La Auditoría Superior de la Federación deja al descubierto una más de las irregularidades cometidas en Fonatur durante la administración de John McCarthy: un probable daño patrimonial a la hacienda pública por casi 40 millones de pesos, por la venta de terrenos subvaluados

En su informe de 2006, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) deja al descubierto un posible daño patrimonial a la Hacienda Pública en que habría incurrido el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur): el organismo dependiente de la Secretaría de Turismo enajenó seis lotes en Litibú, Nayarit, a un precio inferior al valor mínimo establecido por su política de comercialización. Con ello, dejó de percibir 35 millones 359 mil 819 pesos.

De acuerdo con información obtenida por medio de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información, los terrenos fueron cedidos entre el 24 de julio y el 1 de septiembre de 2006, durante la gestión de John McCarthy. Uno de los terrenos fue vendido a Servicios Financieros del Yucatán; el resto, a Inmobiliaria Fadesamex, por un total de 450 millones 263 mil 220 pesos.

En el último año de McCarthy como director de Fonatur, se registraron ingresos por 2 mil 73 millones 773 mil pesos por la enajenación de 212 lotes en los Centros Integralmente Planeados (CIP) en todo el país. Diez de ellos fueron de Litibú y contribuyeron con un 45.4 por ciento del total, el mayor porcentaje de participación en las ventas.

Ambas empresas –Inmobiliaria Fadesamex y Servicios Financieros del Yucatán– cuentan con capital de origen español. Adquirieron la totalidad de los bienes inmuebles comercializados en el CIP de Litibú, con una superficie de 432 mil 998 metros cuadrados por mil 8 millones 939 mil pesos y con uso de suelo para club de playa, hotelero y residencial.

La Auditoría concluye que, en seis de los terrenos vendidos en los CIP de Litibú, el Fonatur no tomó en cuenta que el valor mínimo de enajenación de bienes inmuebles es el del avalúo vigente más el 6 por ciento por comisión. Además, no se cuenta con los contratos que avalen la venta de lotes a Inmobiliaria Fadesamex. La dependencia indicó a la ASF que “la oferta de adquisición y la carta de aceptación hacen las veces de contrato”.

A través del oficio DAC/OCO/604/2007, fechado el 7 de diciembre de 2007, la dirección adjunta de Comercialización de Fonatur informó a la Auditoría que el valor unitario mínimo de venta es el importe que se toma de referencia para realizar las operaciones. Bajo ese esquema, argumentan, vendieron por arriba de lo establecido en la política de comercialización; no obstante, ese importe fue disminuido en un 29.9 por ciento, de acuerdo con los datos del avalúo.

Otros CIP

Ante las inconsistencias detectadas en Litibú, la Auditoría amplió la muestra de selección, donde encontró las mismas irregularidades en 18 lotes: cinco de ellos, en el CIP de Cancún; nueve, en Bahía de Huatulco, y cuatro, en Ixtapa. Por la venta de dichos terrenos por debajo del valor de su avaluó el Fonatur dejó de percibir 4 millones 5 mil pesos.

Por medio del oficio DAC/OCO/605/2007 del 10 de diciembre de 2007, la dirección adjunta de Comercialización indicó a la Auditoría que a los lotes que adquirieron Inmobiliaria Galibe, Eduardo Albor Villanueva y Del Río Inmobiliaria y Asociados se les aplicó el mismo criterio que en Litibú.

Mientras, los bienes inmuebles adquiridos por Alejandro García Hernández, Floriberta Salinas Benitez y Bertina Hernández Salinas pertenecen al programa de comuneros y, en el caso particular de estas tres operaciones, al tener una superficie mayor a 150 metros cuadrados, por acuerdo de Comité Técnico de la dependencia, se les podía dar a título gratuito a cada uno esa superficie y se le cobraría la diferencia.

Fonatur falsea información

En 2006, el Fonatur se propuso construir cinco escalas náuticas. De acuerdo con lo reportado en la cuenta pública 2006, al término del año la meta fue alcanzada en ciento por ciento; no obstante, al revisar la documentación, la ASF constató que el dato reportado es incierto, ya que no existe evidencia documental de que dichas escalas estuvieran en operación por la empresa operadora Singlar.

Ante ello, la dependencia argumentó a la ASF que el indicador de resultados relacionado con las escalas náuticas se refiere a la construcción y no a la operación de dichas escalas; para tal efecto, proporcionó actas circunstanciadas de entrega-recepción de cuatro de las cinco escalas que Fonatur reportó como concluidas.

De la quinta escala, el Fonatur proporcionó un escrito en que explica la situación de los trabajos de ésta, lo que confirmó a la ASF que no se concluyeron las obras y, por lo tanto, el dato que reportó la dependencia de cumplimientos de metas es falso.

La sanción

Octavio Martínez, presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados, dice que, ante la pérdida de recursos públicos, al interior de la comisión estudian la posibilidad de iniciar un procedimiento jurídico contra quienes vendieron los terrenos a bajo precio, para que expliquen cuál fue el método de enajenación, y sancionar a quien resulte responsable.

Respecto de la escalera náutica, agrega, la Cámara de Diputados tiene conocimiento de 11 escalas concluidas. Se tendrá que precisar si siete fueron construidas en 2007, toda vez en 2006 sólo se terminaron cuatro, según la ASF (aun cuando el Fonatur reportó cinco escalas terminadas).

