Política Monetaria de México se ajusta a meta inflación 3%: minutas Banxico

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 46 segundos

La mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) expresó que las siguientes decisiones de política monetaria perseguirán el objetivo de determinar una tasa de referencia congruente con la convergencia ordenada y sostenida de la inflación general a la meta de 3%, además de un ajuste adecuado de la economía y los mercados financieros, indican las actas de la reunión de política monetaria del pasado 23 de marzo.

De acuerdo con el documento publicado hoy, en esa ocasión, todos los miembros del máximo órgano rector votaron a favor del incremento de 50 puntos base en la tasa referencial, a 6.50%, incluyendo la gobernadora y los cuatro subgobernadores.

Sin embargo, uno de los funcionaros destacó que por las presiones inflacionarias del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania y el inicio de una política menos expansiva de parte de la Reserva Federal de EU (FED) es importante reforzar la postura monetaria para reducir posibles efectos de segundo orden en el proceso de formación de precios, y para mantener la estabilidad financiera, según la información hecha pública este jueves.

Las minutas develaron que otro de los miembros del máximo órgano rector notó necesario inducir una trayectoria a la baja de la inflación hacia el objetivo de largo plazo.

“Sostuvo que, al menos en el corto plazo, se debe responder al ciclo de alzas de la Reserva Federal con incrementos proporcionales para no relajar la postura monetaria relativa para lo cual no se tiene margen de maniobra”.

Otro de ellos resaltó que el dilema para la política monetaria del País se ha acentuado, dado que la recuperación de la actividad económica sigue siendo incompleta.

Frente a esta realidad, este funcionario consideró que el papel “fundamental de la política monetaria” consiste en frenar la inercia inflacionaria que se ha desarrollado durante el último año, para lo cual es necesario actuar “oportunamente y con determinación”.

Uno de los funcionarios argumentó que ante la mayor posibilidad de contaminación del proceso de formación de precios en México, es importante ajustar la postura monetaria para mantener las expectativas ancladas. Este mismo funcionario dijo que de no tomar las medidas necesarias, las expectativas de inflación podrían verse afectadas ante niveles de inflación elevados por un periodo prolongado.

Otro miembro aseveró que México es de las pocas economías que cuenta con una tasa real ex-ante positiva, cercana a su nivel neutral, que ha preservado fundamentos macroeconómicos sólidos y que aún tiene una brecha del producto ampliamente negativa.

Sin embargo, el mismo funcionario “reflexionó” que las tensiones geopolíticas constituyen una nueva fuente de incertidumbre para el comportamiento de variables nominales, reales y financieras del país, y sus efectos potenciales dependerán de la duración e intensidad de dichas tensiones.

El 24 de marzo pasado, la Junta de Gobierno del Instituto Central ajustó al alza sus expectativas de inflación para 2022, desde 4% hasta un nivel de 5.5%; la misma corrección reportó para el primer trimestre del año, de 6.9% a 7.2%; el segundo, de 5.4% a 6.9%, y el tercero, de 4.6% a 6.1 por ciento.

Votaron a favor de aumentar la tasa objetivo Victoria Rodríguez Ceja, Galia Borja Gómez, Irene Espinosa Cantellano, Gerardo Esquivel Hernández y Jonathan Ernest Heath Constable.

Artículo anteriorFracasa programa de AMLO para regularizar autos chocolate
Artículo siguiente¿Qué ha hecho Bayer en cien años presente en México?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí