Oportunidades en medio de la crisis

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 32 segundos

Queridos lectores: la oportunidad, esa pequeña puerta que se abre mientras las otras se cierran, tal vez ni siquiera sea una puerta sino más bien una ventana donde apenas cabes. La oportunidad es ese rayo de luz en medio de la noche obscura, el vaso de agua en el desierto, la gasolina para encender el motor. La oportunidad a algunos se les dio de más y la desaprovecharon, mientras que a otros se les dio con precariedad y lograron multiplicarla.

La oportunidad tiene muchas caras, no viene de una misma forma, no tiene el mismo color para todos, viene en diferentes empaques; para algunos puede ser una persona, para otros puede ser una circunstancia. Lo importante no es cómo venga, sino cómo la agarramos, incluso tal vez no se trate de agarrarla, ni mucho menos esperarla, mas bien pudiera tratarse de crearla. ¿Por qué digo eso? Porque se nos puede ir la vida esperando a que una puerta se abra cuando lo que teníamos que hacer era tumbarla a patadas para pasar.

Los negocios funcionan y crecen por personas visionarias que toman cada oportunidad para impulsarse, personas con los ojos y la mente abierta que observan los cambios, siguiendo las tendencias, pero sobre todo aprovechan las crisis y todo tipo de condiciones aún cuando no sean las más propicias y estén en su contra.

La crisis es el campo donde se cosechan las oportunidades, bien dijo Einstein:

“La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar ‘superado’. Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones. La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia”.

Estamos entrando a un mundo pos-pandemia aún más complejo del que nos tocó vivir durante los últimos años, amenazas están surgiendo por todos lados: nuevos fantasmas de recesión económica, la inestabilidad en mercados financieros, la crisis alimentaria causada por la guerra, nuevas enfermedades apareciendo, tensiones bélicas en Europa, cambios políticos sucediendo en todo el mundo, problemas energéticos, desabasto de agua, cambio climático, etc. Estos y muchos más problemas son los que estaremos enfrentando los próximos meses.

Es nuestra decisión cómo queremos enfrentar cada una de estas circunstancias. En nosotros está ver cada uno de estos problemas como crisis, o como oportunidades. Es muy posible que en nuestras manos se encuentren innovaciones creativas para problemas complejos, pero no nos atrevemos a dar el siguiente paso.

Si algo es cierto es que las reglas del juego están cambiando y el mundo se esta reconfigurando. Mientras unos caen, otros nuevos jugadores surgen y es ahí donde debemos de entrar nosotros con innovación y soluciones.  El mundo ya no le pertenece a los más grandes, ahora es de los más rápidos sin importar el tamaño que tengan. Antes se tenía el pensamiento de que el pez más grande era el que se comía al más pequeño, pero este paradigma cambió con la llegada de las startups de Silicon Valley: pequeños emprendedores disruptivos que exploraron nuevos mercados y a su paso transformaron industrias completas, obligando a los conglomerados más grandes a adaptarse a los cambios, porque su otra opción era desaparecer. Tal fue el caso de Netflix VS Blockbuster, Instagram VS Kodak, Tesla VS Toda la industria automotriz, Canva VS Photoshop, entre muchos ejemplos más.

Todos estos nuevos jugadores están apareciendo y están dispuestos a llevarse todo. Solamente en el último trimestre, el gigante del streaming Netflix, anunció que por primera vez dejó de crecer, llevando a sus acciones a caídas records, de la misma forma lo anunció Facebook ¿A qué se debió estas caídas? A los nuevos competidores que todos los días aprovechan las crisis para crecer.

Nuevas oportunidades surgen a diario, pero no todos estamos preparados para aprovecharlas: el fin de la pandemia, la llegada de los NFTs, las criptomonedas, el sport trading, la explosión de las fintech, el crecimiento exponencial de la educación online y los grandes fondos de capital dispuestos a invertir en nuevos emprendimiento. Todo esto esta creando un nuevo ecosistema de oportunidades únicas y están llevando al mundo a una nueva era donde la riqueza esta más cerca de lo que hemos pensado… Pero no todos están preparados para aprovecharla.

La pregunta clave es ¿por qué no estamos listos? Existen diferentes factores, desde temas generacionales, intelectuales, apego a lo viejo, dificultad para adaptarnos, falta de educación y entrenamiento, entre muchos otros más. No obstante, el más importante desde mi punto de vista tiene que ver con algo más irracional que racional: el temor.

Así es, el temor es el obstáculo más grande que tenemos que superar si queremos aprovechar nuevas oportunidades, porque el temor nos paraliza, nos mantiene en nuestra zona de confort, no nos permite ver más allá de lo que ya tenemos en las manos, por lo tanto, nos enjaula y en lugar de ayudarnos a proteger lo nuestro, nos deja desprotegidos. No se trata de ser valiente todo el tiempo, pero sí se trata de enfrentar nuestros temores y uno de esos grandes miedos que tenemos es el temor al cambio y al riesgo, pero te diré algo importante: si no cambias, tienes el riesgo de que el mercado te cambie y esto puede suceder más pronto de lo que imaginas.

Para luchar contra el temor debes de empezar alimentando tu intelecto, porque lo que más alienta al temor es la ignorancia, pero a medida que la falta de conocimiento va desapareciendo, el temor junto con ella.

¿Estas listo para aprovechar cada oportunidad, o dejarás que el miedo te mantenga en tu zona de confort?

Nombre de la columna: Lorem Ipsum Business

Nombre completo: Ángel Efraín Olguín Flores

Instagram: angel_e_olguin

Twitter: angel_e_olguin

Cargo: CEO de Sistema LAM – Consultor de negocios y emprendimiento.

Artículo anteriorLos jóvenes serán el futuro del Metaverso y la industria del Gaming
Artículo siguientePosiciones clave.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí