BMV toma respiro y peso avanza en medio de optimismo global

Las bolsas de valores alrededor del mundo registraron niveles máximos en las primeras horas de operación de este lunes, mientras que los rendimientos de la deuda gubernamental de Estados Unidos, que mueve las tasas de interés de este mercado a nivel global, operaban cerca de mínimos de tres meses, en respuesta a una menor preocupación de temores por repuntes inflacionarios.

Esto sucede también en la víspera de la reunión de esta semana de la Reserva Federal de EU.

En México, los mercados financieros exhibían movimientos mixtos: por un lado, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) tomaba un respiro después de acercarse a máximos no vistos desde 2018 y perdía 0.22%, en las 51,172.26 unidades, aunque el peso avanzaba ligeramente frente al dólar.

En un mercado de operación continúa, la cotización alcanzó en la sesión overnigth un mínimo de 19.84 y un máximo en las 19.94 unidades por dólar; en la primera hora del remate del lunes ubicaba un nivel de 19.90.

En los mercados internacionales, los futuros del S&P subían un 0.1% luego de que el mercado consideró, en principio, que los datos de inflación de Estados Unidos de mayo, con un crecimiento de más de 5% a tasa anual, y el aumento de los precios de fábrica en China serían temporales o manejables, en medio de una percepción de Política Monetaria moderada de parte de los principales bancos centrales, con una recuperación económica en marcha.

El retorno del bono del Tesoro de Estados Unidos a 10 años se situaba en 1.5%, mientras los inversionistas se mostraban aparentemente menos agobiados por la inflación.

El Nikkei cerró con alza de 0.7 por ciento.

El polémico bitcoin se aferraba a las ganancias del fin de semana, en 39,267 dólares, cuando Elon Musk, propietario de Tesla, señaló la posible reanudación de transacciones de su compañía utilizando el token.

Economistas han dicho que de continuar un ritmo acelerado de alza en la inflación de EU la Reserva Federal de EU podría elevar sus tipos de interés antes de lo previsto, frenando la recuperación mundial.

Hay varios factores que explican este repunte de la inflación siendo el más notable el efecto base, con un desplome de la inflación no visto en décadas ante el fenómeno de la Pandemia.

Además, los cuellos de botella en la producción de ciertos bienes intermedios clave -como semiconductores y algunas materias primas- hay un factor que puede aumentar la demanda agregada de manera brusca y más permanente y que es lo que más preocupa de cara a un impacto inflacionista: el fuerte impulso fiscal en Estados Unidos, en buena parte concentrado en el corto plazo.

Las autoridades monetarias, tanto en Estados Unidos como en Europa (donde la amenaza es mucho menor), no parecen estar de momento excesivamente preocupadas.

Los próximos meses serán clave para comprobar si el escenario de normalización gradual de la inflación se confirma”, dijo hoy en un reporte el banco global BBVA.

Artículo anterior“Hay que esperar al dictamen”, dice AMLO sobre publicación del NYT
Artículo siguienteComienza a ceder morosidad de banca en abril

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí