Como parte de los acuerdos alcanzados en la reciente Cumbre del G20, México pondría a disposición del Fondo Monetario Internacional (FMI) hasta 10,000 millones de dólares mediante un acuerdo de préstamo bilateral, con el propósito de fortalecer la capacidad de crédito de la institución.

El Banco de México informó que, en la recién concluida Cumbre del G20 realizada en Los Cabos, México se comprometió a apoyar al FMI para contribuir a una recuperación más rápida de la estabilidad y de la capacidad de crecimiento de la economía mundial.

A esta iniciativa, señaló, se han sumado 37 países miembros del FMI, con lo que se asegura al menos la disponibilidad de 456 mil millones de dólares de recursos adicionales a través de líneas de crédito bilaterales.

El banco central puntualizó que estas líneas de financiamiento estarían disponibles una vez que el FMI utilice la mayor parte de los recursos con los que cuenta y que corresponden principalmente a las aportaciones de capital (cuotas) que los diferentes países han hecho al organismo.

En caso que el FMI haga uso de estos recursos adicionales se brindarían según las necesidades de los países y no de una región en particular, precisó.

Se compromete G20 a restablecer la confianza

Más allá de espectaculares anuncios, la Cumbre del G20 concluyó casi como había iniciado con el acuerdo de incrementar los recursos del FMI en 456 mil millones de dólares y con el firme propósito de restablecer la confianza para lograr el crecimiento y la estabilidad financiera.

Después de dos días de reuniones en el centro turístico mexicano de Los Cabos, Baja California, los jefes de Estado y de gobierno de países desarrollados y emergentes reconocieron que la economía mundial sigue siendo vulnerable, con el consecuente impacto negativo en la vida cotidiana de las personas en todo el mundo, lo que afecta en el empleo, el comercio, el desarrollo y el medio ambiente.

Sin embargo, se comprometieron a fortalecer la recuperación económica y hacer frente a las tensiones de los mercados financieros, con el propósito de fortalecer la demanda y restablecer la confianza para apoyar  el crecimiento y la estabilidad financiera, que lleve a la creación de puestos de trabajo.

Aunque para ello insisten en la implementación de reformas estructurales y regulatorias que permitan un sistema financiero más resistente.

Líderes logran acuerdos

En la Declaración de los Líderes del G20, que se reunieron los días 18 y 19 de junio, establecieron que los miembros de la zona del euro tomarán todas las medidas necesarias para salvaguardar la integridad y la estabilidad de la región, mejorar el funcionamiento de los mercados financieros y romper el ciclo de afectación entre la deuda soberana y los bancos.

Los países del G20 se comprometieron a asegurar la consolidación fiscal de las economías avanzadas, reforzar el crecimiento sólido y sostenible en las economías emergentes y a mantener la apertura comercial y evitar el proteccionismo que lleve a una nueva recesión.

Para ello, acordaron extender hasta 2014 la Cláusula Stand Still, que implica abstenerse de implementar medidas proteccionistas, lo que permite generar certidumbre en los mercados internacionales.

El propósito de incrementar los recursos al FMI es aumentar su capacidad de apoyo y préstamo para enfrentar crisis económicas, aseguraron.

También se comprometieron a mantener políticas monetarias flexibles, así como la estabilidad de precios.

Aunque los representantes europeos aseguraron que la actual crisis mundial no se originó en Europa y no pedían lecciones de cómo manejar la economía, los miembros del G20 y de organismos internacionales enfatizaron la necesidad de que los países de la zona euro logren mayor integración monetaria, fiscal y financiera,  para que contribuyan a la recuperación de la economía mundial.

Además del acuerdo para impulsar el crecimiento y fomentar la creación de empleos, los países desarrollados y emergentes del G20 se comprometieron a alcanzar la inclusión financiera, es decir a extender los servicios del sector a la población de menores ingresos.

De igual manera, acordaron promover mayor inversión pública y privada para estimular la agricultura, desarrollar tecnología e incrementar la productividad del sector primario para lograr la seguridad alimentaria.

También se comprometieron a impulsar el crecimiento verde con diversas medidas como la eliminación de subsidios a combustibles fósiles y la eficiencia energética, que permitan el desarrollo y la protección del medio ambiente.

Además de las reuniones trabajo entre los líderes de los países del G20 también se realizaron encuentros entre sindicatos, jóvenes y empresarios, en diversos foros paralelos como el L20, Y20 y B20, que presentaron sus propuestas para ser consideradas por los jefes de Estado y de gobierno.

Un grupo de trabajo dará seguimiento a los acuerdos alcanzados para que la presidencia del G20, que encabeza México, entregue los avances a Rusia, que a partir del 1 de diciembre próximo dirigirá por un año este bloque de países.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here