Mark Zuckerberg, CEO de Facebook / Foto: Raphaël Labbé
Mark Zuckerberg, CEO de Facebook / Foto: Raphaël Labbé

El documento de 100 páginas que entregaron los accionistas de Facebook  a los inversionistas privados que participaron en la primera ronda para levantar el capital que impulsará al prometedor negocio de las redes social, se ha convertido en un legajo de miles de millones de dólares que muy pocos conocen. Después de que los accionistas que controlan Facebook aseguraron que no se convertiría en una compañía pública y que sólo optarían por el selecto private equity, la noticia de que sí realizaría una Oferta Pública Inicial (OPI) puso a girar la cabeza de los traders de Wall-Street quienes comenzaron a hacer cálculos sobre el rendimiento inicial que podrían dar las primeras acciones públicas de la compañía que, según la revista Time, cambió la forma de la comunicación entre las personas de todo el mundo. De hecho, la legendaria publicación estadounidense nombró como hombre del año  Mark Zuckerberg, el empresario de sólo 26 y creador de la red cuya sede se encuentra en Palo Alto, California. La cuenta regresiva para Facebook ya comenzó; si no se convierte en una compañía pública que se valuó en 50,000 millones de dólares antes de abril del 2012 entonces tendría que hacer pública su información. El problema es que el banco de inversión Goldman Sachs se decidió a tentar al joven Zuckerberg ofreciéndole 500 millones de dólares apenas como un aperitivo de lo que podría obtener si llega al mercado de valores. Sin embargo, la suspicacia aumenta porque, por ahora, sólo 500 accionistas – entre empleados, altos ejecutivos y, por supuesto, los inversionistas dirigidos por Goldman – podrán beneficiarse de la parcial apertura de la red social que hasta ahora había sido totalmente privada. La IPO de Facebook podría llegar hasta los 1,500 millones de dólares y se estima en Estados Unidos que sus utilidades en 2010 habrían superado al menos los 2,000 millones de dólares. La llamada Regla de 500 Accionistas de la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC), por sus siglas en inglés, es la que obliga a que Facebook revele su información antes de abril de 2012. Dicha regla de la SEC establece que si los activos de una empresa estadounidense rebasa los 1,000 millones de dólares entonces tendrá que comenzar el proceso para convertirse en una compañía pública.

En mayo de 2009, Zuckerberg declaró a The Wall Street Journal que Facebook no necesitaba capital para seguir creciendo. Ahora, sin embargo, la aparición de Goldman Sachs está cambiando las convicciones del joven genio que creó un gran negocio en un laboratorio universitario.

9 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here