La UIF, una pequeña oficina en la SHCP

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 3 segundos

La Unidad de Inteligencia Financiera es una oficina de la Secretaría de Hacienda creada durante el gobierno de Vicente Fox ante la exigencia de organismos internacionales dedicados a combatir el lavado de dinero y que necesitaban una contraparte en México. Aunque en los últimos años cobró relevancia por la gestión de Santiago Nieto, la UIF es una pequeña oficina que, durante los gobiernos del PRI y del PAN, se utilizó para ajustar cuentas políticas y electorales. Durante la gestión de Alberto Bazbaz no se registraron investigaciones relevantes y sí grandes sospechas de que esa oficina privilegiaba las agendas políticas y no el combate al financiamiento ilícito. El titular de la UIF ocupa, en la estructura orgánica de la SHCP, apenas una jefatura de unidad. No es uno de los 20 funcionarios más importantes de la dependencia que el titular del Poder Ejecutivo nombra. Pero no importa. Como ya confirmamos, la UIF tiene la dimensión que su titular le otorgue. En el caso del Doctor Santiago Nieto, abogado y experto en investigaciones sobre el financiamiento ilícito de campañas políticas, la UIF cobró una gran relevancia gracias a la exposición mediática de sus indagatorias. La UIF es una oficina de la SHCP que debe generar inteligencia, recomendaciones, análisis de las reglas y normas para prevenir el blanqueo de capitales y debe establecer comunicación y contacto con autoridades de todos los niveles pero sobre todo con la Fiscalía General de la República. La UIF también recibe los reportes que generan más de 2,000 sujetos regulados en el sector financiero. Si bien la UIF es un departamento en la SHCP tiene varias direcciones: la de Asuntos Normativos, la de Análisis, la de Procesos Legales, una Coordinación Administrativa, la dirección general adjunta de Análisis Táctico, la de Infraestructura Tecnológica, así como la de Control de Gestión y Logística y la Secretaría Técnica. De la UIF también depende la Consejería para Asuntos de Lavado de Dinero y Financiamiento al Terrorismo de la SHCP de la Embajada de México en Estados Unidos. Para 2022, el presupuesto previsto para la UIF es de 157.7 millones de pesos, 10.5% menos que lo aprobado en 2021. Decíamos que fue el estilo de Santiago Nieto el que dio relevancia a la UIF porque sus investigaciones se remontan a la época del gobierno de Enrique Peña Nieto. El ex titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (FEPADE) tuvo acceso a líneas de investigación y expedientes relacionados con el dinero sucio en las campañas pero también a investigaciones internacionales como las de Odebrecht. Así que la UIF y su estructura se adaptó a la agenda de un buen investigador. La mala noticia es que la UIF se concentró en esos expedientes y no en los patrones que marcan los reportes enviados por las entidades reguladas en el sector financiero. Otra mala noticia es que, hasta ahora, la UIF no cuenta con una sentencia en firme del Poder Judicial que sancione actividades de lavadores de dinero. Muchos amparos, muchas notas pocas sentencias. En el sector bancario se preguntan para qué sirve el costoso seguimiento y envío de reportes de actividades sospechosas o relevantes si en la UIF no se da el suficiente impulso procesal a esos expedientes. Quizás las cosas cambien. Le cuento que Pablo Gómez, nuevo titular de la UIF, ya tuvo su primera reunión con los funcionarios de la UIF. Entre las primeras conclusiones del catedrático, ex legislador y autor de libros sobre la corrupción, destaca que en esa unidad necesitan renovar los sistemas, la tecnología, los softwares. Después, encontró a un equipo de funcionarios comprometidos con los objetivos de la UIF. Los nombres de muchos de ellos, por cierto, están reservados porque sus tareas involucran acciones de investigación sumamente delicadas. A la UIF, además, su personal no puede ingresar con dispositivos móviles personales; ni teléfonos celulares ni computadoras. Los sueldos no son altos. No para el riesgo que corren. Ni si quiera el sueldo del titular cubre el riesgo que asume. No son ni 90,000 pesos al más. Pero no es el dinero, dicen en la UIF, es la tarea de combatir el blanqueo de capitales. Sin embargo, no pueden ocultar que la llegada de Gómez los hace pensar en la posibilidad de perder su trabajo. Por ahora, le puedo confirmar que Pablo Gómez no piensa en cambios. Durante los próximos días se tomará el tiempo que sea necesario para revisar las leyes, los acuerdos, las normas, que permitan seguir con el trabajo de la UIF. Pero Pablo Gómez tampoco oculta que tiene la mira puesta en el financiamiento de campañas políticas con dinero sucio y, mientras tanto, el dinero del narcotráfico podría seguir utilizando los circuitos financieros. Veremos.

Amplia cobertura izzi

En los últimos 12 meses, izzi ha destinado inversiones para desplegar más de 10 mil antenas o “izzi spots” en espacios públicos de toda la República Mexicana. Con esta infraestructura, nuestros suscriptores pueden tener acceso a wifi gratuito cuando se encuentren fuera de sus hogares y negocios. Los “izzi spots” se encuentran ubicados en aeropuertos, centros comerciales, restaurantes, parques, cafeterías, estaciones de servicio y universidades, entre muchos otros espacios públicos. Así, para conectarse a internet en los “izzi spots”, nuestros suscriptores únicamente tienen que ingresar su clave de acceso izzi en sus dispositivos y comenzar a utilizar la red. La ubicación de cada uno de los miles de “izzi spots” que se encuentran habilitados en el país está disponible en la aplicación de izzi.

Artículo anteriorAMLO En Vivo | 12/11/21 #ConferenciaPresidente #AMLO
Artículo siguienteOperadores de tasas redoblan apuesta por estrategia de Banxico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí