Simón Sacal, el joven fundador de International Healthy Snacks, una verdadera PYME mexicana, estaría a punto de recibir una inyección de capital de al menos 20 millones de dólares por parte del gigante del private equity, Carlyle.

¿Qué hizo Sacal para captar la atención del exigente fondo Carlyle? Desarrollar y patentar la tecnología para elaborar la primera botana saludable: un chicharrón a base de avena y arroz libre de grasa. Así nació Fit-Biz, en donde el Consejo Nacional para la Ciencia y la Tecnología (Conacyt) que dirige J.Enrique Villa Rivera así como Nafin a cargo de Héctor Rangel Domené  invirtieron 3.2 millones de pesos, que se convirtieron en 9.6 millones y que se recuperarán en breve para destinarlo a otras PYMES

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here