Luego de que la crisis económica mundial produjo pérdidas de 22 por ciento en las exportaciones de América Latina, la región comienza a recuperarse lentamente; no obstante, México no forma parte de esa mejora, de acuerdo con un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe. Concentración del mercado, falta de planeación y una ausencia de políticas de fomento y desarrollo del sector mantienen al país a la zaga

Las exportaciones de México se rezagan en el mercado mundial, mientras que otros países de América Latina comienzan a recuperarse después del desplome “excepcional” que sufrió el sector entre 2008 y 2009, señala el informe El comercio internacional en América Latina y el Caribe en 2009, publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El documento, dado a conocer en mayo pasado, reporta que la crisis económica mundial de 2008 provocó una caída sin parangón en las exportaciones latinoamericanas en los últimos 72 años; no obstante, indica que a partir del segundo trimestre de 2009, el sector comenzó a recuperarse, debido al dinamismo económico de Asia, particularmente en el mercado chino.

Pero México ha quedado al margen de esta mejora, “lo que refleja la marcada asimetría de los flujos comerciales con China”, indica la Cepal. Datos de la Secretaría de Economía muestran que las exportaciones mexicanas han sido disímiles no únicamente con China, sino con casi todos los países, al estar concentradas en un 80 por ciento en el mercado de Estados Unidos.

En contraste, México dirige apenas el 6 por ciento de sus exportaciones al mercado latinoamericano, 4.6 por ciento para los países que integran la Unión Europea y 3.7 por ciento a Canadá, socio comercial de México junto con Estados Unidos desde 1994. China recibe apenas 1 por ciento de las exportaciones del país.

En tanto, las exportaciones de Latinoamérica al mercado asiático representaron el 12 por ciento del total regional, la participación en el mercado de Estados Unidos fue de 44 por ciento y en el de la Unión Europea de 15 por ciento durante 2008, de acuerdo con datos de la Cepal. Es decir, no hubo una concentración en un solo mercado, como en el caso mexicano.

El documento destacó, además, la “necesidad imperiosa” de diversificar las canastas exportadoras de los países latinoamericanos para que éstos no se vean afectados por los vaivenes de unos pocos productos.

Comercio concentrado y sin impulso

En México ?donde las exportaciones representaron el 27.8 por ciento del producto interno bruto tan sólo el año pasado?, el desplome económico afectó principalmente el sector minero y de hidrocarburos, en el que tuvo una pérdida de 38.7 por ciento entre 2008 y 2009, lo que lo situó como el quinto país más impactado en ese rubro, después de República Dominicana, Ecuador, El Salvador y Venezuela.

La Cepal menciona a dicho sector, junto con el manufacturero, como los más afectados por la contracción de las exportaciones. En éste, México tuvo una pérdida de 17.9 por ciento, mientras que la media regional fue de 20.4 puntos porcentuales. El sector agrícola y agropecuario reportó menores pérdidas, con apenas 1.8 por ciento para el caso mexicano.

Alfredo Castro Escudero, secretario general del Sindicato Nacional Único y Democrático de los Trabajadores del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), considera que este retroceso en el mercado internacional se debe al “fracaso del modelo”, que no ha logrado involucrar a un mayor número de empresas exportadoras nacionales en el proceso de producción y comercialización.

En opinión de Castro Escudero, el problema fundamental del comercio exterior mexicano “es que no es y no ha podido ser el motor de la economía nacional por esta ausencia de políticas gubernamentales a favor del financiamiento y promoción del comercio y de las empresas nacionales.

“Sin políticas de fomento, sin políticas sectoriales, sin una política general de desarrollo del comercio exterior y las empresas que lo involucran, los resultados son muy lamentables”, expresa. Tras 20 años de trabajo en la banca estatal, encargada de fomentar el comercio en el exterior, Castro Escudero considera que se trata de un problema estructural en el que ha faltado fomento y planeación del comercio en el ámbito internacional. Advierte que, de seguirse interrumpiendo en el país los esfuerzos de financiamiento, va a continuar la concentración en el mercado estadunidense, con la vulnerabilidad que ello implica.

Exportaciones en pocas manos

Escudero Castro señala también que el modelo actual de exportaciones sólo ha favorecido la concentración del mercado internacional en pocas empresas, muchas de ellas maquiladoras o ensambladoras, las cuales no han podido siquiera impulsar encadenamientos productivos en el país, lo que se traduciría en la creación de empleos.

