Por Guadalupe Hernández

Moody´s Investors Service, agencia de calificación de riesgo, dijo este lunes que la calificación soberana de México de Baa1 mantiene perspectiva estable, lo cual refleja niveles moderados de deuda gubernamental y externa, un compromiso sólido de las autoridades con la disciplina fiscal y moderada vulnerabilidad ante choques externos.

Aunque consideró que la economía mexicana podría tener mejor nota crediticia, pero eso será cuando se lleven a cabo las reformas estructurales, lo cual impactaría positivamente las perspectivas de crecimiento, subrayó en su reporte anual sobre México.

Explicó que los factores estructurales restringen el crecimiento potencial del país, lo cual se refleja en un crecimiento tendencial inferior a 3.0 por ciento en términos anuales.

Y aunque México tiene un comercio relativamente diversificado, la creciente integración económica con Estados Unidos ha dado lugar a una elevada correlación. Ello hace que el país esté sujeto de una manera desproporcionada a los vaivenes registrados en su principal socio comercial, expuso.

Moody’s expuso que “existe limitada evidencia de que la inseguridad sea relevante en la agenda nacional y que dicha situación haya propiciado un deterioro en las perspectivas económicas, financieras o fiscales del país en el mediano plazo”.

La economía mexicana, agregó, reporta bajas tasas de crecimiento, y que los ingresos gubernamentales se ven afectados por una baja carga tributaria y su relativa dependencia en los ingresos petroleros; pero el desempeño fiscal ha estado caracterizado por déficits moderados, lo cual pone de manifiesto el elevado compromiso de las autoridades con la disciplina en la materia.

“México ha logrado mantener acceso a los mercados financieros aun en periodos de elevada volatilidad e incertidumbre global, y simultáneamente, las autoridades han mejorado el perfil de la deuda mediante operaciones de manejo de pasivos que, además de alargar el vencimiento promedio, han elevado la porción de deuda denominada en moneda local’.

Para Moody´s, la fortaleza crediticia del gobierno mexicano ha sido evidente, ya que las cuentas fiscales y los indicadores de deuda registraron sólo un modesto deterioro en 2009, a pesar de que la economía reportó una severa contracción en dicho año.

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here