La Asociación de Compañías Afianzadoras (Afianza) prevé crecer este año sólo 5% debido a una menor inversión en infraestructura en el sector público durante el segundo semestre de 2012.

El nuevo presidente de Afianza, Juan Segura Warnholtz, informó que en 2011 el sector creció 17% y que las compañías afianzadoras en México asumieron riesgos por más de 484 mil millones de pesos.

Explicó que la diferencia en el crecimiento de este año comparado con el anterior se debe al cambio de administración federal, ya que el gobierno termina obras y disminuye su gasto en infraestructura.

Cada fin de sexenio se invierte menos en infraestructura, lo cual representa una limitante para las afianzadoras, debido a que 60% de las fianzas están con obras del gobierno federal y 40% en los gobiernos locales, indicó. Además de que el sector público representa 75% del negocio de las afianzadoras, por lo que buscan acercarse al sector privado para lograr su expansión.

A nivel nacional, las afianzadoras respaldaron contratos con un valor de 1.4 billones de pesos durante 2011, cifra que representa 10% de la actividad económica del país, destacó Segura Warnholtz.

Dijo que con estos recursos se respaldó a más de 170 mil empresas, de las cuales unas 150 mil son Pymes, que en gran parte contribuyen al desarrollo económico del país. La mayoría de las empresas a las que brindan garantías son del sector de la construcción y de proveeduría al gobierno.

El directivo afirmó que las fianzas son el más eficiente instrumento de garantía, ya que tan sólo el año pasado las afianzadoras pagaron 70% de las reclamaciones recibidas por más de seis mil incumplimientos y al 30% restante se apoyó para lograr acuerdos entre las partes. Por lo que, en total se pagaron o se ayudaron a resolver reclamos por más de seis mil 400 millones de pesos.

Segura Warnholtz indicó que el seguro de caución, que es analizado por el Poder Legislativo, complementará el negocio de las afianzadoras, que antes era considerado como una competencia desleal para el sector, pues se pretendía sustituir la fianza con dicho seguro.

Consideró que se necesita hacer modificaciones a leyes, reglamentos y prácticas de operación para dar mayor certeza a los beneficiarios, además de un marco legal y acuerdos entre las partes que permitan hacer el pago de reclamaciones un proceso más transparente y ágil.

Destacó el uso de la fianza electrónica, que se ha implementado con Petróleos Mexicanos (Pemex), con lo que se combate la corrupción y se busca desarrollar un mecanismo adecuado para que pueda aplicarse en todas las entidades del sector público.

Afianza, que agrupa a 15 empresas del sector, realizó su cambio de administración y eligió a Juan Segura Warnholtz como su presidente para el periodo 2012-2013, en sustitución de Enrique Murguía Pozzi. (Patricia Pazarán)

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here