Mantiene BBVA expectativa de crecimiento de México

Mantiene BBVA expectativa de crecimiento de México. Revista Fortuna
40816486 - a golden coin with an eagle over stacks of silver coins business wealth and success concept

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 48 segundos

Mantiene BBVA expectativa de crecimiento de México. Revista FortunaEl crecimiento económico de México, registrado durante la primera mitad del año de 2.1 por ciento, imprime un sesgo a la baja en la previsión para el 2018, sin embargo se mantiene en 2.6 por ciento, de acuerdo con el Informe “Situación México”, elaborado por el área de análisis económico de BBVA Bancomer.

En conferencia de prensa, Carlos Serrano, economista de la institución bancaria, recordó que en fechas recientes, el Inegi informó que al segundo trimestre de 2018, la economía se contrajo 0.1 por ciento, una diferencia de 1.2 puntos porcentuales respecto al registrado en el primer trimestre de este año.

Precisó que el sesgo a la baja deriva de la incertidumbre que imprime la política comercial seguida por Estados Unidos.

Por componentes, las actividades primarias mostraron la mayor caída en el periodo referido, con una variación porcentual negativa anual de 2.1 por ciento, contra 0.9 por ciento previo; mientras que el sector industrial se contrajo 0.3 por ciento, contra su previo 0.9 por ciento.

Por su parte, el sector terciario sorprendió a la baja con un crecimiento moderado de 0.3 por ciento, que contrasta con el crecimiento de 1.1 por ciento observado en el primer trimestre del año.

Mientras que el comportamiento del sector primario, dijo Carlos Serrano, se encuentra sujeto a mayor volatilidad por la naturaleza de su producción, es probable que el menor dinamismo de la industria esté asociado a una ralentización del sector manufacturero y la construcción.

Mantiene BBVA expectativa de crecimiento de México. Revista Fortuna
Crecimiento económico de 2.1 por ciento en el primer semestre sega a la baja previsión para 2018; sin cambios para 2019 en 2.0 por ciento.

Deterioro de la balanza comercial

Por su parte, el déficit comercial se incrementó a 2 mil 773 millones de dólares durante los primeros seis meses de 2018 de 302 millones de dólares en el mismo periodo del año previo.

Un factor que explica este aumento fue el deterioro en la balanza comercial petrolera con un déficit de 5 mil 497 millones de dólares contra 3 mil 826 millones de dólares.

Se prevé, indicó, que el déficit comercial para 2018 sea de 12 mil 800 millones de dólares.

La institución anticipa que el déficit de cuenta corriente cierre este año en aproximadamente 24 millones de dólares, es decir, 2.0 por ciento del PIB.

Disminución significativa de la inflación al inicio del año

En los primeros meses del año la inflación mostró una significativa disminución.

No obstante, en mayo la inflación general descendió menos de lo que se preveía, y a partir de junio retomó una tendencia alcista que, por su naturaleza, se pronostica que será transitoria.

Este aumento tiene su origen en aumentos mayores a los previstos en precios de energéticos, principalmente de las gasolinas y el gas LP, lo cual se reflejó en incrementos significativos de la inflación no subyacente.

Este cambio en precios relativos no ha afectado a la inflación subyacente que mantiene un buen comportamiento y una tendencia descendente.

Hacia delante, resulta ineludible que este cambio de precios relativos por los choques de oferta antes mencionados afectará la velocidad de convergencia de la inflación hacia la meta.

Así, BBVA Bancomer anticipa que la inflación cerrará el año ligeramente por encima de 4.0 por ciento (en 4.1 por ciento).

Con ello, el INPC convergerá definitivamente al objetivo del 3.0 por ciento a un ritmo más lento de lo que se pensaba hace tres meses, cuando se preveía que la inflación podría terminar el año ligeramente por debajo de 4.0 por ciento (en 3.8%).

En contraste, la inflación subyacente continuará con una tendencia descendente sin interrupciones.

Las proyecciones del banco sugieren que la inflación subyacente probablemente se estabilizará en torno al 3.6 por ciento en el corto plazo, antes de disminuir aún más en los últimos dos meses del año hasta el 3.4 por ciento a fin de año.

Mantiene BBVA expectativa de crecimiento de México. Revista Fortuna
La inflación se ubicará ligeramente por arriba de 4 por ciento a fin de año. BBVA Bancomer anticipa que no habrá incrementos adicionales en las tasas de interés el resto del año, y que un ciclo de bajadas comenzará en el segundo trimestre del año entrante.

Política monetaria mantendrá la pausa en el año

En este contexto, se anticipa una pausa monetaria el resto del año.

El tono del último comunicado es menos restrictivo que el de los anteriores y da señales de que, en ausencia de un deterioro adicional del balance de riesgos para la inflación, una pausa monetaria es el escenario más probable en los próximos trimestres.

Además, los dos aumentos de tasas ya observados este año han llevado a la tasa real a un nivel restrictivo.

Se prevé el resto del año con una tasa nominal en 7.75 por ciento, la tasa real ex-ante se ubicará en promedio por encima de 4.0 por ciento, un nivel elevado para estándares históricos, y significativamente mayor al 2.0 por ciento de una tasa neutral.

En 2019, con la inflación en niveles menores a 4.0 por ciento y convergiendo gradualmente hacia la meta, Banxico se podrá plantear con tranquilidad una convergencia gradual de la tasa monetaria hacia su nivel neutral (en torno a 5.5 por ciento).

Así, para 2019 se espera una reducción de 75 puntos base en la tasa monetaria a 7.0 por ciento.

TLCAN y tensiones comerciales en ascenso

Durante los últimos meses el principal factor detrás del movimiento de los precios de los activos domésticos ha sido el escalamiento de las tensiones comerciales.

A la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), cuyo rompimiento se mantiene como el mayor riesgo, se ha sumado la imposición de diversas medidas arancelarias de varios países.

Los inversionistas tratan de evaluar hasta qué punto estas medidas, especialmente entre EU y China, ponen en riesgo el crecimiento económico mundial y es en este proceso de evaluación que se han generado diversos episodios de aversión al riesgo.

De hecho, los movimientos de las principales variables financieras en México han seguido de manera puntual los vaivenes en los temas comerciales, desde el fallido intento por cerrar un acuerdo preliminar del TLCAN entre abril y mayo hasta los diversos tonos que ha alcanzado el intercambio de medidas arancelarias entre China y EU.

En este contexto, el resultado de la elección presidencial en México y los mensajes iniciales del candidato ganador actuaron favorablemente para los activos mexicanos en un momento que coincidió con un relajamiento de las tensiones a nivel global.

Mantiene BBVA expectativa de crecimiento de México. Revista Fortuna
Expectativas favorables sobre el TLCAN han sido el principal factor detrás de la reciente apreciación del peso. No obstante, al momento no hay acuerdos definitivos sobre temas controvertidos.

Hacia adelante con altas expectativas de que la renegociación del TLCAN se cierre hasta 2019 y después de que los mercados recibieran favorablemente el discurso conciliador de la próxima administración, la posible imposición de un arancel de 25 por ciento a la importación de automóviles constituye el principal factor de riesgo para las variables financieras en el corto plazo.

Artículo anteriorTeme Moody’s aumento de impagos en el Bancomext
Artículo siguienteGoogle News y First Draft combaten la desinformación

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí