Rentabilidad de bonos no afecta a la BMV; ven más repuntes

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 55 segundos

El fantasma de la inflación que ronda a nivel global una vez que las actividades económicas recobran su dinamismo, orilló a los bancos centrales a adoptar una política restrictiva. En México, la tasa de referencial ya se ubica en 4.25% mientras que algunos analistas anticipan que rebasará el nivel de 5% al cierre de 2021, con beneficios directos para el mercado de deuda. Sin embargo, las inversionistas siguen viendo atractivo el mercado accionario.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) podría recibir ajustes bajistas que llevarían a su principal indicador a tocar niveles entre las 49,000 y las 50,000 unidades, según expertos, aunque solo en las primeras horas del remate de este martes marca un avance marginal que la coloca en las 50,361.97 unidades. La semana previa, el indicador ganó apenas 0.46% en su balance semanal, pero hace 15 días marcó máximos no vistos desde 2017.

Estrategas indican que la gran mayoría de las emisoras más líquidas o con más peso dentro del índice S&P/ BMV IPC se encuentran en un periodo de consolidación o ajuste, aunque siguen gozando de márgenes de recuperación y correcciones limitadas. Aquí figuran emisoras como el grupo financiero Banorte, la minorista Walmex, la cementera Cemex y la Grupo México, con intereses en la minería, el transporte y el desarrollo de infraestructura.

El rendimiento del mercado de bonos, que en su plazo a 10 años sobrepasa niveles de 7% frente al bono a 10 años de EU, que da una ganancia de 1.50% no ha restado atractivo a la BMV; por el contrario, vemos la posibilidad de un nuevo repunte”, pronostica un reporte divulgado esta semana el banco global Citibanamex.

El ambiente internacional también beneficia a la bolsa local, con los principales índices accionarios de EU cercanos a sus máximos históricos en medio de noticias favorables como el anuncio de la primera parte del plan de Infraestructura de la administración de Joen Biden.

El Promedio Industrial Dow Jones subía 120.77 puntos, un 0.35%, en las 34,403.89 unidades mientras que el S&P 500 subía 0.15%, en las 4,297.62 unidades. El índice tecnológico Nasdaq Composite lograba una tímida ganancia de 0.02%, en las 14,502.29 unidades.

En junio, la confianza del consumidor en Estados Unidos aumentó a 85.2 puntos, desde los 82.9 puntos que marcó en mayo, su nivel más alto desde que la pandemia desatada por el Covid-19 inició hace más de un año, impulsando las expectativas de un fuerte crecimiento de la economía y sus sectores en el segundo trimestre.

Si bien la tasa libre de riesgo del bono a 10 años está ofreciendo un mayor rendimiento anual que el rendimiento implícito del mercado accionario en México, en la historia, el diferencial de tasas de rendimiento no ha sido un factor determinante en el desempeño futuro de la bolsa de valores.

Aunque la diferencia no sería significativa, los diferenciales más pronunciados entre el mercado de deuda y el mercado de acciones podrían impactar a los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces o Fibras, y a los sectores industrial y de consumo básico, de acuerdo con Citibanamex.

Finalmente, el S&P/BMV IPC se ha sincronizado a la recuperación de los mercados externos y ha registrado un buen avance que lo ha llevado a superar a la primera resistencia de corto plazo en (los) 50,400 puntos.

Ahora el índice podría ir a probar al siguiente nivel de oferta en 50,800, y, de superarlo, se iría a buscar de nueva cuenta a la zona de máximos históricos en 51,700 unidades”, dijo en un reporte de recomendaciones semanal la casa de bolsa Vector.

Artículo anteriorPeso cae ante preocupaciones sobre variante Delta
Artículo siguienteGobierno no podrá sostener apoyo incondicional a Pemex

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí