El G20 logró el consenso de fortalecer al Fondo Monetario Internacional (FMI)  con recursos adicionales para evitar el contagio de la crisis de deuda soberana que enfrentan algunos países europeos y ayudar a naciones que se encuentran fuera de la zona euro.

Gerardo Rodríguez Regordosa, subsecretario de Hacienda y Crédito Público, dijo que falta determinar el monto necesario para fortalecer al organismo, aunque las estimaciones del propio FMI rondan entre 500 a 600 mil millones de dólares.

Indicó que se puede dotar de recursos adicionales al FMI de diferentes formas como el aumento de cuotas de los países miembros -su principal fuente de financiamiento-, préstamos bilaterales, entre otras.

En la reunión del G20 se destacó la necesidad de apuntalar a las instituciones globales para crear barreras que eviten posible contaminación a otras economías.

El funcionario precisó que el G20 –que agrupa a las principales economías desarrolladas y emergentes-  concluyó que no sólo se debe abordar el tema de los recursos y el fiscal para  resolver el problema de la economía global, sino también los relacionados con el tipo de cambio y precios.

Manuel Ramos Francia, subgobernador del Banco de México (Banxico), afirmó que el país puede ser impactado por los desequilibrios que afectan a la economía global, pero cuenta con fundamentales sólidos, como finanzas públicas sanas y estabilidad de precios, para enfrentar los choques externos.

Los funcionarios ofrecieron una rueda de prensa para dar a conocer los resultados del seminario “Reforma y Fortalecimiento de la Arquitectura Financiera” y la primera Reunión de Viceministros de Finanzas y Subgobernadores de Bancos Centrales del G20, efectuados entre el jueves y viernes de esta semana en la capital mexicana.

México, que ocupa la presidencia del G20 desde el pasado 1 de diciembre, tiene la responsabilidad de impulsar acciones que ayuden a mitigar los problemas y desequilibrios macroeconómicos y fijar medidas de mediano plazo para restablecer la confianza y recuperar el crecimiento sostenido, además de sentar las bases de un sistema equitativo y menos vulnerable y propenso a crisis.

Los funcionarios destacaron la importancia de fortalecer a los países europeos para que salgan de la difícil situación económica por la que atraviesan y evitar el contagio a otras naciones desarrolladas y emergentes, con el propósito de que no vuelva a suceder una crisis como la del 2008.

Rodríguez Regordosa recordó que el G-20 fue muy importante para enfrentar la crisis pasada, al establecer una política monetaria y fiscal para evitar caer en una situación más difícil, y pudo lograr una recuperación más vigorosa.

Aunque ahora México toma la presidencia con un panorama bastante complejo, que implica un gran reto y responsabilidad para facilitar y dirigir este foro, a fin de lograr las medidas operativas para estabilizar la situación económica y establecer las bases para el crecimiento futuro, precisó el funcionario de Hacienda. (Patricia Pazarán)

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here