Pese a ser uno de los países de América Latina que tiene el mayor volumen de creación de empresas, también tiene el más alto número de mortandad en la etapa temprana, porque no han logrado sortear lo que se ha denominado el “valle de la muerte”, que son las etapas iniciales de vida, por la ausencia de financiamiento adecuado para apoyarlas.
Mediante una coinversión entre Nafin y la Secretaría de Economía que detonará inversiones por 600 millones de pesos como capital semilla para empresa en fase inicial y que contribuirán a fomento de la cultura emprendedora y la innovación en los negocios.
Este es el componente que faltaba para completar el entorno general de apoyo gubernamental y mediante la banca de desarrollo a las empresas, expuso el director general de Nafin, Héctor Rangel Domene, quien anunció la creación de un certificado de capital de desarrollo para el mecanismo de capital semilla.
Por su parte Lorenza Martínez, subsecretaria de Industria y Comercio, hizo resaltar la importancia de este mecanismo de financiamiento, ya que se inserta en la parte más complicada para los emprendedores quienes tienen muchas nuevas ideas y llevan mucha innovación a los mercados, sin embargo no gozan de confianza o no cumplen los requisitos para acceder a recursos, dijo.
Es importante ir incorporando a los emprendedores en la cultura de gobierno corporativo, mediante los beneficios de tener socios y no ir solos en un proyecto, al cual el capital semilla incorpora mentoría, capacitación y acompañamiento, ya que por la fase en que se encuentran aplica en momentos de alto riesgo, agregó Martínez.

6 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here