“Fonatur no sólo falseó información: también desvió recursos públicos, porque informó a la federación y al Congreso la construcción de cinco escalas náuticas, cuando únicamente en 2006 se realizaron cuatro; habrá que investigar dónde están los recursos de esa escala reportada como concluida”, dice el legislador del Partido de la Revolución Democrática.

Elías Espinoza, miembro de la Comisión de Turismo, considera que la dependencia debe aclarar las anomalías. Agrega que para evitar se comentan más irregularidades con la venta de terrenos, se tienen que tomar decisiones colegiadas, donde participen autoridades estatales y municipales y no sólo la entidad federal.

Espinoza explica que –cuando empezó el boom de los centros turísticos en México–, con el fin de generar las condiciones necesarias de infraestructura y atracción de inversionistas, estados y municipios cedieron terrenos para que Fonatur los comercializara; sin embargo, considera, los tiempos han cambiado, y ya esa parte se le tiene que dejar a los gobiernos locales, que están más en contacto con las necesidades del lugar.

Obra pública

En 2006, Fonatur ejerció un presupuesto de 2 mil 378 millones 280 mil pesos, de los cuales destinó 1 mil 526 millones 417 mil pesos a inversión física en los programas y proyectos que tiene a su cargo. En la Escalera Náutica y el CIP de Litibú se concentró la inversión, la cual ascendió a 1 mil 80 millones 573 mil pesos, 70.8 por ciento del total.

De acuerdo con la Auditoría, la dependencia ejerció 758 millones 455 mil pesos en la Escalera Náutica; en tanto, en Litibú se invirtieron 322 millones 118 mil pesos para la realización de estudios, proyectos y obras en Bahía de Banderas y Compostela.

Para la Escalera Náutica se realizaron obras y equipamiento marítimo, muelles y gasolinera, obras para grúa de pórtico y marina seca, edificación y urbanización en las escalas náuticas de Santa Rosalita, Baja California; La Paz, Puerto Escondido y Santa Rosalía, Baja California Sur; Puerto Peñasco, Sonora; Topolobampo, Sinaloa; San Blas, Nayarit; así como la perforación y equipamiento de pozo profundo para el abasto de agua potable y la urbanización del polígono de Litibú, Nayarit.

A fin de verificar el cumplimento de las metas presupuestarias, la Auditoría revisó los estados financieros dictaminados y el Proyecto de Inversión de Escalera Náutica del Mar de Cortés, donde establece desarrollar infraestructura para su venta.

Sin embargo, la meta alcanzada fue inferior al 12 por ciento de la meta original.

Terrenos vendidos en el CIP de Litibú (Miles de pesos)

Número de lote

Superficie metros cuadrados

Precio neto de venta

Valor mínimo de enajenación

Diferencia

Servicios Financieros del Yucatán

L 17

51,177.71

107,274.6

113.921.6

-6,647.0

Subtotal

51,177.71

107,274.6

113.921.6

-6,647.0

Inmobiliaria Fadesamex

L 3

56,446.08

133,824

143,598.8

-9,774.8

L 4

53,369.83

114,725.1

118,801.2

-4,076.1

L 5

50,897.04

120,909.7

129,482.1

8,572.4

L 7

46,918.96

88,974

94,494.8

5,520.8

L 7-A

7,854.23

18,379.9

19,148.6

-768.7

Subtotal

215,486.14

476,812.7

505,525.5

-28,712.8

Total

266,663.85

584,087.3

619,447.1

-35,359.8

Fuente: Auditoría Superior de la Federación

Variación entre precio metro de venta y valor mínimo de enajenación (Miles de pesos)

Cliente por CIP

Superficie metros cuadrados

Precio neto de venta

Valor mínimo de enajenación

Diferencia

Cancún, Quintana Roo

Inmobiliaria Galibe

15,924.36

23,448.6

25,150.9

-1,702.0

Idelfonso García Gutiérrez

769.58

1,743.9

1,998.9

-255.0

Zahia del Rocío Bahsoun Gutiérrez

372.30

944.9

1,001.4

-56.5

Elsa Miriam Cortés Franco

377.84

875.6

9,767.9

-101.4

Bi and Di Reale Estate de México

6,808.44

14,706.2

15,442.8

-736.6

Bahía de Huatulco, Oaxaca

Eduardo Albor Villanueva

5,054.96

3,548.6

3,911.5

-362.9

Del Río Inmobiliaria y Asociados

661.34

255.2

532.8

-277.6

Alejandro García Hernández

202.54

25.2

68.7

-43.5

Floriberta Salinas Benítez

165.71

7.5

49.2

-41.7

Bertina Hernández Salinas

240.00

43.2

71.2

-28.0

Carlos Ramos Bastidas

240.00

43.2

71.2

-28.0

Martha Santos Bastidas

240.00

43.2

71.2

-28.0

Nemorio Hernández Salinas

240.00

43.2

81.9

-38.7

Gonzalo Bastida Pascual

240.00

43.2

71.2

-28.0

Ixtapa, Guerrero

GLM Inmobiliaria

4,879.50

3,110.7

3,362.0

-251.3

Juan Ernesto Huttanus Tazzer

444.89

144.6

153.3

-8.7

Araceli Téllez Vázquez

88.87

31.1

33.0

-1.9

Jesús Hernández Sandoval

650.45

536.6

551.6

-15.0

Total

37,600.78

49,594.7

53,599.8

4,005.1

Fuente: Auditoría Superior de la Federación


3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.