Discurso del Secretario de Hacienda Arturo Herrera en la clausura de la 84 Convención de la Banca

Tiempo de lectura aprox: 5 minutos, 58 segundos

MODERADORA: Agradecemos a la jefa de gobierno por su mensaje. La palabra es ahora del maestro Arturo Herrera Gutiérrez, Secretario de Hacienda y Crédito Público.

ARTURO HERRERA, SECRETARIO DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO: Muy buenas tardes, me da mucho gusto estar con ustedes. Ayer recordábamos que justo hace un año al momento en que se clausuraba la 83a convención bancaria estaba coincidiendo justo con el anuncio del inicio de la jornada de sana distancia, es decir, fue justo el momento en que empezó de manera oficial a reconocerse tanto las medidas que se tenían que poner en los aspectos sanitarios como el impacto económico que éste podía tener.

Me da mucho gusto también que sea ahora en esta convención en la que en un formato virtual semi presencial podamos nuevamente empezar a darle salida a esta pandemia y a la recuperación en la parte económica.

Habíamos señalado que inmediatamente después del inicio de la pandemia las autoridades financieras y bancarias junto con Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el Banco de México, etcétera; tomamos una serie de medidas con el objetivo de tratar de mitigar el impacto que la pandemia, el distanciamiento social tuviera en la economía de las familias y las empresas. Las primeras dos medidas que tomamos desde la Comisión Nacional Bancaria fueron dos rondas de facilidades autorizadas en 2020 para que los bancos intermediarios financieros no bancarios pudieran flexibilizar sus reglas contables y permitir con ello reestructuras de los créditos. Déjeme darle cuales son los números finales, resultado de estas medidas.

Estas medidas de flexibilidad contables permitieron que 8.6 millones de créditos no pagaran ni capital, ni intereses durante un periodo de cuatro a seis meses, uno de cada cinco pesos de la cartera de crédito de la banca comercial fue reestructurado a través de este mecanismo y estos montos equivalieron a 1.4 billones de pesos. Una vez que esta facilidad término y a partir de septiembre se aprobó que pudiera reestructurarse créditos en mejores términos de tasas, pagos mensuales y plazos con afectaciones mínimas del historial crediticio de sus titulares, la llamada marca suave en el buró de crédito. La gran mayoría de los bancos aprobaron nuestro en términos muy similares.

Pero no se trata ahora únicamente de discutir qué fue lo que hicimos durante el último año, sino también de hablar cómo vamos a hacer conjuntamente esta recuperación y cómo va la banca abonar al impulso y al crecimiento en este año. Nosotros estamos convencidos y así lo prueban los estimados que la economía mexicana está operando mejor de lo que estaba, de lo que todos habían pronosticado. Nosotros habíamos esperado crecimiento de 4.6% en términos reales para este año y la mayor parte de los analistas nos han venido actualizando y están en niveles de 5.5%, en tres semanas nosotros daremos a conocer nuestro nuevo estimado. 

A pesar de que esta es la crisis más seria desde 1932, es una crisis y con características completamente distinta, las reservas internacionales se encuentran en 195 mil millones de pesos, tenemos todavía disponible la línea contingente con el Fondo Monetario por 61 mil millones de dólares, la línea SWAP con la FED por 60 mil millones de dólares y tenemos otras características importantes como los niveles de deuda del país que en términos brutos representan alrededor del 63% del PIB, cifra muy por debajo del resto de Latinoamérica que está en 79% del PIB.

Además después del periodo de exacerbación de riesgo en los mercados internacionales que llevó a que el tipo de cambio llegará 25.3 pesos por dólar hemos visto una revaluación de 11.5 %, la mezcla mexicana al día de hoy se encuentra en 62 dólares por barril 20 dólares por encima de lo que habíamos estimado para este año de 42 dólares, cada dólar representa 14 mil millones de pesos, así es que si esta tendencia se mantuvieran serían alrededor de un poco más de 300 mil millones de pesos adicionales.

Pero estas circunstancias no son suficientes y para ello durante la convención nosotros hemos anunciado una serie de medidas que permiten abonar a un despegue de la actividad económica sobre bases más sólidas y que permiten también aprovechar la posición completamente distintas con la Banca Mexicana y el sector financiero salen de esta crisis; habría que recordar que toda crisis que hemos vivido en los últimos 45 años estuvieron ligadas a excepción de esta un problema en el sector financiero, una crisis de la deuda, el tipo de cambio en 1972-1982, en 1976 y 1982, una quiebra del sistema bancario en 1995 y problemas en el mercado derivado de créditos a las viviendas en 2009.

No es por eso sorprendente que saliendo de estas crisis en 1982 el crédito a la banca privada, al sector no financiero hubiera caído 31% en 1982, 18% en 1995 y una cantidad similar en el año 2009. En cambio, en este año la caída fue solamente el 2%, pero además la banda ha sido mucho más fortalecida, el nivel de capitalización de la banca es de 17%, hoy, a diferencia de un poquito más de 15% hace un año.

¿Cuáles son las medidas que nosotros anunciamos el día de ayer?, quisiera enfatizarlas para ayudar a que este crecimiento no solamente sea más robusto, sino también sea más incluyente. El día de ayer de manera muy importante anunciamos una medida que cambia los ponderadores de capital que va a permitir en línea con los niveles de riesgo de Basilea III que disminuyan las cargas para cierto tipo de créditos.

Déjeme repetirlo una vez más, el día de ayer anunciamos una medida que cambian los ponderadores de riesgo para tres tipos de crédito; permítame repetirlo una vez más, pero ahora en español, el día de ayer cambiamos los ponderadores de riesgo que van a permitir, y esperamos que se traduzcan en que caigan las tasas de interés en los créditos hipotecarios, los créditos al consumo y los créditos para Pyme. Las estimaciones que hemos hecho a partir de los nuevos requerimientos de capital, implicarían que para créditos hipotecarios las tasas de interés podrían caer hasta un 17% de donde están ahora, es decir, podrían pasar si la tasa de interés fuera del 12%, alrededor del 10%, para los créditos profesionales entre el 12 y el 15%, y para los créditos en tarjeta de crédito podrían caer hasta en un 30 por ciento. 

Hicimos también un cálculo y anunciamos otra medida que nos pareció muy interesante, después de realizar las bases de datos, tanto del sistema bancario y financiero como las que se encuentran en el buró de crédito encontramos con algo que era una verdad de Perogrullo, y es que las mujeres tienen menos probabilidad de default que los hombres y cuando entran en un periodo de incumplimiento se ponen al día más rápido, en términos llanos las mujeres son mejores pagadoras que los hombres.

Lo que nos pareció que teníamos que hacer esto, es establecer la regulación para que pudiera ser reconocida, de tal forma que lo que encontramos en las bases de dato es que las mujeres tienen un 10% de probabilidad menor de default que los hombres, si esto es reconocido como lo hicimos ahora en la regulación, eso quiere decir que se podían otorgar, caer hasta el 10% en la tasa de interés en los créditos que se han otorgado hacia las mujeres. Dejen de ser muy franco con esto, esta no es una medida de acción alternativa esta es una medida que reconoce el hecho de que las mujeres tienen un menor riesgo crediticio que los hombres. 

Quisiera hacer referencia ahora a una serie de medidas que hemos venido aportando junto con el Banco de México y la Asociación de Bancos con relación al apoyo que se le debe dar a los migrantes, quisiera referirme a tres de ellas en particular.

El día de ayer presidente, la Asociación de Bancos nos informó que de 2 mil 500 municipios que no tienen ningún servicio bancario ellos están comprometiéndose a llevarlo a través de una forma directa o a través de corresponsales a 407 municipios de manera inmediata, lo que nosotros nos comprometimos fue a compartir con ellos la información del programa de Internet para todos que llevará la última milla a una cantidad de municipios similares y va a permitir expandir de manera muy importante los servicios financieros y bancarios a las poblaciones que hoy no cuentan con ellas.

Hicimos además una serie de anuncios y acuerdos con relación a esquemas para facilitar las remesas de los compatriotas en el extranjero. Como ustedes recordarán el pasado 8 de febrero junto con el Banco de México y la ABM anunciamos una serie de medidas para apoyar a los migrantes mexicanos, quisiera referirme a una de ellas.

De manera muy específica anunciamos un programa a través del cual el Banco del Bienestar iba a permitir que los migrantes mexicanos pudieran abrir cuentas de débito de manera remota en Estados Unidos y que estas tarjetas pudieran ser entregadas a través de los consulados, el día de ayer se entregaron las primeras cinco de estas tarjetas en la ciudad de Orlando, una medida adicional que hicimos fue a través…, fue el permitir que se abrieran, que se expandiera la lista de municipios en los que pueden ser utilizadas los depósitos en dólares, hasta ahora esta lista ha estado limitada a municipios fronterizos y a ciudades donde el turismo tiene una preponderancia muy específica, lo que hemos hecho a partir de ahora será ampliar estas listas de municipios, hacia aquellos municipios donde existe un alto porcentaje de familias de migrantes.

Este es el primer paquete de medidas que desde el sector financiero hemos estado impulsando para superar la crisis y recuperar la economía en la etapa post COVID, pero no son ni serán las únicas, la reactivación económica no sólo depende de una buena posición financiera, sino de que podamos superar pronto la crisis del COVID.

Desde diciembre pasado iniciamos nuestros procesos de vacunación y en la actualidad estamos acelerando el mismo. Estamos estimando que para mayo se habrán aplicados cerca de 80 millones de dosis en nuestro país. El gobierno inició con cuatro contratos, pero en la medida en la que ha habido modificaciones en la logística de proveedores hemos hecho ajustes para compensar por cualquier retraso. Estas medidas junto con las que hemos anunciado y junto con la certeza de que en algunos más podemos haber dejado atrás al COVID estamos seguros que nos garantizará que tendremos un año de mucho mayor crecimiento en el 2021 y estamos convencidos de que la Banca Mexicana tiene que jugar un rol muy importante en esta recuperación, muchísimas gracias.

 

Artículo anteriorCOFEPRIS emite autorización para uso de emergencia de Remdesivir
Artículo siguientePrograma Jueves, 11 de Marzo 202

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí