Reducción de cartera crediticia fortalece capitalización de bancos

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 34 segundos

Los bancos comerciales que operan en México fortalecieron su capitalización en virtud de dejar de realizar pagos de dividendos a sus accionistas, aunque otro elemento que contribuyó en el resultado fue la reducción de la cartera de créditos, apuntaron expertos.

Entre septiembre de 2020 a marzo de 2021 la capitalización de la banca múltiple del País pasó de un nivel de 17.2% a otro de 18.3%, es decir, un repunte de más de 1 punto base.

Durante abril, de hecho, el saldo nominal de la cartera crediticia vigente al Sector Privado persistió en su tono negativo, con un retroceso de -8.8% contra igual mes del año pasado, y por arriba del resultado de marzo, de -7.9%, por lo que el resultado del cuarto mes del año representó la caída de mayor magnitud desde que comenzó la tendencia a la baja de la cartera de empréstitos, a partir de mayo de 2020.

La contracción de la cartera de crédito del Segmento de Empresas, la cual representa más de la mitad de los préstamos que otorga la banca al Sector Privado, de hecho, contribuyó en mayor medida en el retroceso final.

Entre marzo y abril pasados, dichas variaciones interanuales reflejaron un significativo efecto base como resultado del uso de líneas de crédito por parte de las empresas al inicio de la Pandemia el año pasado, destacó el banco global BBVA en un reporte mensual de banca y Sector Financiero.

En el cuarto mes del año, de acuerdo con los números de BBVA, la cartera de crédito para el Segmento de Empresas se hundió -14.9% en términos nominales, un nivel más amplio que el reportado en marzo, de -12.6%, y un repunte de +16% contra abril de 2020.

La cartera de crédito del Segmento de Consumo, a su vez, retrocedió en -6.6% nominal en abril frente a la tasa de -9.2% de marzo, mientras que a tasa anual exhibe un mínimo progreso, de 0.2 por ciento.

La cartera de crédito del Segmento de Vivienda fue el único segmento que mantuvo el ritmo, con un progreso de +8.7% nominal en abril frente al nivel de +8.5% de marzo, y un avance de +9.6% contra abril de 2020.

El 18 de junio pasado, el regulador de los mercados financieros del País, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) publicó una resolución que modifica las disposiciones de carácter general aplicables a las instituciones de crédito, relativa a la adopción del estándar internacional de Capacidad Total de Absorción de Pérdidas (TLAC).

El objetivo de esta regla es mejorar la estabilidad financiera y mitigar el riesgo que representan los bancos de importancia sistémica local, con base en la adecuación a la normatividad aplicable a la absorción de pérdidas y la capacidad de recapitalización interna de dichas entidades durante un proceso de resolución, sin interrumpir sus funciones críticas y sin la necesidad de hacer uso de recursos públicos.

Cae captación tradicional

BBVA indica que el comportamiento de la captación bancaria a raíz de la Pandemia ha sido claro, con un significativo incremento de la captación a la vista, particularmente de personas físicas, con un progreso de +8.5% real en abril pasado, su crecimiento número 16 a doble dígito de manera consecutiva tomando en cuenta su resultado nominal, donde avanzó en +15.1 por ciento.

Sin embargo, la captación tradicional, que incluye la captación a la vista más la captación a largo plazo cayó en abril por primera vez desde que comenzó el registro en diciembre de 2006.

En abril del año pasado, en plena crisis derivada de la primera ola de la Pandemia en el País, la captación a la vista se incrementó en 184,000 millones de pesos (mdp) frente a marzo de ese año, una

cifra que elevó a la captación a su nivel máximo histórico, tras un incremento de 472,000 mdp en marzo.

Esto es, dada la preferencia por liquidez y las restricciones al consumo por la Pandemia, entre marzo y abril de 2020 la captación tradicional creció 656 mil millones, lo que equivale a 1.9 veces el crecimiento anual promedio de la captación desde 2006.

La comparación con estos niveles es claramente desfavorable (contra este año)”, expuso el banco, dado que el alza de la captación a la vista se puede asociar a factores temporales, más relacionados con las restricciones derivadas de la Pandemia que arribó a México desde marzo de 2020.

BBVA indicó que la captación divulgada en abril pasado provee algunos indicios del ritmo de los saldos líquidos acumulados por hogares y empresas desde mediados del 2020, aunque aún dista de dar señales claras de una respuesta que se irá develando poco a poco en los próximos meses”.

Artículo anteriorLa ligera línea entre un crédito real y un fraude
Artículo siguienteLlama Ricardo Monreal a recuperar la función del abogado para acercar la justicia a la sociedad  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí