Dinero
Dinero

Las nuevas circunstancias macroeconómicas han llevado a la Secretaría de Hacienda a revisar las cifras que pueden afectar el crecimiento de la economía del país y por ello la dinámica de ingresos para presentar al Congreso un “presupuesto responsable”.

El subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda, Carlos Montaño, aseveró que la dependencia prepara un presupuesto responsable, sin gastar más de lo que se tiene y “buscando que el gasto sea lo que se puede, no necesariamente todo lo que uno quisiera, pero simplemente llegando a los límites que nos permiten los ingresos”.

“Estamos revisando las cifras y adecuando este presupuesto, para hacer un presupuesto, de nuevo, responsable”, sostuvo el funcionario en conferencia de prensa en la que dio a conocer la evolución del gasto corriente.

Montaño dijo que como todos los años la estrategia será conversar con los legisladores y exponerles las razones que el gobierno tiene sobre el presupuesto que presente y convencerlos que es la mejor alternativa.

“Si la Cámara de Diputados desea hacer modificaciones, estaremos ahí muy atentos para platicar con ellos y revisarlas en el entorno que hacemos todos los años junto  con nuestros compañeros legisladores”, indicó.

Evolución del Gasto Corriente

El gasto corriente en dependencias y entidades creció 4.6% en el periodo 2000 a 2011, debido sobre todo al aumento en los programas de subsidios que pasaron de 5.2% a 22.7%, así como al pago de pensiones, que subieron de 20.5% a 21.1%.

Los recursos públicos se destinaron principalmente a programas como Seguro Popular, Fondo Pyme, Oportunidades, Procampo, 70 y más, Estancias Infantiles, explicó Montaño.

Mientras que bajaron los gastos de operación, al pasar de 29.5% a 24.8%, y los servicios personales, de 44.6% a 31.4%, en el periodo de referencia.

Sin embargo, el gasto en servicios personales registró un crecimiento medio de 1.2% en todas las dependencias y entidades, principalmente en los  ramos de seguridad pública y nacional, que incrementaron 4% de 2000 a 2011.

Para compensar este aumento, las demás dependencias redujeron el gasto en servicios personales en promedio 1.8% durante el mismo periodo.

El funcionario puntualizó que mientras que en 2006 se destinaba sólo 15.1% del gasto programable a inversión, en 2011 se canaliza 24.6% a infraestructura.

Destacó el congelamiento de salarios aplicado desde 2002, así como la reducción de 10% al salario de los más altos funcionarios, decretada al inicio de esta administración.

La disminución salarial para secretarios, subsecretarios, oficiales mayores y jefes de unidad fue de 60.56%, en tanto que para directores generales, directores generales adjuntos, directores de área, subdirectores y jefes de departamento la reducción fue de 56.17%.

Entre 2000 y 2011, la plantilla de mando de las dependencias, sin incluir órganos administrativos desconcentrados, bajó 5%, de la siguiente manera: En los mandos superiores disminuyó 4%; en las plazas de subsecretario 7%, al pasar de 75 a 70 plazas, y de director general 11%, de 822 a 734 plazas.

En el nivel de mando medio (director general adjunto a jefe de departamento) se registró un crecimiento de1% en la plantilla total.

Los puestos de enlace, en los dos últimos años, se redujeron en 4,350 plazas y el personal operativo disminuyó 48.0% (57,131 plazas) en el período.

Según la Secretaría de Hacienda, la disminución de plazas se explica al alto promedio de antigüedad laboral de los empleados públicos que se han sumado a los programas de separación voluntaria y han accedido a la jubilación o la pensión.(Patricia Pazarán/Revista Fortuna)

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here