Salvador Zaragoza Andrade *

Hace apenas unos días, el presidente Felipe Calderón Hinojosa felicitó vía telefónica al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por el operativo que llevó al abatimiento del líder de la organización terrorista Al-Qaeda, Osama Bin Laden. El episodio, sin embargo, no borra el hecho de que hace apenas unas semanas el presidente Felipe Calderón realizó una tensa visita de trabajo a los Estados Unidos en medio de la crisis diplomática que generaron las revelaciones hechas por Wikileaks sobre los reportes del ex embajador Carlos Pascual.

En ese marco, Calderón afirmó al periódico: “The Washington Post” que la relación bilateral con la nación vecina del norte se dañó a raíz de los cables difundidos por Wikileaks, en donde el ex embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual, criticó el desempeño antinarcótico del gobierno mexicano.

Incluso el mandatario mexicano indicó que la filtración de los cables diplomáticos provocó alborotos dentro de su propio equipo de seguridad nacional y tensó la relación de trabajo con el embajador Pascual.

Felipe Calderón se quejó de las afirmaciones plasmadas en dichos cables acerca de la aversión al riesgo de militares mexicanos, y otros que reportaron una descoordinación entre dependencias de seguridad nacional, lo cual minó la cooperación bilateral. Fue en este contexto que Calderón le dijo a Pascual: “No me ayudes compadre”, frase que quedará para la historia de la relación México-Estados Unidos.

En un reportaje de contexto para la reunión bilateral que sostuvieron Obama y Calderón, la Agencia de Noticias: AP, señaló que además del asunto de Wikileaks, Calderón podría estar disgustado con el embajador estadounidense porque la novia de Pascual es hija de un adversario político, el líder priísta Francisco Rojas.

El vocero en materia de Seguridad del Gobierno Federal, Alejandro Poiré, minimizó lo publicado por la prensa de Estados Unidos, donde se informó que el presidente Felipe Calderón aseguró que le sería difícil confiar en Pascual, tras la difusión de los cables de Wikileaks.

Lo demás es historia conocida. Días después de la reunión bilateral, Carlos Pascual, presentó su renuncia ante el presidente Obama y la secretaria de Estado, Hillary Clinton. El documentó señaló que el embajador Pascual tomó la decisión de regresar a Washington basado en su deseo personal de asegurar la fuerte relación entre ambos países y evitar que cuestiones planteadas por el presidente Calderón pudieran distraer la atención de asuntos importantes para el avance, según Pascual, de “nuestros intereses bilaterales”.

Varias aristas tiene este tema. Primero: nos muestra que la relación México-Estados Unidos se encuentra en uno de los peores momentos de su historia. Deje usted de la inconformidad del gobierno mexicano por la presencia del embajador Carlos Pascual, que terminó cuando presentó su renuncia. Ahora enfrenta una relación tensa que en nada ayuda a la cooperación internacional y que le resta a legalidad a ambas fronteras.

Segundo: sumado a las revelaciones por parte de Wikileaks, los dichos y la renuncia de Carlos Pascual, el operativo: “Rápido y Furioso”, por medio del cual una agencia de Estados Unidos permitió el ingreso a territorio mexicano de armas de alto poder, sin un mecanismo mexicano que lo impidiera, fue concebido con una absoluta falta de respeto a nuestro país y a nuestras autoridades.

Tercero: Las reacciones han venido de menos a más. Desde que el agente John Dodson de la Agencia Federal del Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego, reveló que sus superiores le ordenaron dejar pasar rifles de asalto y otras armas, las cuales llegaban a manos de criminales mexicanos.

Al final qué es lo que se le reprocha a Pascual. Afirmaríamos que su pensamiento porque él no estaba haciendo una declaración pública a los medios de comunicación ni a nadie. Mandó un cable secreto a sus superiores en Washington diciendo lo que él piensa del Ejército Mexicano. Y si nos atenemos a lo que hemos vivido en los últimos cinco años, cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

*Productor y Locutor. Correo electrónico: szaragozaa@gmail.com

Twitter: @SalvadorZA

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here