de crédito–principalmente México (aproximadamente 85% del total de su cartera), Estados Unidos (10%), España (3%) y Brasil (2%). Un BICRA se clasifica en una escala que va de ‘1’ (el de menor riesgo) a ‘10’ (el de mayor riesgo). La clasificación de riesgo económico ponderado para estos países es ‘5’. En nuestra opinión, el riesgo principal para los bancos que operan en México es el riesgo económico. Esto se debe al bajo nivel de ingresos de la población (desde una perspectiva global) y al potencial descenso en la capacidad de pago en un entorno económico adverso.
Además, los bancos enfrentan desafíos de hacer préstamos basados en un marco legal en el que todavía se está estableciendo un historial sobre los derechos de los acreedores.
Sin embargo, los estándares de originación han mejorado. Asimismo, no se considera que esté presente ninguna burbuja de activos en la economía mexicana. El riesgo de la industria no es tan elevado debido a una regulación conservadora, pero la supervisión todavía debe fortalecerse.
Standard & Poor´s clasifica al gobierno mexicano como uno que brinda ‘respaldo’ a su sistema bancario debido a experiencias previas y a nuestra consideración de que tiene la capacidad para ayudar a los bancos a sortear sus problemas.

 

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here