• Grandes consorcios eluden una excesiva exposición de información
  • Podrán sustituir a proveedores que recurran a terceros que facturen
  • Datos contables, entre otros, podría quedar abierta, no sólo la fiscal
Factura electrónica
Factura electrónica

Son muchas las expectativas en torno al inicio de operaciones de la factura electrónica, que desde este 2011 será obligatoria para empresas con ventas anuales desde 4 millones de pesos. Con esta disposición, las autoridades buscan la reducción de la evasión fiscal, que si bien ha caído, aún se encuentra arriba del 23 por ciento.

Para los contribuyentes la factura electrónica reduce varios riesgos y eso ha permitido a los más grandes corporativos haberse incorporado de manera decidida a este proyecto desde hace varios años. De manera paralela se experimenta un notable cambio en productividad, ahorro y eficiencia, además de una reducción en el uso de papel y el beneficio ambiental que ello representa, de acuerdo con una investigación publicada en la revista Negocios y Economía de Editorial Robles.

La factura electrónica deja de representar la incursión en un nuevo esquema de riesgos que los grandes consorcios han detectado de manera muy clara contra los cuales esperan vacunarse. La pregunta es qué le espera a las pequeñas y medianas empresas.

Para transitar a la facturación electrónica hay dos vías una es por medios propios, en la cual el contribuyente cuenta con la posibilidad de incluir en su plataforma tecnológica un sistema que relacionado con la contabilidad emita la facturación, la otra es que mediante la contratación de un proveedor autorizado de comprobantes fiscales digitales (PAC) que elabore las facturas.

Cuando se hace por medios propios, es relevante que el sistema disponga del sello digital, folios electrónicos y que emita de manera automática reportes mensuales de facturas electrónicas con la firma electrónica avanzada incluida en el documento. De esta manera, el declarante mantiene todo el tiempo su información dentro de los muros de control.

Es diferente cuando de se hace con un PAC, ya que mucha información sale de la esfera de control del contribuyente y llega a un tercero. Existe una posibilidad que, por su bajo uso, podría considerarse inexistente: introducir toda la contabilidad de la empresa en el portal que el SAT tiene para tales efectos. Pero esa es una “trampa”, que tiene baja posibilidad de éxito.

Desde hace cinco años la cadena comercial Chedrahui dejó establecido que “más que una obligación, es una necesidad de negocio recibir facturas electrónicas integrándolas de manera automática a su proceso transaccional en el menor tiempo posible.” A partir de entonces ha invitado a sus “socios comerciales a trabajar en un esquema de colaboración mutua para recibir los beneficios” que espera de ese sistema.

La facturación electrónica conlleva muchos beneficios para la operación de las empresas. El más importante es está relacionado con el factor humano, ya que elimina la captura de información con lo cual no hay posibilidad de error, que se convierte en un pasivo, señala el director de Sistemas de Infra, Marco Guadarrama.

Además, para los proveedores arroja otro beneficio, debido a que al ingresar la factura electrónica al sistema del corporativo, de manera automática se genera la factura de pago, agrega el ejecutivo.

Exposición excesiva de información

Si bien grandes consorcios han sido impulsores del proyecto y ganadores por sus beneficios, muchos de ellos han detectado grandes riesgos que podría acarrearles la operación de la factura electrónica con clientes y proveedores que no lo hagan por medios propios, sino con la participación de un tercero, ya que ahí ven una excesiva exposición de información interna como sería la contable, comercial e, incluso, listas de precios.

Trabajar con terceros ha causado a los grandes corporativos mucha fuga de información y siempre estamos evaluando qué tanta información estamos dispuestos a exponer, indica Guadarrama. De ahí que prefieran operar con empresas que emiten las facturas electrónicas por medios propios.

Las empresas líderes han trabajado e invertido mucho en desarrollar un “know how” que puede quedar expuesto cuando sus proveedores trabajan con terceros, por lo que sugerimos a las pequeñas y medianas empresas (Pymes) para que encuentren la manera de hacer la facturación electrónica por medios propios, señala el directivo de Infra.

Emitir la facturación electrónica por propios medios implica un beneficio adicional muy importante para ellos, agrega Guadarrama, ya que con un tercero el cobro de manera normal es por cada documento, es decir por cada factura emitida, mientras que hacerlo de manera autónoma, el costo se paga una sola vez. Entonces se logra un ahorro muy importante.

Plazo límite

De acuerdo con la miscelánea fiscal de septiembre pasado este mes de diciembre vence el plazo para que los contribuyentes emitan por medios propios las facturas electrónicas, por lo cual muchas empresas que no desean compartir con el SAT o algún tercero información que consideran de uso exclusivo, como son estrategias comerciales, plazos y periodos de cobro, entre otros, deberán obtener y emitir al menos un comprobante fiscal digital, informó Penélope Castro, ejecutiva del Consejero Fiscal.

Durante la presentación de una alianza estratégica de esta empresa consultora con IT Complements para apoyar a pequeñas y medianas empresas (Pymes) en su proceso de introducción de tecnologías que les permita estar preparadas para emitir facturas electrónicas en el 2011, se explicó que existen grandes preocupaciones por parte de empresas de todo tamaño en relación con la transferencia de información excedente que podría traer como consecuencia la transición de la factura tradicional a la electrónica.

De ahí que sea relevante para las empresas, particularmente las Pymes, estar en línea con las condiciones de revelación de sus operaciones y así asegurar su permanencia dentro del espectro de proveedores de los grandes corporativos, explicó el director de IT Complements Luis Fernando Osorio, que las grandes empresas cuentan con el software que les permite emitir facturas por medios propios y no recurren a proveedores autorizados de los comprobantes fiscales digitales (PAC).

La alianza estratégica entre IT Complements y el Consejero Fiscal permite a las pequeñas y medianas empresa disponer de un paquete de productos y servicios que asegura el correcto y completo cumplimiento de las disposiciones fiscales en condiciones de confidencialidad, seguridad e independencia, que además abre la posibilidad de incursionar de manera plena en el comercio electrónico.

El paquete motivo de la alianza entre ambas empresas mexicanas incluye, entre otros, un software para Pymes y personas físicas con actividad empresarial, así como consultoría, orientación, capacitación, actualización en materia fiscal, soporte técnico. Aunque “lo más valioso es sin duda, es el enlace directo con los corporativos” a quienes proveen”, expuso Osorio.

El conjunto de servicios y productos denominado Factrónica surge de una preocupación de más de 300 empresas líderes en México a los cuales IT Complements proporciona servicios para la emisión de facturas electrónicas por medios propios, que detectaron a su relación con sus proveedores como un factor de riesgo para sus políticas comerciales, indicó Osorio. Entre los corporativos a los cuales IT Complements proporciona servicios mencionó a Grupo ADO, Infra, Multipack y Sears.

7 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here