En junio pasado, durante el XVII Congreso del Comercio Exterior Mexicano, la subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, Beatriz Leycegui, señaló que de las más de 4 millones de unidades productivas que existen en el país, únicamente 37 mil 500 incursionan en el ámbito internacional, y dentro de éstas, apenas 400 ?es decir el 0.01 por ciento? generan más del 80 por ciento de las exportaciones mexicanas.

Leycegui mencionó también que ocho estados del país concentraban más del 75 por ciento de las exportaciones del país. Destacó que México ha perdido presencia en el ámbito internacional, toda vez que el comercio exterior se redujo de 2.7 a 2.1 por ciento en los últimos ocho años.

Aunque la subsecretaria señaló que actualmente México mantiene acuerdos comerciales con 44 países, lo que permite un acceso preferencial de los productos mexicanos a 1 mil millones de consumidores en todo el mundo, en opinión de Castro Escudero la firma de tratados ha sido “sin ton ni son, sin una planificación bien hecha para ir asumiendo esos nuevos mercados, y los resultados son ésos, que el comercio está concentradísimo en un solo mercado”.

China, México y el comercio exterior

La Cepal señala que la desaceleración económica de 2008-2009 trajo como consecuencia la profundización del cambio de estructura que se estaba produciendo en el patrón exportador de América Latina. En este contexto, y tras la notable disminución de la participación de Estados Unidos, el continente asiático, pero particularmente China, aumentó su peso como socio comercial de la región. Tan sólo para 2008, el monto de las exportaciones de América Latina que llegaron a Asia fue de 105 mil millones de dólares, equivalentes al 12 por ciento de las exportaciones totales de la región.

El investigador José Salvador Meza Lora explica, en su artículo “La dinámica del comercio exterior de México y China”, que hay similitudes entre México y China en cuestiones comerciales. El texto, publicado en la revista de Bancomext Comercio exterior, en agosto de 2009, señala que ambos países han estructurado su comercio exterior en función de sus socios comerciales; no obstante, advierte que China apostó por la diversificación, mientras que México se concentró en atender sólo el mercado estadunidense.

Respecto de la relación comercial entre ambos, Meza Lora refiere que la penetración de China en el mercado mexicano ha sido mucho mayor que la que ha logrado ganar México en el país asiático. Mientras que las exportaciones mexicanas hacia China crecieron 6.5 veces entre 2000 y 2008, las de China hacia México crecieron 11.5 veces.

Irónicamente, aun cuando México sigue teniendo a China como un socio marginal, desde 2002 éste se convirtió en el segundo socio importador de México, sólo después de Estados Unidos. Por el contrario, para 2008 México se encontraba en el lugar 27 entre los proveedores de China, además de tener el déficit más alto de sus socios comerciales.

El informe de la Cepal menciona que la creciente relevancia de Asia en las importaciones de América Latina ha generado un déficit comercial con dicha región. “[Ello] ha incentivado a varios países de la región a evaluar la posibilidad de avanzar en la concreción de tratados de libre comercio con países de esa zona y ha contribuido a generar inquietud en torno a las consecuencias del alto nivel de importaciones de Asia, debido a su efecto en la competitividad de las industrias nacionales de la región”.

Pérdidas en exportaciones (2008-2009)

Sector Porcentaje de pérdida Porcentaje promedio regional Posición que ocupa México en la región
Agrícola y agropecuario 1.8 11.2 11
Minero y de hidrocarburos 38.7 30.4 5
Manufacturero 17.9 20.4 8

Fuente: Cepal

Distribución de las exportaciones de México

País/Región Porcentaje de exportaciones
Estados Unidos 80.07
América Latina 6
Unión Europea 4.6
Canadá 3.7
China 1.09
Tigres asiáticos (Corea, Taiwán, Hong Kong, Singapur) 0.67
Asociación Europea de Libre Comercio (Islandia, Noruega, Suiza) 0.4

Fuente: Secretaría de Economía

Variación de las exportaciones en América Latina

Sector 2007 2008 2009
Agrícola y agropecuario 22.1% 20.8% -11.2%
Minería y petróleo 12.6% 24.2% -30.4%
Manufacturero 11.5% 11.1% -20.4%
Total 12.9% 16.1% -22.6%

Fuente: Cepal

1 Comentario

Comments are closed.