Pfizer anuncia que reducirá costo de 23 medicamentos de patente para países pobres

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 11 segundos

Para apoyar a países pobres que aún sufren los estragos de la pandemia, la farmacéutica estadounidense Pfizer anunció en el Foro Económico Mundial de Davos, que sólo cobrará costos de producción y distribución de medicamentos con patente, claves para garantizar tratamientos a millones de personas en naciones de África, principalmente.

El anuncio, en el que estuvo presente el empresario estadounidense Bill Gates, forma parte de una iniciativa anunciada en el Foro Mundial de Davos para buscar un mundo más saludable y justo.

“Un acuerdo para un mundo más saludable” se centra en cinco áreas: enfermedades infecciosas, cáncer, inflamación, enfermedades raras y salud de la mujer — donde Pfizer tiene actualmente 23 patentes, incluidas las de Comirnaty y Paxlovid, su vacuna Covid y su tratamiento oral.

“Este compromiso transformador aumentará el acceso a los medicamentos y vacunas patentados por Pfizer disponibles en los Estados Unidos y la Unión Europea a casi 1.200 millones de personas”, dijo a la AFP Angela Hwang, presidenta del grupo Pfizer Biopharmaceuticals Group.

Cinco países: Ruanda, Ghana, Malawi, Senegal y Uganda se han comprometido a unirse, con otros 40 países — 27 de bajos ingresos y 18 de medianos bajos — elegibles para firmar acuerdos bilaterales para participar.

Los países en desarrollo experimentan el 70 por ciento de la carga mundial de enfermedades, pero reciben solo el 15 por ciento del gasto mundial en salud, lo que lleva a resultados devastadores.

En todo el África subsahariana, un niño de cada 13 muere antes de cumplir cinco años, en comparación con uno de cada 199 en los países de ingresos altos.

Las tasas de mortalidad relacionadas con el cáncer también son mucho más altas en los países de bajos y medianos ingresos, causando más muertes en África cada año que la malaria. Todo esto se establece como un telón de fondo de acceso limitado a las últimas drogas.

Los medicamentos y vacunas esenciales suelen tardar de cuatro a siete años más en llegar a los países más pobres, y los problemas de la cadena de suministro y los sistemas de salud con escasos recursos hacen que sea difícil para los pacientes recibirlos una vez aprobados.

Artículo anterior¿Recomendó la directora gerente del FMI no abandonar los criptoactivos? No. Entérate de lo que sí dijo sobre el blockchain
Artículo siguienteAMLO En Vivo | 25/05/22 #ConferenciaPresidente #AMLO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí