Arccanto es la banca de inversión dedicada a gestionar crédito y capital, así como a elaborar diagnósticos financieros a medianas empresas. Su nombre proviene de “arca” o “arcón” que, a decir de Víctor Calderón Cuevas, uno de sus fundadores, connota confianza. “Es un lugar donde queremos que los empresarios depositen su confianza y que tengan la certeza de que los vamos a cuidar”, afirma.

 Con un crecimiento anual superior al 40%; más de tres mil 500 millones de pesos de crédito colocados; alrededor de 800 empresas atendidas; y alianzas estratégicas con más de 70 fuentes de fondeo nacionales y extranjeras (bancos, Sofoles, Sofomes, arrendadoras, empresas de factoraje, Eximbank), Arccanto se coloca como la única banca de inversión en México, e incluso en Latinoamérica, enfocada al cien por ciento a atender empresas medianas. Por eso, desde 2008, tiene el reconocimiento internacional de Emprendedor Endeavor.

“La clave de nuestro negocio es la asesoría imparcial, pues no estamos casados con ninguna fuente de fondeo”, asegura Víctor Calderón Cuevas en entrevista con Fortuna. Agrega: “Se vale que me pongas a competir. Si tu crédito es mejor que el mío, no me pagas. Al final es un ganar-ganar. Si el cliente gana nosotros ganamos; si no, no ganamos”.

Arccanto atiende anualmente alrededor de 100 empresas, mismas que han reportado crecimientos promedio de 30% cada año. Para 2016, su número de clientes será 10 veces mayor. Colocarse como la banca de inversión número uno a nivel regional e incursionar en el mercado estadounidense, sus aspiraciones. La alianza que recientemente firmó Provicapital Partners –una banca de inversión regional con acceso a más de 140 fondos de capital privado y con oficinas en Ecuador, Colombia, México y Estados Unidos– abona a tal objetivo.

Por lo pronto, Café Punta del Cielo es uno de sus casos de éxito. La empresa mexicana dedicada a la producción y comercialización de café gourmet presenta crecimientos continuos de 40% anual y ya tiene presencia en el extranjero. Las 20 sucursales que tenía hace cinco años, cuando buscó el apoyo de Arccanto, rebasan ahora las 140.

Dos jóvenes empresarios, pero con experiencia de 14 años en la banca corporativa, lideran Arccanto, proyecto que opera al oeste de la ciudad. Otros 20 profesionistas, una mezcla entre seniors y juniors, integran el equipo. Y es que parte de la razón social de esta banca de inversión mexicana es “generar empleos”, ya sea de manera directa o indirecta. De ésta última, ya son seis mil los empleos logrados.

Impulsados por la idea de que con “dinero inteligente” una empresa pequeña puede convertirse en mediana, y una media en grande, Víctor Calderón y Arturo Merino, ambos egresados del Tecnológico de Monterrey, buscan que su negocio impacte en el Producto Interno Bruto (PIB) del país, pues “obviamente esto se va a reflejar a nivel global de la economía”.

Cuestionado sobre los obstáculos que enfrentan Arccanto y sus clientes en el contexto actual de la economía mexicana, Calderón Cuevas dice: “No sé si yo esté un poco sesgado, pero la verdad es que en el entorno empresarial en el que vivo, las empresas están en crecimiento. Por otro lado, si lo vemos desde la perspectiva de las fuentes de fondeo, los bancos en México, aunque en su mayoría extranjeros, son los más rentables a nivel mundial: ya vieron que es un buen negocio prestarle a las empresas pequeñas y medianas en México porque son muy buenos pagadores y hay un mercado virgen muy importante”.

Para el contador público, con especialidad en finanzas y maestría en administración, las principales dificultades son, más bien, la falta de información y de cultura financiera de las empresas medianas, así como el miedo de los empresarios a crecer.

Los diagnósticos financieros gratuitos que, a petición de la Secretaría de Economía, Arccanto ha realizado a aproximadamente 150 empresas mexicanas revelan que 80% han solicitado créditos, aunque sólo 8% lo han hecho a través de fuentes formales de financiamiento. Asimismo, que 60% de éstas tiene créditos inadecuados y que sólo 10% cuenta con políticas financieras.

Además, en México el “crédito” sigue siendo un “tema tabú” para muchos empresarios, quienes terminan desaprovechando las oportunidades del mercado. “Están como muy sesgados por todas las crisis y lo que pasó en otros años”. No obstante, asevera Calderón Cuevas, un “crédito bien estructurado puede ser tu principal aliado”.

Tres consejos para ser emprendedor:

Autoconocimiento. Sé crítico y analítico de tus fortalezas y debilidades. Ataca a éstas últimas. Calderón y Merino planearon dedicarse a la exportación de plata. En el proceso descubrieron que lo más importante en dicho negocio es el diseño. Como ninguno de los dos es diseñador, y sí, en cambio, ambos saben hacer crédito –se conocieron en la banca corporativa de Scotiabank–, optaron por crear una banca de inversión.

Asimismo, durante su paso por la Universidad, Calderón tomó clases de oratoria, baile y teatro, pues sabía que era introvertido y que le costaba mucho trabajo exponer y hablar en público.

Confía en ti y en tu sueño.          Los padres de Calderón y Merino fueron los primeros en oponerse cuando supieron que estos abandonarían su puesto en la banca corporativa, “el empleo y el sueldo soñados”, para arriesgarse a emprender su propio negocio. “Además, si fuera un buen negocio, alguien más ya lo hubiera hecho”, les dijeron. No obstante, Calderón y Merino siguieron adelante con su proyecto

Mitiga los riesgos mejor que los demás.        En el momento de emprender su propio negocio, Calderón y Merino eran solteros y tenían los suficientes ahorros para no disminuir su nivel de vida, por al menos un año, periodo en el que empezarían a hacerse de clientes.

(Fuente: Víctor Calderón Cuevas, socio fundador de Arccanto)

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here