El crecimiento no es suficiente por sí solo: el mundo necesita un crecimiento que respalde la creación de empleo, aseguró Christine Lagarde, directora gerentel del Fondo Monetario Internacional (FMI).

La funcionaria aseguró en Washington ante los ministros de Hacienda de los países que participan en el FMI que la principal responsabilidad de hacer frente a la crisis mundial recae en las economías avanzadas.

Los países de mercados emergentes y de bajo ingreso, dijo, están cosechando los frutos de políticas sensatas. Al actuar de manera mancomunada y rápida, el mundo puede hacer frente a la crisis de confianza de la economía mundial y retomar la senda de la recuperación, manifestó Lagarde.

En la sesión de apertura de las Reuniones Anuales de 2011 del FMI y el Banco Mundial, en la ciudad de Washington, Lagarde declaró que los riesgos se han agudizado drásticamente en medio de una recuperación débil y desigual.

 “Nuestro objetivo debe ser un crecimiento inclusivo que cree puestos de trabajo. Pero hoy corremos el riesgo de perder la batalla por el crecimiento”, afirmó. “Ante los oscuros nubarrones que se ciernen sobre Europa, y el enorme grado de incertidumbre en Estados Unidos, corremos el riesgo de que se desmorone la demanda mundial”.

 Lagarde realizó esas declaraciones durante la apertura oficial de las reuniones anuales que congregan a unas 10.000 autoridades, representantes del sector privado y de la sociedad civil, periodistas y académicos, y también brindan a los dirigentes económicos la oportunidad de examinar soluciones colectivas a los principales problemas que enfrenta el mundo.

9 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here