Reforma Hacendaria busca elevar 11.1 por ciento la recaudación de impuestos

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 38 segundos

Presupuesto y RefHda Luis Videgaray SHCP Congreso

El gobierno federal decidió no gravar con IVA alimentos y medicinas, eliminar el IETU e IDE, pero elevar el Impuesto sobre la Renta (ISR) como parte de la Reforma Hacendaria que presentó al Congreso, con lo que espera incrementar 11.1 por ciento en términos reales los ingresos tributarios no petroleros.

Este 8 de septiembre, el gobierno de Enrique Peña Nieto entregó al Congreso el paquete económico para el 2014, junto con la iniciativa de la Reforma Hacendaria y de Seguridad Social, la cual está compuesta por una reforma Constitucional, 4 nuevas leyes y 17 reformas legales.

Debido a que en 2013 se prevé un crecimiento de 1.8 por ciento, propuso la aprobación, de manera extraordinaria, de un déficit de 0.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), sin inversión de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Prevé que la recaudación aumentará de forma gradual en el periodo 2014-2018, hasta alcanzar un incremento estimado de 2.9 por ciento del PIB al fin del lapso señalado.

De aprobarse la Reforma Fiscal que propone, estima que los ingresos presupuestarios asciendan a 3,829.5 mil millones de pesos de 2014, monto superior en 5.9 por ciento en términos reales con relación al monto estimado para el cierre de 2013. Los ingresos tributarios no petroleros se incrementarían en 11.1 por ciento real.

La Reforma a la Seguridad Social incluye una pensión universal, un seguro de desempleo y dar más recursos para abatir el rezago educativo.

La Reforma Hacendaria propone no gravar con IVA alimentos y medicinas, y mantiene las exenciones a servicios médicos y transporte urbano.

Se eliminan el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) y el Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE),  tres cuartas partes de los tratamientos preferenciales, casi la mitad de los regímenes especiales y el régimen de consolidación fiscal.

Mientras el Impuesto Sobre la Renta (ISR) pasaría de 30 a 32 por ciento para personas físicas y se gravaría con 10 por ciento las ganancias en Bolsa y dividendos.

Se incluyen impuestos ambientales al consumo de combustible y a plaguicidas, así como impuestos a bebidas azucaradas.

Disminuye el desliz en los precios de gasolina a la vez que elimina en el tiempo los subsidios en la gasolina. Se establece un nuevo régimen fiscal para Pemex para que las utilidades de la paraestatal después de impuestos sean mayores.

Se estima que durante 2014 el valor real del PIB de México, considerando el efecto de las reformas estructurales, registre una expansión de 3.9 por ciento y una inflación de 3 por ciento.

Para 2014 se propone un déficit presupuestario equivalente a 1.5 por ciento del PIB, sin considerar la inversión de Pemex, el cual se estima se reduciría gradualmente hasta alcanzar el equilibrio entre 2016 y 2017, de acuerdo con la evolución económica.

Se solicita un techo de endeudamiento neto externo para el sector público de hasta 10 mil millones de dólares y un techo de endeudamiento interno del gobierno federal por hasta 550 mil millones de pesos.

Foto: El secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray, entregó al Congreso el Paquete Económico 2014 y la propuesta de Reforma Hacendaria (Cuartoscuro).

Artículo anteriorEntra en operación primer parque solar
Artículo siguienteBaja 77 mdd reserva internacional de México

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí