Lugares para tapear en la Ciudad de México

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 5 segundos

 

Ruta Gastronómica

Marisol Rueda*

Marisol

 

 

Nada mejor que un buen lugar para tapear, picar y compartir platos en una tarde de amigos que esté acompañada de buenas cervezas y vinos. Es un momento ideal para relajarse, probar de todo un poco y pasársela a gusto en un ambiente inmejorable. Aquí, tres excelentes opciones en la Ciudad de México.

 

 

 

 

Para fortuna de quienes viven en el sur de la capital, desde hace unos meses la zona del Pedregal alberga una estupenda opción: Jerónimo, la apuesta del chef Alberto Ituarte, del restaurante español Alaia, por una cocina más desenfadada.

En Jerónimo, Ituarte aterriza un concepto muy bien logrado de una cocina relajada con acentos internacionales y mexicanos en la que, por supuesto, está presente su herencia española. La gran mayoría de los platos se antoja para picar y compartir. Uno que merece especial atención es el de los tacos de cola de res, una muy buena ejecución de un taco que bien podrías encontrar en tu taquería favorita. Las salsas que sirven en Jerónimo completan exitosamente la experiencia.

Otro de los platos recomendables son las croquetas de cochinita pibil, xnipec y salsa de frijol. Se acompañan de cebolla morada y conservan un buen equilibrio de picante. Los Taquitos Ensenada son ideales para una tarde fresca; se preparan con la pesca del día y se sirven con pico de gallo y ensalada de col.

Para hacer honor a la cocina española que ha caracterizado al chef Ituarte, hay que probar el Arroz meloso al azafrán con espárragos y mariscos, un excelente plato que no hay que pasar desapercibido. La cocina ofrece otros platos como ensaladas, sopas, pizzas, paninis y pastas. Jerónimo además cuenta con una acogedora terraza y un buen ambiente. Los drinks valen mucho la pena.

En Polanco, Jaleo, del chef Pedro Martín, es el rey de las tapas. Uno puede llegar y acercarse a la barra para ver la oferta del día, que nunca defrauda. Los montaditos son un agasajo, los hay de morcilla y pimiento de Padrón, de lomo adobado con queso, de escalibada con anchoa, y de solomillo con queso brie, entre otros. Los de bacalao son simplemente maravillosos. Están también otros platos clásicos como los chorizos a la sidra, las croquetas de jamón, la tortilla española, los pulpos a la gallega, las patatas bravas, las albóndigas y las gambas al ajillo.

Para acompañarlos hay buenas cañas, sangría y tinto de verano que no dejan de correr entre las mesas. ¿Aún hay espacio para el postre? Jaleo tiene de las mejores torrijas de la ciudad. Usualmente, hay paellas los domingos y hay que estar pendiente de la pizarra para ver las novedades del día.

Ruta Tapas en Central Central, del chef Edgar Silva.

En Santa Fe, una buena referencia es Central Central, del chef Edgar Silva. Además de su variada oferta de tapas y platos para compartir, el lugar tiene una de las mejores vistas de la zona y un muy buen ambiente. Para empezar con un clásico del lugar hay que pedir la tapa de ventresca de atún, deliciosa. Las croquetas de jamón son de las mejores de la ciudad, se deshacen en la boca y el paladar agradece las texturas del preparado. La tosta de buey no tiene reparo, se sirve con queso curado y pimientos de Gernika, una muy acertada combinación de sabores que te harán pedir más y más. El pulpo a la gallega es casi un plato obligado, está muy bien cocinado y las papas con las que se acompaña están para chuparse los dedos. Además de los tragos que se pueden tomar en Central Central, el lugar siempre ofrece un bar de champaña.

 

*Marisol Rueda es periodista de gastronomía.

 

Twitter: @marysolrueda

Artículo anteriorLa crisis no impide que Europa siga protegiendo a sus “banksters”
Artículo siguienteBanco Interacciones y Banobras evalúan financiar proyectos por 7.5 mdp

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí