La banca mexicana puede seguir creciendo a doble dígito

Tiempo de lectura aprox: 10 minutos, 14 segundos

Buena Perspectiva Económica y de Crecimiento: Fitch espera un crecimiento real del PIB de México de 3.8% en 2012 y 3.6% en 2013, manteniendo la moderada recuperación tras la recesión de 2009. El crecimiento crediticio se ha consolidado en los últimos dos años en los bajos dobles dígitos, ritmo que Fitch considera sostenible sin afectar los sólidos fundamentos de la banca.

Rentabilidad Sólida y Consistente: Los bancos han mantenido buenas ganancias a pesar del complejo entorno y las bajas tasas de interés recientes. Menores costos crediticios han compensado los moderados márgenes, aunque éstos han aumentado recientemente ante una mejora de los costos de fondeo y los spreads crediticios. Fitch considera que las provisiones han tocado fondo, resaltando la necesidad de contener el deterioro en la calidad de activos.

Calidad de Activos con Potencial Deterioro: Fitch espera un debilitamiento moderado y gradual de la calidad de activos ante la reactivación crediticia reciente, sobre todo en consumo. La morosidad y las provisiones se mantienen bajos, pero los castigos en tarjetas de crédito y otros productos de consumo están aumentando rápido, especialmente cuando estas líneas de negocio han crecido al doble que otros sectores y tienen costos crediticios históricos elevados.

Fuerte Posición de Capital: El capital ha mantenido el ritmo del crecimiento de los préstamos, evitando el deterioro de las métricas de capital, resaltando además la predominancia de capital fundamental. Recientemente se aprobaron requisitos de capital más estrictos a partir de enero de 2013, en línea con el marco de Basilea III. Fitch no espera un impacto material en los índices de capital; tampoco una desaceleración del crédito a nivel sistema como resultado de dichas normas. Fitch opina que los beneficios a futuro de estas reglas son mayores que los retos de corto plazo.

Buena Liquidez Aunque Ajustándose: Los depósitos han crecido menos que los préstamos recientemente. El índice de préstamos a depósitos se deterioró en 2011-2012, aunque hasta un todavía razonable 95% en Sep-12 (85% en 2010) y en línea con los niveles pre-crisis. Fitch considera que el potencial de mayores aumentos en este índice, sin afectar el perfil de liquidez y fondeo de los bancos, es moderado. Positivamente, el fondeo del exterior es muy bajo.

¿Qué podría cambiar la perspectiva?

Acentuación de los Riesgos Globales: Potenciales eventos adversos en el abismo fiscal en EU o en la eurozona que afectaran las perspectivas de la economía mexicana y/o la calificación soberana, podrían generar presiones negativas en las calificaciones de los bancos locales. Los bancos de capital español podrían afectarse por degradaciones de sus matrices.

Deterioro en Capital o Calidad de Activos: La perspectiva del sistema bancario también podría degradarse si la calidad de activos, rentabilidad y/o capital se deterioran más allá del escenario base de Fitch. La perspectiva del sistema podría ser revisada a negativa si la morosidad o castigos relativos fueran mayores a 4.5% de los préstamos totales o promedio; y/o si el capital fundamental baja de 12% de los activos ponderados, o el ROA operativo fuera menor a 1.0 por ciento.

Mejoras Contingentes en Acciones Soberanas: Algunos de los bancos sistémicamente importantes tienen calificaciones mayores al soberano, con limitado potencial de diferenciación adicional. Por tanto, una perspectiva positiva dependería de acciones soberanas en tal sentido.

Determinantes Principales de la Perspectiva

Entorno Económico Moderadamente Positivo

La recuperación de la economía mexicana continúa tras la caída de 6.5% real en el PIB de 2009 y el ritmo de crecimiento ha sido sostenido. Fitch espera que el crecimiento real anual del PIB cerrará en 3.8% en 2012, mientras que el escenario para 2013 es relativamente similar (3.6%). Algunos riesgos globales que podrían afectar las perspectivas económicas persisten, como la resolución del precipicio fiscal de EU y/o un potencial deterioro adicional en la crisis de deuda soberana en la eurozona.

