• Concentra el mayor crecimiento de ingresos y capacidad de gasto en EU, según un estudio de Bank of America
Tienda Louis Vuitton / Foto: Ben Sherman
Tienda Louis Vuitton / Foto: Ben Sherman

El mercado de la mujer se ha convertido en la tendencia de más claro y firme crecimiento en Estados Unidos, anunció David Blanco, jefe de estrategias de renta variable de Bank of America Merrill Lynch. Lo que modelará el ritmo de inversiones para los negocios que abastecen la demanda de dicho segmento.

Con base en estudios del área de investigación de la entidad financiera Blanco expuso que hoy mismo se ha mostrado con mayor capacidad de recuperación tras la crisis, de la cual resultó afectado en menor medida por el desempleo, con ello está aportando cada vez más recursos a los hogares.

Una de las tendencias más notables durante la reciente recesión es el gran incremento en la brecha entre las tasas de desempleo femeninas y masculinas. Casi la mitad de la caída en el empleo entre 2008 y 2009 se debió a pérdidas en sectores orientados a los hombres como el manufacturero y el de la construcción, los cuáles ahora representan menos de 10% de las nuevas plazas laborales en el sector privado.

Las mujeres, en cambio están mejor posicionadas para llenar las plazas en las que el Departamento de Estadísticas Laborales predice se centrará el mayor crecimiento para los próximos ocho años – como enfermeras o asistentes de salud para el hogar- y están obteniendo más licenciaturas que los hombres. Y mientras que la brecha salarial continúa, cada vez se vuelve más pequeña.

De esa manera las industrias que se verán beneficiadas por el crecimiento de la capacidad de consumo de dicho segmento, estima Blanco serán las de Artículos de consumo básico, como productos de belleza y los fabricantes de cosméticos. De igual manera, las de materiales envases y empaques que proveen a los mercados de fragancias y cosméticos.

Los consumidores de este grupo están cerca de sus años cúspide en ingresos y gastos, lo que  representa un buen augurio para categorías de gasto como vacaciones, tratamientos cosméticos, decoración y muebles para el hogar, agrega Blanco.

Las mujeres solteras que trabajan, también deberán gastar más en ellas mismas, considerando especialmente que cada vez se esperan más para casarse, lo que abre oportunidad para otro tipo de negocios como el de la salud, en particular los dedicados a la estética femenina y el  financiamiento de viajes y recompensas dedicados específicamente a dicho grupo.

12 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here