Indicadores adelantados de abril apuntan a expansión economía mexicana: IMEF

Shutterstock

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 22 segundos

Las cifras anticipadas del Indicador IMEF Manufacturero y No Manufacturero de abril de este año arrojan un progreso en las actividades económicas de México vinculadas al Sector Industrial y de Comercio y Servicios, colocando arriba de su nivel de expansión de los 50 puntos, de acuerdo con una metodología del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (Imef), de influencia a nivel nacional.

El resultado se suma a los progresos exhibidos durante febrero y marzo pasados, lo que adelanta un arranque de año de mayor dinamismo si se compara con el último tramo de 2021.

“Si bien el contexto económico continúa siendo complejo, el aumento en la movilidad y apertura de negocios ante la caída de contagios por Covid19 ha incidido en una mayor actividad económica al comienzo de este 2022”, aseveró la organización de financieros.

El Indicador IMEF Manufacturero de abril registró un repunte de 0.6 puntos con respecto a marzo, colocando en los 52.5 enteros, acumulando tres meses en zona de expansión y tras una caída en enero. En contraste, el IMEF No Manufacturero retrocedió en la misma proporción, es decir, fue 0.6% menor, pero sumó tres meses consecutivos arriba del umbral de 50 puntos, en niveles de 53 unidades.

“Debemos destacar que, con excepción del componente de entrega de productos, el resto se mantuvo en zona de expansión, lo que nos sugiere que la actividad económica No Manufacturera mantiene cierto dinamismo al comienzo de este año”, aseveró.

El Indicador ajustado por tamaño de empresa en los Sectores Servicios y de Comercio, acumuló en el cuarto mes del año ocho meses consecutivos en zona de expansión, en las 54.5. unidades; por el contrario, el indicador ajustado por tamaño de empresa del Sector de la Manufactura redujo en abril su ritmo de expansión, de 54 a 53.4 unidades, pero hiló 22 meses en zona de expansión.

El Imef aseveró que en México continúa una recuperación de la economía, cuando el PIB del primer trimestre del año colocó una tasa positiva de 0.9%, una movilidad “que sigue en ascenso”, y con el envío de remesas en máximos históricos, favoreciendo al consumo privado.

La organización de financieros destacó también el impulso del sector externo, donde las exportaciones han sostenido un crecimiento de doble dígito a tasa anual, a pesar de la escasez de algunos productos y de los cuellos de botella en los centros de logística.

La economía mexicana, sin embargo, presenta claroscuros durante 2022.

“…existen riesgos que amenazan la recuperación económica de México. A nivel global destacan los riesgos que suponen los nuevos confinamientos en China, la guerra Rusia-Ucrania y la posible normalización acelerada de tasas de interés en Estados Unidos”, aseveró el Imef.

Los confinamientos en el gigante asiático y la guerra han significado volatilidad en precios de materias primas, congestionamiento de los centros logísticos, escasez de productos y presiones inflacionarias significativas, recordó.

“A nivel local prevalece la incertidumbre debido a las iniciativas de reformas que han sido y serán impulsadas (energética, electoral, etc.) y a la creciente inseguridad, entre otros”, enumeró.

Componentes

De los cinco subíndices del Indicador IMEF Manufacturero, el de mayor expansión fue el de “nuevos pedidos” con un alza de 53.9 a 55.3 unidades, acelerando su ritmo por tercer mes consecutivo.

Igualmente, los componentes “producción e inventarios” registraron un aumento en su ritmo de expansión al ubicarse en 52.9 y 53.2 puntos respectivamente, mientras que los subíndices “empleo” y “entrega de productos”.

En el reverso de la moneda, bajaron en abril los rubros “empleo”, que cerró en 50.3 unidades, -0.4 puntos menos respecto a marzo, pero arriba del umbral de expansión; el subíndice “entrega de productos”, a su vez, cayó en -1.1 puntos, cerrando en 49.7 unidades, ligeramente en zona de contracción.

Respecto a los cuatro subíndices del Indicador No manufacturero, el subíndice “nuevos pedidos” pasó de 57.2 a 55.3, mientras que el de “producción” lo hizo de 56.2 a 54.8 unidades. Ambos resultados apuntan a una expansión menos rápida, aunque acumulan tres meses consecutivos con tendencia positiva.

El subíndice “empleo” en el Indicador No Manufacturero aumentó en abril en 0.5 puntos, ubicándose en 52.1 unidades, mientras que el de la “entrega de productos” subió 0.4 puntos, aunque abajo del umbral de 50.0 puntos.

“Debemos destacar que tanto el componente ajustado por tamaño de empresa como el de tendencia-ciclo llevan en zona de expansión ocho y quince meses consecutivos, respectivamente”, apuntó el  Imef.

Artículo anteriorEl programa antiinflacionario de AMLO, “con pocas posibilidades de éxito; pero puede reforzarse”: CEESP
Artículo siguienteEl Audi e-tron S Sportback, ¡llega a México!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí