Estrategia gubernamental ante pandemia aumentará desigualdad y pobreza: CEESP 

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 17 segundos

Según el organismo, la recuperación económica dependerá ahora de las grandes empresas, lo que agudizará la desigualdad y no ayudará a mejorar las condiciones de vida de muchas familias. 

La estrategia económica seguida por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para enfrentar la pandemia de Covid-19 aumentará la desigualdad y la pobreza en el país, aseguró Juan Ignacio Gil Antón, presidente del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP). 

Basado en datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), la reducción en las actividades económicas podría incrementar entre 8.9 y 9.8 millones el número de personas en pobreza por ingresos y entre 6.1 y 10.7 millones el número de mexicanos en pobreza extrema. 

“No haber apoyado a las empresas pequeñas y medianas durante la pandemia, so pretexto de no endeudar al país, permitió una destrucción de capacidades de producción muy importante, se perdieron patrimonios familiares que sostenían a estas empresas que eran además la fuente de empleo y sustento de muchas personas”, consideró Gil Antón..  

“Con esa decisión del gobierno federal —continuó— queda claro que cuando venga la recuperación muchas de esas empresas ya no estarán ahí y tampoco contarán con el capital para rehacer sus negocios, por lo que los ex empresarios tendrán que buscar empleo en una economía que no genera el suficiente, ni en número ni en calidad”. 

Entonces, añadió, “la recuperación beneficiará a quienes tuvieron los ahorros necesarios para mantener sus empresas en pie”; es decir, a los de mayor tamaño.  

“Menos empleos y con menores remuneraciones es lo que nos espera, menos PyMEs y menos Microempresas o mecanismos de autoempleo”, advirtió el presidente del CEESP.  

Por lo anterior, “la recuperación estará apalancada en las capacidades de las grandes empresas, de aquellos que tuvieron los ahorros suficientes para sobrevivir y para mantener sus activos”.  

Por ello “se agudizará la desigualdad, crecerá aún más la pobreza, será muy complicado conseguir un empleo y seguramente la remuneración, en su caso, será menor”. 

Entonces habrá tasas de crecimiento, pero no mejorarían las condiciones de vida de muchas familias, “es decir, las decisiones del gobierno federal provocarán fundamentalmente un crecimiento en la desigualdad y en la pobreza, además de limitar a futuro un crecimiento económico sostenible”. 

Por Raúl Castro-Lebrija 

Artículo anteriorMexico un botaratas energetico 
Artículo siguienteSubasta del Indep logra recaudar más de 18 millones de pesos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí