Las nuevas condiciones de la economía exigen mayor  transparencia en las finanzas de la  empresa. Un manejo ético y responsable representa, además,  un valor agregado para toda compañía que busca sobrevivir y crecer en medio de  los tiempos difíciles que vive la economía.

Antiguos estados financieros
Antiguos estados financieros

Factores como la inflación, la variación constante del tipo de cambio, la apertura y el cierre de grandes empresas así como el entorno social y político, en especial los comicios del 2012, han provocado que las compañías de todos los sectores se alleguen de información financiera cada día más completa que les permita adelantarse a escenarios adversos a su estabilidad, se publica en un artículo de la revista Negocios y Economía de Editorial Robles.

En estos momentos, el reto de los profesionales de las áreas financieras y contables de toda organización es proporcionar a sus accionistas información veraz, oportuna y significativa que incluya en sus notas adjuntas los riesgos que enfrentan, las posibles soluciones, los objetivos e inversiones a realizar.

De haber revelado de manera oportuna la información sobre sus posiciones financieras en el mercado de derivados, la historia de la controladora de tiendas de autoservicio, Comercial Mexicana, frente a sus acreedores tal vez hubiera sido distinta o, al menos, no se le habría acusado de opacidad y mala gestión.

Otra emisora del mercado de valores, QB Industrias, con participación en el sector de productos químicos, enfrentó severos problemas al no reportar – por omisión de sus administradores – posiciones en dólares que afectaron coyunturalmente sus resultados. Al final, los accionistas de la firma lograron demostrar que no estaban al tanto del problema pero mientras no se aclaró la situación enfrentaron problemas con las autoridades del mercado de valores.

Por ello, es fundamental que la información sea clara y detallada sin exagerar, contundente, formal y que explique, brevemente,   la situación financiera de la empresa.

Pero ¿cómo ser contundente y claro en la información? El análisis e interpretación de estados financieros no sólo es el conocimiento conceptual de los términos financiero sino que comprende un entorno económico amplio para la toma de decisiones.

Los estados financieros son los reportes finales que emiten los contadores públicos o los especialistas en análisis financieros; son los documentos que muestran, como si fuera fotografía, la situación económica de una empresa o negocio en un periodo o fecha determinada.

Dichos documentos se componen del balance general, el estado de resultados y el estado de cambios. En la situación financiera hay empresas o negocios que por el tamaño de operaciones o la importancia de sus operaciones e inversiones requieren mayor información anexa como es un estado de variaciones en el capital, flujos de efectivo, estado de costo de producción, entre otros; sin embargo, en esta ocasión, me enfocaré a los renglones básicos y a la forma en que deben ser interpretados con la ayuda de herramientas financieras básicas recomendadas para lectores no financieros.

El balance general muestra de forma estática y en una fecha determinada la información del patrimonio, deudas y capital del negocio, entendiéndose como patrimonio los activos integrados por recursos financieros con disponibilidad inmediata como: bancos, caja, cuenta por cobrar, inventarios, activos fijos como: autos, maquinaria, edificios, etc., Deudas integradas por pasivos a corto y largo plazo tales como: proveedores, acreedores, impuestos, préstamos bancarios, obligaciones laborales, etcétera; capital representado por las aportaciones realizadas por los socios o accionistas del negocio tales como: aportación inicial social, acciones, aportaciones para aumentos de capital, utilidades o pérdidas obtenidas en un periodo o varios periodos de año o meses, entre otros.

El estado de resultados muestra de forma dinámica los resultados obtenidos por la empresa o negocio durante un periodo; también refleja rubros como utilidad o pérdida; éste se compone de las ventas realizadas, costos incurridos por compras, gastos administrativos y de venta, otros gastos e ingresos obtenidos, intereses ganados o pagados, impuestos generados y por último la utilidad o pérdida obtenida. Así, este informe concentra una gran parte de las inquietudes del socio o accionista, incluso de proveedores, acreedores, personal y entidades de gobierno en materia a de impuestos.

El estado de cambios en la situación financiera muestra el origen y aplicación de recursos financieros realizados en un periodo por el negocio o empresa tales como: fuentes de financiamiento, inversiones, cuentas por cobrar, aplicación de deudas, etc., este estado es considerado como un flujo de efectivo.

Con estos tres estados es posible orientar a los lectores de estas fuentes de información de forma clara apoyándonos con herramientas de interpretación como son las razones financieras principales con mayor alcance y explicación de la información.

Por lo anterior se debe sugerir a los especialistas clasificar las razones financieras en:

1º.- Razones Estáticas.- Son las que expresan la relación que guardan partidas o grupo de partidas del estado de situación financiera.

2º.- Razones Dinámicas.- Son las que expresan la relación que tienen las partidas o grupo de partidas del estado de resultados.

3º.- Razones Mixtas.- Son las que expresan la relación que existe entre partidas o grupo de partidas del estado de resultados.

Sin enumerar limitativamente las razones financieras, a continuación menciono las más comunes en el análisis de la información financiera de una empresa, clasificadas en 3 grupos:

  1. Solvencia. Las que muestran índices de financiamiento o endeudamiento, coeficiente de utilidad, capitalizaciones a largo plazo, días de cartera promedio, índices de inversión de capital, entre otros, por lo cual estas son de las más empleadas por los analistas financieros para medir la capacidad de inversión y liquidez de la empresa.
  2. Estabilidad o estructura financiera. Muestran Índices de rentabilidad del capital contable, rendimiento sobre activos, o rentabilidad de las inversiones totales, margen de utilidad bruta, estudio de las ventas y estudio de la utilidad neta. Para los financieros estos indicadores tienen relevancia en el negocio pues denotan la posibilidad de continuar en marcha el negocio y su futuro prometedor.
  3. Rentabilidad. Indican el porcentaje de utilidades sobre el capital o las ventas, sobre acciones, etc.

En la aplicación, el analista debe tener cuidado de no determinar razones que no conducen a ningún fin, es decir, se deben definir cuáles son los puntos o las metas a las cuales se pretende llegar y con, base en esto, tratar de obtener razones con resultados positivos. De esta forma, el número de razones a obtener variara en línea con el objeto en particular que persiga el analista que es, sin duda, dar al lector de la información una explicación sobre el valor y significado de los resultados de forma clara y contundente permitiéndole la adecuada toma de decisiones.

Desafortunadamente, hoy en día pocos profesionales financieros se preocupan por dar realmente un valor agregado a la información que emiten y que es vital en la vida de una empresa o negocio.

Fernando León es Contador y consultor fiscal.  Consúltame y Sígueme a través de:

fleoncs@prodigy.net.mx
Twitter: @fleoncs

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here