La marca alemana lanza un automóvil inteligente que se encargará de que usted y su familia lleguen sanos y salvos a su destino

 

Cuando en 1917 el ingeniero Max Friz desarrolló para la marca bávara BMW un motor de alta compresión para aviones, jamás se imaginó que daría inicio a una de las compañías de autos con mayor tradición a nivel mundial.

Después de 93 años de existencia, BMW ofrece la nueva serie X1, que como ya es costumbre en la marca, cuenta con la agilidad y elegancia como los elementos base del diseño de este nuevo vehículo de cinco puertas, el cual asombra por su exclusivo gusto, una conducción ágil, versatilidad y eficiencia.

El modelo compacto de la gama X de BMW se ha colocado en la cima en cuanto a seguridad se refiere. En la prueba reciente de choque Euro NCAP, el BMW X1 logró la máxima calificación de 5 estrellas al conquistar al jurado con su amplio equipamiento de seguridad de serie y una efectiva protección para los pasajeros en los tipos de colisiones más diversos.

Debido a la obtención de la máxima calificación en esta materia, el BMW X1 ratificó el alto nivel del concepto de seguridad desarrollado para los modelos BMW X.

¿Qué tienen de especial estos vehículoss? La estructura de su carrocería extremadamente estable ofrece las condiciones ideales para que la cabina se mantenga lo más intacta posible incluso en colisiones graves.

Las fuerzas que actúan en una colisión son desviadas por los recorridos de carga claramente definidos de las estructuras portantes y son absorbidas con la ayuda de zonas de deformación de generosas dimensiones.

Y para brindar mayor seguridad a sus ocupantes la cabina está equipada con  bolsas de aire frontales, laterales y de cortina, las cuales cumplen con la función de proteger al conductor y a los pasajeros contra lesiones.

También vienen de serie los retractores y limitadores de tensión de los cinturones de seguridad para los asientos delanteros, así como sistemas ISOFIX para la sujeción de asientos de niños en la parte trasera.

Los sistemas de retención son controlados por un circuito electrónico central de seguridad, que evalúa el tipo y la intensidad del accidente y activa los elementos de protección más eficaces para cada caso.

Otra de las características imprescindibles del BMW X1 es el Sistema de Control Dinámico de Estabilidad (DSC), el cual está conectado en red con el sistema de tracción total inteligente BMW xDrive.

Mediante este sistema, las ruedas captan de inmediato cualquier desliz y el sistema es capaz de variar la distribución de la fuerza en fracciones de segundo.

El control preciso y el alcance de las funciones del sistema -incluyendo el asistente de frenado, la ayuda de freno en curvas y el modo de tracción DTC (Control de Tracción Dinámico, por sus siglas en alemán)- garantizan una manipulación segura y fácil de controlar, incluso en situaciones de exigencia, lo cual contribuye a reducir determinantemente el riesgo de accidentes.

Además, el BMW X1 también incluye un indicador de avería de llantas que advierte al conductor oportunamente sobre la pérdida de presión en cualquiera de los neumáticos.

Cuatro son las versiones que están disponibles para el público. Los precios van de 35,800 dólares en su versión xDrive25iA, la más básica, a 45,300 dólares en la versión xDrive28iA TOP, aunque todas las líneas vienen con un motor de 6 cilíndros y 4 válvulas.

Sin embargo, la gran diferencia en las versiones se registra en la potencia, ya que las dos primeras alcanzan 218 HP y las dos siguientes los 265 HP.

Sin duda, la BMW X1 logra su ventaja gracias a un concepto de estilo, potencia y de seguridad implementado de manera constante, tal como se hace en todos los vehículos pertenecientes a la gama de BMW.