El Banco de España confirmó que en el primer trimestre de 2012 la economía española muestra “la prolongación de la dinámica contractiva” del Producto Interno Bruto (PIB) con la que cerró el año 2011.

En su Boletín Económico de marzo, recordó que en el cuarto trimestre del año pasado la economía española reportó una caída del 0.3% en términos intertrimestrales, y aunque no precisa datos del primer trimestre de 2012 se confirma la misma tendencia negativa.

La institución precisó que en estos primeros meses, los indicadores que miden la confianza de los consumidores y de los comerciantes minoristas retrocedieron en enero y febrero hasta niveles del año 2010.

Entre los indicadores cuantitativos, las matriculaciones de vehículos particulares descendieron en febrero 3.9% interanual, con un nuevo retroceso intermensual del 0.4%, aunque de menor magnitud que en el mes previo.

El índice del comercio minorista, en enero, que vino acompañado de una intensificación de la caída intermensual, que se dispone de información más retrasada, registró una disminución interanual del 4.7%.

El indicador de ventas de bienes y servicios de consumo de grandes empresas, elaborado por la Agencia Tributaria, y también correspondiente a enero, siguió mostrando un retroceso interanual, pero algo menos pronunciado que en meses anteriores.

La inversión en bienes de equipo, los indicadores más recientes sugieren también una prolongación de la atonía de la demanda, y la producción industrial de estos bienes acentuó su caída en enero, hasta 6.5% interanual, con una tasa intermensual negativa del 1.3%.

El conjunto de indicadores contemporáneos relativos a la inversión en construcción apuntan a que la contracción de este componente del gasto habría seguido intensificándose en los primeros meses de 2012.

La caída en el número de afiliados a la Seguridad Social en este sector continuó acentuándose en febrero y alcanzó 16.6% en términos interanuales.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here