Hacia la competencia en el sector de telecomunicaciones

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 33 segundos

Telecomunicaciones2La iniciativa de reforma de a las telecomunicaciones en opinión de BofA Merrill Lynch Global Research es un paso en la dirección correcta, pues aumentará la competencia del sector, lo cual a su vez fortalecerá la infraestructura de telecomunicaciones de México.

Esto promueve el crecimiento económico de México aumentando el capital, lo que ayuda a crear más empleos y a aumentar la productividad, agrega el análisis.

Concluye que con la iniciativa también busca aumentar el acceso a las telecomunicaciones, lo que ayudará a reducir la brecha digital que actualmente separa a México por regiones, por el tamaño de sus empresas y por los ingresos de su población, aumentando así aún más la productividad y, por lo tanto, el crecimiento.

El Gobierno Federal y los principales partidos políticos presentaron una iniciativa de reforma a las telecomunicaciones el lunes pasado, lo que de acuerdo con el economista en jefe para México del banco estadounidense, Carlos Capistrán está en línea con el discurso de inauguración del presidente Peña y con el Pacto por México.

Desde su punto de vista, la reforma está diseñada para aumentar la inversión y la competencia del sector, a la vez que se incrementa el acceso a las telecomunicaciones, elevando, por ejemplo, el acceso a la banda ancha a derecho constitucional.

Durante la presentación de la reforma, los líderes de todos los principales partidos políticos (PAN, PRD, PRI y PVEM) presentaron su posición y apoyaron la iniciativa. La propuesta en sí fue presentada al Congreso no sólo por Peña como presidente de México, sino también por los diputados dirigentes de los grupos parlamentarios de cada partido.

En opinión de Capistrán, esto indica que la reforma será aprobada rápidamente y sin modificaciones mayores; asimismo, es señal de la fortaleza de Peña y del Pacto por México, y por lo tanto nos resulta positivo para las dos grandes reformas que anticipamos lleguen en la segunda mitad de 2013: la fiscal y la energética.

Tres observaciones del presidente Peña

En su discurso, el presidente Peña destacó que la reforma propuesta tiene como objetivo la cobertura universal de radio, teléfono y servicios de datos; que ayudará a alcanzar tarifas internacionalmente competitivas en telecomunicaciones; y que mejorará la calidad de los servicios y contenidos de las telecomunicaciones.

El presidente mencionó que las empresas que actualmente componen el sector tendrán algunos retos, pero también la oportunidad de seguir creciendo y, que para hacerlo, tendrán que invertir, mejorar sus tarifas e innovar.

Principales puntos de la propuesta

  • Reconocimiento al derecho de libre acceso a la información y el derecho a la libre difusión. Reforma al Artículo 7 constitucional que garantiza la libertad de prensa, sentando la inviolabilidad del derecho a la diseminación de opiniones, información e ideas a través de cualquier medio.
  • Derecho de acceso a las tecnologías de la información, telecomunicación y servicios de radio, incluyendo la banda ancha. Adición al Artículo 6 constitucional, estableciendo que las telecomunicaciones y la radiodifusión son servicios públicos y de interés general. La ley establecerá una entidad autónoma que otorgue servicios de radiodifusión sin fines de lucro.
  • Creación de la Comisión Federal de Competencia Económica (CFCE) y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel). Para fortalecer a los reguladores, el actual órgano de competencia (CFC) y el regulador de las telecomunicaciones (Cofetel) obtendrán la autonomía constitucional (actualmente, el presupuesto de ambos depende del gobierno). Estas agencias estarán gobernadas por juntas escalonadas de siete comisionados, que serán seleccionados por el presidente de una lista de candidatos propuestos por un consejo, mismo que incluirá a los directores de Banxico, Inegi y el Instituto Nacional de Evaluación Educativa. Los comisionados estarán sujetos a ratificación por el Senado, y rendirán cuentas a ante ambas cámaras del Congreso.
    • La CFCE garantizará la libre competencia y luchará contra los monopolios. Entre sus facultades se encuentra el imponer medidas para eliminar las barreras de competencia; regular el acceso a insumos esenciales; ordenar la desincorporación de activos, derechos o acciones de los agentes económicos.
    • El IFETEL supervisará el desarrollo eficiente de la radiodifusión y las telecomunicaciones, y tendrá la facultad de otorgar y revocar las concesiones del sector. Además, podrá emitir regulación asimétrica para eliminar las barreras de competencia, para imponer límites a la concentración nacional o regional de frecuencias, concesiones o propiedad de medios que dan servicio al mismo mercado o geografía; también podrá ordenar la desincorporación de los activos de operadores.
      Una vez inaugurado, el IFETEL comenzará con algunas acciones inmediatas, entre las que se encuentran:
          1. IFETEL tiene no más de 120 días para anunciar la licitación de al menos dos nuevas cadenas nacionales de televisión. Únicamente aquellas empresas que tengan un espectro de menos de 12MHz podrán participar en la licitación. La concesión se podría utilizar para cualquier propósito, mientras se paguen las contraprestaciones y se acaten los requerimientos del IFETEL. Además, la iniciativa propone que los operadores de televisión por cable deben incluir las señales de televisión local sin costo (must-carry), y que los operadores de televisión abierta deben ofrecer su señal a precios competitivos a los operadores de televisión por cable (must-offer).
          2. En los primeros 180 días después de su creación, IFETEL declarará la dominancia de algunos operadores, e impondrá las medidas necesarias que eviten afectaciones a la competencia. Los operadores dominantes serán aquellas empresas con participación de mercado superior al 50%, en términos de usuarios, tráfico o capacidad de la red.
  • Creación de cortes especializadas. Para fortalecer la regulación, la reforma propone la creación de cortes especializadas en telecomunicaciones. Para obtener juicios efectivos, los operadores podrían apelar las decisiones de los reguladores, pero estas decisiones no serán sujetas a suspensión.
  • Instalación de una red nacional de telecomunicaciones. Deberá comenzar operaciones antes del cierre de 2018. La Comisión Federal de Electricidad cederá a Telecomunicaciones de México su concesión para instalar, operar y explotar una red pública de telecomunicaciones. Esta red compartida ofrecerá sus servicios a precios competitivos, exclusivamente a operadores de telecomunicaciones, que tendrán que ofrecer a otros operadores las mismas condiciones que obtienen de la red compartida.
  • Techo a la inversión extranjera. La reforma elevará el techo de inversión extranjera de 49% a 100% para la inversión en telecomunicaciones y comunicaciones satelitales y de 0% a 49% en radiodifusión.
Artículo anteriorSe estabilizan en marzo las materias primas
Artículo siguienteS&P cambia la nota de México; “perspectiva positiva”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí