Junta de Gobierno Banco de México / Foto: Archivo
Junta de Gobierno Banco de México / Foto: Archivo

Banco de México, por primera vez en su historia, publicó sus minutas sobre la junta de política monetaria. Dicha junta se efectuó el pasado 21 de enero. En su momento, se informó que la decisión fue mantener sin cambios, la tasa de interés interbancaria a 1 día, en 4.50%.

La publicación de minutas por parte del Banco Central, de acuerdo con un análisis del área de análisis de Banco IXE, añade transparencia a su conducción de política monetaria, siendo ésta una práctica generalizada en las economías avanzadas. Como se preveía, las minutas no identifican individualmente a las personas ni su sentido de voto.

En las minutas, se detallan debates, puntos de vista y elementos analizados entre funcionarios del Banco de México y la Secretaría de Hacienda. Cabe recordar que sólo tienen voto los subgobernadores y el Gobernador del Banco Central.  Las minutas muestran que la decisión de mantener la tasa de referencia en 4.50% fue unánime. Otros elementos de relevancia fueron:

  • Se reconoce una mayor recuperación económica en México y Estados Unidos.
  • Las mayores tasas de los bonos a largo plazo responden a un comportamiento que viene desde Estados Unidos y no reflejan alzas en las expectativas de inflación local.
  • El balance de riesgos sobre la inflación se ha deteriorado respecto a noviembre pasado, pero esto se matiza al afirmar que no hay presiones generalizada en la inflación. Además, todos los miembros de la Junta coincidieron en que para 2011 se prevé que la inflación continúe disminuyendo.
  • Dada la estrecha relación con Estados Unidos, no se espera un sobrecalentamiento de la economía mexicana en próximos años.
  • Se reconoció que una reversión de flujos extranjeros en los países emergentes podría afectar a México, y al mismo tiempo, se aceptó que la apreciación cambiaria ha contribuido a la inflación local. No obstante, no hay mayores indicaciones o preocupaciones extremas sobre mayor fortaleza del peso mexicano. Por el contrario, se debatió sobre una reversión de flujos financieros en países emergentes y la volatilidad por la crisis europea.
  • Un miembro mencionó que si bien la mayor competencia entre cadenas comerciales ha sido un elemento positivo para la inflación, la permanencia de este factor no está garantizada.
  • Un miembro mencionó que el cierre de la brecha del producto no implica en automático mayores presiones inflacionarias.
  • Todos los miembros opinaron que el aumento en precios de las materias primas, en especial alimentos y energéticos, representa un riesgo importante para la inflación local. Un miembro mencionó que los elevados precios de materias primas a nivel internacional tendrían consecuencias transitorias en la inflación y que hay poco que la política monetaria pueda hacer al respecto.

En cambio, mencionó que lo preocupante sería el deterioro en las expectativas inflacionarias y a la postre, en otras variables, incluida la inflación misma.

Banco de México ha dado un gran paso en la conducción de su política monetaria. La publicación de minutas ayuda a la eficiencia de los mercados.

De acuerdo a estas primeras minutas, destacamos que, por el momento, no hay mayores planes de una intervención para impedir la apreciación del peso mexicano; la brecha del producto se cerrará en 2011, pero esto no implica una subida de tasas en automático; en principio, los mayores precios internacionales de materias primas no causarán un aumento de tasas, mientras no afecten las expectativas inflacionarias.

Así, creemos que el escenario que más se refuerza es que la tasa de referencia en México permanecerá sin cambios, en 4.50%, hasta marzo de 2012.

11 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here