Alerta empresas: cae el compromiso de los empleados

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 33 segundos

Sea por la creciente “economía gig” o una baja percepción de las recompensas, pero los indicadores de compromiso de los empleados con las empresas se han puesto en color amarillo en todo el mundo, en especial en Asia, América del Norte y Europa, y México no es excepción, refleja la segunda mayor caída entre los países de América Latina.

Aon, Consultores en Administración de Riesgo y Capital Humano presentó el estudio de Tendencias Globales de Compromiso de Empleados 2017, donde cada año, mide la participación de los empleados de más de mil organizaciones en todo el mundo.

Los resultados revelan que el Compromiso del empleado disminuyó frente al año anterior en todo el mundo. La tendencia de Engagement indica una disminución a nivel global del 65 por ciento en 2015 a 63 por ciento en 2016. Sólo 24 por ciento del total de empleados calificaron como: Altamente comprometidos y 39 por ciento de Comprometidos.

En este sentido, México enfrenta el desafío de la desaceleración del comercio y gran incertidumbre en las relaciones con Estados Unidos. Lo que explica este resultado para la región es que sus dos mayores economías caminaron en direcciones diferentes. México, posiblemente influenciado por la potencial tensión con su vecino del norte cayó de 79 por ciento a 75 por ciento en cuanto a Compromiso, siendo el segundo país que más decreció en la región con 4 puntos porcentuales. Colombia y Ecuador lideran la región, con un aumento de 6 puntos para alcanzar 82 por ciento y 84 por ciento respectivamente.

Es importante destacar que una parte de la variabilidad del nivel de compromiso se debe a diferencias culturales, sin embargo, dos regiones del mundo — América Latina (+3 puntos) y África (+2 puntos) mejoraron en 2016. Europa bajó dos puntos y América del Norte, uno (-1 punto). Asia, con su disminución de tres puntos, es la fuerza impulsora detrás de la disminución del compromiso global.

Desde 2011, América Latina enfrentó resultados de compromiso relativamente altos, pero estancados. Esta tendencia cambió este año, con un aumento de compromiso de tres puntos, de 72 a 75 por ciento de todos los empleados de la región. “Es muy notable que una región que aún con altos niveles de compromiso pueda mejorarlo tanto cada año, y así de uno a otro”, agregó Eduardo Pascual, director de Consultoría y Talento en Aon México.

Cada uno de los tres elementos del índice de compromiso decayó ligeramente a nivel global.

 

Compromiso, Engagement y Cultura

“Las personas crean valor al negocio, son activos intangibles, pero también son emocionales y volubles; muchas veces, quieren ser conquistadas, por ese motivo, el compromiso de los empleados puede ser un gran diferenciador para una organización en momentos de estabilidad o en momentos de rápidos cambios. Cuando se tiene una Cultura de Compromiso, sus competidores lo notan”, dijo Eduardo Pascual.

La medición que realiza AON corresponde con la orientación estratégica y los retos del negocio, que para el caso del Compromiso de los empleados se define como el nivel de inversión psicológica de un empleado en su organización, expuso Pascual.

En tanto que el Engagement mide el grado de vinculación emocional e intelectual que tiene una persona con la organización; su involucramiento a través de comportamientos, no de percepciones sobre satisfacción; mientras que la Cultura define un enfoque de medición y transformación cultural alineados con la estrategia de negocios.

De acuerdo con los resultados del estudio, la mayor oportunidad de Compromiso para las empresas en América Latina está en el ámbito de Recompensas y Reconocimiento, que aumentó dos puntos en la región, lo que puede ayudar a explicar una parte de los aumentos del compromiso general.

El índice de Percepciones de Recompensas y Reconocimiento se redujo en sólo en tres países, Chile, México y Venezuela, mientras que en el resto se disparó con el aporte de Brasil donde aumentó cinco puntos y Colombia, 11 puntos.

Para Eduardo Pascual, el Compromiso de los empleados puede ser un gran diferenciador para una organización en momentos de estabilidad o en momentos de rápidos cambios.

Sólo 50 por ciento de los empleados entienden el concepto de Engagement, mientras que para los líderes, es de 65 por ciento quienes son elementos clave en las organizaciones”, agregó el directivo de Aon.

Otros factores, como estabilidad política o económica, pueden influenciar el compromiso. La comprensión cultural y el tratamiento de las prioridades de la experiencia en el trabajo es el punto central de todas las iniciativas destinadas al mayor compromiso.

El estudio aborda tres aspectos fundamentales: 1 Cómo está relacionado el indicador estadístico de la experiencia en el trabajo con el compromiso profesional. 2 Desempeño promedio de las principales empresas en esa área. 3 La comparación con relación a lo que las organizaciones más exitosas están haciendo.

A partir de la triangulación de estas tres áreas se identificaron las mayores oportunidades de aumentar el compromiso en las más diversas regiones y mercados.

  • Mayores Oportunidades de Compromiso en el Mundo
  • Remuneración y Reconocimiento
  • Propuesta de Valor al Empleado (PVE)
  • Alta Dirección
  • Oportunidades de Carrera
  • Infraestructura disponible

La sabiduría popular sugiere que el compromiso tiene mucho que ver con líderes y que la política salarial es un factor higiénico, pero no es esencial para el Compromiso. La posición de la dimensión Remuneración y Reconocimiento al tope de la lista merece atención (se encontraba en la tercera posición el año anterior). No habrá muchas organizaciones capaces de ofrecer mayores salarios o bonificaciones.

Retos emergentes para las empresas en 2017

La actualidad representa para las organizaciones un gran cúmulo de retos nuevos a los que deberá estar atenta para responder de manera oportuna.

El Compromiso de los empleados está disminuyendo, en un momento en que las empresas deben impulsar más que nunca acciones para retener el talento e innovar.

La inestabilidad política aumenta. Proteccionismo, comercio desleal, terrorismo y piratería, traen riesgos pueden impactar en las ventas.

El producto interno bruto global enfrenta riesgos importantes.

El riesgo climático significa, además del peligro de eventos catastróficos individuales, cambios en los ciclos climáticos que están afectando las actividades empresariales.

La flexibilidad laboral congruente con la “gig economía” y los cambios en el lugar de trabajo están creando nuevos retos para mitigar riesgos de salud y seguridad en el entorno de trabajo.

Noticias falsas y campañas de medios en redes sociales que atacan a las marcas son una preocupación creciente para la reputación de las empresas.

Artículo anteriorInnovación tecnológica: Invertir en el futuro de los pagos
Artículo siguienteFirma Natura contrato de compra de The Body Shop

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí