Aeropuertos reciben ajuste de tarifas e inversiones por Covid-19

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 52 segundos

En México, las revisiones de una tarifa vinculada con la expansión de infraestructura de los grupos aeroportuarios que no son administrados por el gobierno van emparejadas a un Plan Maestro de Desarrollo. Esto significa que las autoridades del ramo dictaminan el ajuste tarifario con un plan obligatorio de inversiones.

En esta ocasión, sin embargo, la tarifa máxima e infraestructura aplicable a cada unidad de trabajo definida por la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) respond a un entorno de depresión económica a consecuencia de la Pandemia por Covid-19, la cual tendrá una vigencia desde el 2021 hasta el 2023.

Cancún, uno los aeropuertos más emblemáticos que es administrado por Aeropuertos del Sureste (ASUR), por ejemplo, consignó un aumento de la tarifa máxima e infraestructura de 15% desde este mismo año, que se irá reduciendo de un nivel de 188.34 pesos a 187.02 y 185.71 pesos para 2022 y 2023, respectivamente.

Después de GAP, ASUR es el segundo jugador más importante en el Sector en México con un tráfico de 21 millones de pasajeros; su Plan Maestro de Desarrollo implica inversiones 2,452.1 millones de pesos (mdp) para 2021; de 1,435.5 mdp para el año próximo y de 366 mdp para 2023.

Esto significa que las inversiones de capital regulatorias de la firma que cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) exhiben una reducción de 11% para los siguientes tres años, a partir de este año, en respuesta a la mayor debacle económica y sanitaria en 100 años de dimensiones mundiales producto de la Pandemia.

Las tarifa máxima e infraestructura es diferente a la Tarifa de Uso de Aeropuerto o TUA que es el impuesto que se cobra a todos los usuarios por concepto de los servicios que reciben en cada aeropuerto, desde los filtros de seguridad hasta el uso de baños.

Parejos

Tras un año de contingencia, en marzo, los tres grupos aeroportuarios que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), Grupo Aeroportuario Centro-Norte (OMA) y Aeropuertos del Sureste (ASUR)- reportaron un punto de inflexión, al exhibir una contracción de sólo un dígito en el tránsito de pasajeros a tasa anual.

A tasa mensual, sin embargo, los grupos aeroportuarios mostraron un avance de +3.5% frente a febrero en el Tráfico Total de Pasajeros, el indicador de más peso en sus operaciones como resultado de un aumento de 14.9% en el tráfico a nivel nacional, que compensó la caída de -17.3% a nivel internacional.

ASUR es el único grupo aeroportuario que cotiza en al Bolsa Mexicana de Valores que ha publicado en su página web la relación del ajuste de la tarifa máxima e infraestructura dictada por la SCT, con aumentos que van desde el 9% para Oaxaca, hasta el 58% para Cozumel.

Las inversiones de capital para Cozumel suman 89.3 mdp para este año, las cuales se irán reduciendo hasta llegar a 18.7 mdp en 2023.

El grupo aeroportuario dijo que la SCT le permitió aumentar sus tarifas en las nueve instalaciones aeroportuarias que administra en el País, que además comprende las de Mérida, Huatulco, Minatitlán, Tapachula, Veracruz y Villahermosa.

De acuerdo con analistas, aunque los aumentos de la tarifa máxima del líder del Sector, GAP, con casi 23 millones de viajeros registrados en el último año, no fueron tan significativos como los de ASUR, la compañía recibió por parte de las autoridades una reducción de inversiones de capital más fuerte, en el periodo citado.

Artículo anteriorInflación riesgosa si economía se sobrecalienta por recuperación  
Artículo siguienteTelevisa y Univisión van por liderazgo en streaming en español

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí