Economía pierde dinamismo en junio: índices adelantados

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 18 segundos

El resultado sugiere que la economía ligada al comercio interno y los servicios se expandió al cierre del segundo trimestre, no así el sector manufacturero

Los Indicadores IMEF Manufacturero y No Manufacturero de junio detuvieron el dinamismo marcado en mayo, donde el IMEF Manufacturero colocó inclusive debajo de la zona de expansión (50 puntos), mientras que el No Manufacturero, representado por el Sector de los Servicios, se sostuvo arriba de este umbral.

“Los últimos Indicadores disponibles muestran que la economía mexicana mantiene una expansión menos vigorosa que lo observado en los primeros cuatro meses de 2022”, apuntó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), creador de la metodología, y cuyos resultados tienen un peso a nivel nacional.

El Indicador IMEF Manufacturero de junio exhibió una caída de 1.6 puntos frente a mayo, para llegar a las 49.2 unidades, rompiendo así con una racha de cuatro meses consecutivos en zona de expansión; en sentido contrario, el Indicador IMEF No Manufacturero, pese a un retroceso mensual de 0.4 puntos porcentuales, colocó en 51.8 unidades, sumando así cinco meses consecutivos arriba del umbral de 50.

La economía mexicana en su conjunto creció hasta abril a una tasa de 1.5% anual, dijo el IMEF, pero los datos disponibles para mayo y junio muestran que el dinamismo aflojó el paso.

Adicionalmente, el retiro de los estímulos fiscal y monetario en Estados Unidos, así como los ajustes en marcha en el país, han aumentado tanto los riesgos como la incertidumbre sobre el derrotero de la actividad económica en lo que resta de 2022, advirtió el organismo.

Respecto al desempeño del consumo privado en México, fundamental en la medición adelantada del Sector Comercio y de Servicios, su fortaleza ha provenido de los bienes no duraderos, mientras que la demanda por bienes duraderos, que refleja de manera más directa las expectativas de mediano plazo de los consumidores, ha tenido una recuperación lenta.

“Lo anterior permite suponer que la incertidumbre sobre el ritmo de recuperación de las actividades terciarias en lo que resta del año es mayor, pues dependerá primordialmente de las ventas al menudeo, principalmente de bienes duraderos”, alertó el IMEF.

La disparidad de la recuperación de las actividades secundarias y terciarias se refleja en la evolución del mercado laboral formal, anotó también la organización de financieros.

Mientras que el empleo vinculado a las actividades industriales ha tenido una recuperación que lo ubica por arriba de los niveles pre-Covid, la ocupación relacionada a los servicios permanece en niveles inferiores a la prepandemia.

En particular, aquellas actividades terciarias que dependen en mayor medida del contacto humano, tales como la recreación y el turismo, incluyendo restaurantes, se encuentran aun sensiblemente por debajo de sus niveles previos. Es muy probable que la duración del confinamiento originado por el COVID-19.

Además, “la falta de apoyos fiscales” ha provocado el cierre permanente de muchos establecimientos comerciales, lo cual a su vez se traduce en una normalización más lenta de los servicios en su conjunto.

Con una inflación que en la primera mitad de junio alcanzó niveles de 7.88%, no vistos en dos décadas, “las presiones sobre los precios continuarán al menos por varios meses más”, anticipó la organización.

Por partes

En junio, de los cinco componentes del Indicador Manufacturero, tres registraron niveles por debajo el umbral de 50 unidades, lo que significa que colocaron en zona de contracción.

Mientras que el subíndice de Entrega de Productos se redujo en -3.2 puntos, a 47.5 unidades, el de Nuevos Pedidos pasó de 50.5 a 47.6 puntos y el de Producción cayó -4.3 puntos, cerrando en 48.5 unidades, por lo que estos últimos dos subíndices mandan ya una señal de contracción después de haberse expandido por 4 meses consecutivos, advirtieron los resultados.

Los subíndices de Empleo y de Inventarios, en sentido opuesto, se mantuvieron en el margen, con 50.5 y 51.1 unidades, respectivamente.

Dentro del índice no manufacturero (Servicios), con excepción del subíndice de Empleo, que aumentó marginalmente de 51.5 a 51.8 unidades, el resto de los subíndices del Indicador cayeron entre mayo y junio.

De esta forma, el subíndice Entrega de Productos retrocedió a una tasa mensual de -0.5 puntos para ubicarse en 48.4 unidades, mientras que los de Empleo, Nuevos Pedidos y Producción, finalizaron junio en 50, 53.8 y 52.3 puntos, arriba del umbral, en cada caso.

Artículo anterior¡General Motors es la armadora número 1!
Artículo siguienteRevela GM que por escasez de componentes fabricó autos sin algunas partes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí