¿Qué futuro tienen los autos eléctricos en México?

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 24 segundos

Se trata de una industria incipiente, pero con un gran potencial de crecimiento debido a la reducción en los costos de mantenimiento y de combustible.

Más que un futuro deseable, la producción, comercialización y expansión de automóviles de propulsión eléctrica ya forman parte del presente de México.

De hecho, en el mercado mexicano ya están disponibles diez modelos de autos eléctricos de armadoras como Renault, Tesla, Chevrolet, BMV y Zacua, la primera compañía de origen mexicano, fundada en el 2017 y que produce este tipo de unidades en su planta ubicada en la ciudad de Puebla.

De acuerdo con esta compañía mexicana, el principal motor que impulsará la comercialización de este tipo de unidades es el ahorro en impuestos, así como en costos de mantenimiento y de combustibles.

En septiembre de 2020, la Secretaría de Economía anunció una eliminación en los aranceles para los vehículos eléctricos, como una forma de incentivar su producción, comercialización y consumo.

A esto se suma que estas unidades no pagan el Impuesto Sobre Automóviles Nuevos (ISAN), cuya derogación ha sido una larga petición por parte de las armadoras, toda vez que México es el único país con un gravamen de esta naturaleza.

Pero, además de menores impuestos, Zacua asegura los autos eléctricos que se pueden adquirir en el mercado mexicano tienen otras ventajas.

De entrada, al ser unidades no contaminantes, no deben pasar por la verificación vehicular, mientras que los vehículos convencionales deben pasar por este proceso para adquirir un engomado que les permita circular sin restricciones

Además, producto de no requerir la verificación vial, tampoco forman parte del programa Hoy no circulade la Ciudad de México. Tampoco requieren gastar en aditivos, refrigerantes ni en gasolina.

El mantenimiento tanto del motor como de las baterías se realiza cada dos años, advierte Zacua.

Adicionalmente, luego de la aprobación de la Ley de la Industria Eléctrica que favorece la quema de combustibles fósiles para el funcionamiento de las plantas generadoras de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), los vehículos de propulsión eléctrica se vuelven una alternativa para el medio ambiente.

El coche Zacua advierte la compañía mexicanaes 100% eléctrico y por tanto tiene cero emisiones, lo que significa que a nivel local no emite dióxido de carbono, gases de efecto invernadero ni ninguna otra partícula contaminante del aire, evitando así la congestión en el entorno urbano. Además, cargar u n automóvil es menos contaminante que quemar gasolina.
Raúl Castro-Lebrija
Artículo anteriorFitch no dejará de realizar cobertura de Pemex con información independiente
Artículo siguienteRetroceso de México en renovables se da en mercado eléctrico al alza

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí