Invex Banco prevé este año una lenta transición a una mayor estabilidad en los mercados financieros internacionales y en México pronostica que las elecciones presidenciales de julio afectarán poco el rumbo de la economía nacional, la cual se verá más influenciada por la evolución del exterior.

El director de Estrategia y Gestión de Portafolios de la institución, Rodolfo Campuzano, afirmó que las variables financieras del país tienen el anclaje suficiente para soportar “la incertidumbre electoral” y que México registrará un moderado crecimiento debido más al deterioro de la actividad económica internacional, que a los próximos comicios.

Consideró difícil que en el último año de la presente administración se aprueben las reformas estructurales que requiere el país para impulsar el crecimiento y hacer más competitivo a México, por lo que espera el próximo gobierno realice las reformas en materia fiscal, laboral, regulación de mercados, monopolios, energética y política.

La economía mexicana continúa con un sólido ritmo de crecimiento en comparación con países desarrollados y algunos emergentes, en un entorno de inflación y niveles de empleo estables, por lo que Invex prevé que el crecimiento del país podrá mantenerse por arriba de 3% trimestral anualizado durante 2012.

La inflación se ubicará este año en 3.6% debido sobre todo a los incrementos en los productos agropecuarios, los administrados por el gobierno y en la educación.

Aunque no descarta presión al tipo de cambio, Campuzano dijo que la solidez de la economía nacional permite estimar un rango de oscilación con un máximo alrededor de 13.60 pesos por dólar y una tendencia para el cierre de 2012 cercana a los 13.00 pesos por dólar.

Indicó que existe la tendencia a una mayor regulación a los sistemas financieros a nivel internacional, sobre todo en Europa, donde se analiza el impuesto a las transacciones financieras, la aplicación de Basilea III y la separación de la banca de inversión de la tradicional. El directivo de Invex descartó que en México se apliquen estas regulaciones en un año electoral.

Campuzano señaló que 2012 será el cuarto año de desapalancamiento en las economías desarrolladas; en Europa habrá una recesión por los efectos de la reciente crisis de deuda soberana y en Estados Unidos seguirá el elevado nivel de desempleo y la falta de alternativas para estimular la economía en la parte fiscal. En Asia habrá un crecimiento positivo y en los países emergentes un crecimiento restringido. (Patricia Pazarán, texto/ Rubén Darío Betancourt, fotos)

7 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here