Optimista UNAM sobre recuperación económica

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 41 segundos

La recuperación económica nacional es un hecho y este año se proyecta que el Producto Interno Bruto (PIB) crecerá aproximadamente 6% debido al estímulo fiscal en Estados Unidos, coincidieron Arturo Ortiz Wadgymar y Joaquín Flores Paredes, economistas de la UNAM.

A través de un comunicado la UNAM dio a conocer que en la mesa redonda “El Comercio Exterior y la Economía Nacional en el Tercer Informe de Gobierno”, Wadgymar, del Instituto de Investigaciones Económicas, reconoció que hasta este momento la economía mexicana lleva un buen rumbo. 

Sin embargo, apuntó, no debemos caer en triunfalismos, ni en posturas fáciles, sino pensar que estamos en un terreno positivo con una tasa de crecimiento natural fruto de un rebote que debe ser ascendente, finalmente, dijo, lo que se está tratando de hacer es llevar una verdadera recuperación a un ritmo quizá modesto, pero en un terreno positivo, señaló.

También, recalcó que aun cuando la recuperación económica es un hecho, faltan problemas por resolver, uno de ellos es precisamente el sector energético donde la oposición, dijo, no ha entendido que México nunca fue país exportador de petróleo, simplemente se produjo para la industrialización interna.

En tanto, Joaquín Flores apuntó que a pesar de que no ha habido  aumento de impuestos en el país, los ingresos fiscales se incrementaron en 2.6 % con relación a 2020, 

“esto es algo no esperado porque desconocíamos las dimensiones de la corrupción y de la evasión de impuestos”. reconoció

Asimismo, el experto puntualizó que en su Tercer Informe de Gobierno al presidente le faltó mencionar que pese a que no hubo aumento de impuestos, pudo contenerse el crecimiento de la inflación.

Expuso que, de acuerdo con el primer mandatario, está en marcha la integración económica con Estados Unidos y Canadá; sin embargo, se trata de un proceso parcial que solo beneficia a las grandes trasnacionales. Si bien el T-MEC significaría un crecimiento de la región norteamericana, también podría acentuar la dependencia tan alta que tenemos con la nación estadounidense, advirtió.

En este sentido, los expertos consideraron que el T-MEC es un vínculo entre México y Estados Unidos y las modificaciones a este acuerdo, aseguraron, implican que la economía estadounidense, en su etapa de crecimiento, podría contagiar a la mexicana con mayor razón.

Sin embargo, con la pandemia de COVID-19, explicaron, existe la posibilidad de que se vivan situaciones aun graves que pudieran detener los efectos positivos de esa inyección de estímulos.

Por último, en su intervención Flores Paredes afirmó que la Cuenta Corriente y la Balanza Comercial con superávit, son dos indicadores que revelan que la economía nacional ha tenido un desempeño atípico; las perspectivas son de estabilidad en el tipo de cambio y puede darle más certidumbre de que las cosas no se van a descomponer en la economía nacional, por supuesto, a ello contribuye también el ingreso de divisas que se registra en el país, concluyó.

También te puede interesar: Rentabilidad banca supera expectativas, pero “entorno operativo” perjudica: Fitch

Artículo anteriorRentabilidad banca supera expectativas, pero “entorno operativo” perjudica: Fitch
Artículo siguienteRebasa consumo de acero de AL en 16% nivel prepandemia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí