El Tribunal Constitucional alemán aprobó la participación de Alemania en el Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede), el cual ya fue aceptado por el resto de los países de la eurozona y tiene como propósito combatir la crisis de la región.

El Mede debía iniciar operaciones desde julio pasado, pero grupos alemanes opositores al pacto argumentaban que la adhesión de Alemania supondría la pérdida de soberanía y debilitaría la supervisión del Parlamento sobre el dinero de los contribuyentes.

El tribunal alemán rechazó las quejas y señaló que la contribución de Alemania al Mede es constitucional, pero cualquier decisión que considere un monto mayor a 190,000 millones de euros debe ser consultada de manera previa con el Parlamento.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo que esta decisión manda una fuerte señal a Europa y demuestra la responsabilidad de Alemania por el futuro del euro.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, afirmó que ningún país por sí mismo puede hacer frente al futuro, “se necesita más Europa y dejar atrás la fragmentación y la ola de populismo y nacionalismo”.

Sólo faltaba la aprobación alemana al Mede para combatir la crisis de la zona euro y para que el Banco Central Europeo lleve a cabo un nuevo plan para comprar bonos de miembros endeudados de la eurozona, como España e Italia, con el propósito de disminuir el costo del financiamiento.

El Mede, con un margen de maniobra máximo de 780,000 millones de euros, se convertirá en el organismo financiero europeo, equiparable con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Alemania aportará el 38% total del Mede y el director del fondo permanente de rescate será el alemán Klaus Regling.

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, anunció la primera reunión del Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede) el próximo 8 de octubre en Luxemburgo, que coincidirá con el encuentro de ministros de Economía de la zona euro.

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here