En opinión de Fitch, la estabilidad económica debe complementarse con reformas adicionales para mejorar el dinamismo económico del país. La alta dependencia del petróleo en los ingresos fiscales y una relativamente estrecha base de ingresos no petroleros, así como los limitados recursos del fondo de estabilización del petróleo, limitan la capacidad del gobierno para responder a eventos adversos sobre la economía o los ingresos petroleros (para mayores detalles sobre la calificación soberana de México, vea el reporte de Fitch “2013 Outlook: Latin America Sovereigns”, de fecha Diciembre 2012, disponible en www.fitchratings.com).

Crecimiento Crediticio Sostenido
y a Ritmo Razonable Tras la Crisis

El ritmo de crecimiento de la actividad crediticia se ha recuperado gradualmente a partir del 2010, consolidándose la expansión interanual en los dobles dígitos bajos desde 2011. El principal motor de crecimiento tras la crisis han sido los préstamos comerciales (véase el gráfico abajo). Sin embargo, un mayor dinamismo del crédito al consumo desde mediados de 2011 y, en menor medida, de las hipotecas en 2012, han compensado la desaceleración de los préstamos a empresas en los últimos meses.

En opinión de Fitch, los bancos mexicanos pueden mantener cómodamente por varios años tasas anuales de crecimiento nominal de créditos en el rango de 12%-15%. El aún bajo nivel de intermediación financiera (aproximadamente 25% del PIB) ofrece espacio para la expansión del crédito, aunque mucho dependerá de la evolución de la demanda efectiva de préstamos y de los factores económicos globales. El crecimiento reciente de los créditos ha estado en el límite inferior del rango referido, pero Fitch espera que la presumible recuperación de la actividad industrial y la mejora de las expectativas económicas pudieran impulsar el crecimiento del crédito en 2013 hacia el límite superior de este escenario base.

Rentabilidad Sólida y Consistente
a pesar de Bajas Tasas de Interés

El crecimiento gradual pero sostenido de los préstamos, junto con márgenes ligeramente crecientes, han propiciado algunas mejoras en la rentabilidad global. A pesar del entorno de tasas de interés relativamente bajas, los bancos han logrado mantener, e incluso aumentar moderadamente, los márgenes de interés neto. Los mayores spreads crediticios y el mantenimiento de los costos de fondeo han sido factores clave de esta tendencia.

Los costos crediticios están creciendo en cierta medida en 2012, aunque esto también refleja los niveles excepcionalmente bajos registrados en 2010 y 2011, ante los amplios castigos y provisiones realizados tras la reciente crisis. En la medida que el crecimiento de los préstamos se ha reactivado, los costos crediticios también han aumentado gradualmente, pero siguen siendo inferiores a los niveles previos a la crisis. Por lo tanto, Fitch no espera que los costos del crédito tengan un impacto negativo significativo en la rentabilidad del futuro cercano.

Las tres principales fuentes de ingresos (intereses, comisiones, e intermediación) han aumentado en términos relativos respecto a los activos promedio durante 2012 (véase el gráfico superior), compensando el ligero deterioro en eficiencia operativa y en costos crediticios, en comparación con 2011. Por lo tanto, las ganancias operativas y netas respecto a activos promedio están mejorando a pesar de las bajas tasas de interés. Fitch estima que el ROA operativo a nivel del sistema se mantendrá en rango de 1.5% – 2.0% durante 2013.

Buena Calidad de Activos, Bandera
Amarilla en Crédito al Consumo

Durante la reciente crisis, los bancos lograron contener el deterioro en la morosidad con indicadores apenas arriba del 3% durante 2008-2009, mediante fuertes provisiones y castigos (véase el gráfico abajo). A medida que el entorno mejoró, estos últimos han disminuido y convergido hacia niveles previos a la crisis. En opinión de Fitch, estas métricas han tocado fondo y se espera un aumento gradual ante la reactivación crediticia, aunque Fitch estima que se mantengan en aproximadamente 3% de los créditos promedio en el futuro previsible.

Un potencial deterioro de los niveles relativos de morosidad o de castigos por encima de 4.5% de los préstamos totales o promedio, respectivamente, podría derivar en una revisión de la perspectiva del sistema a negativa y podría presionar las calificaciones como emisor y/o de viabilidad de algunos bancos. Fitch considera positivo que el nivel relativo de provisiones se ha mantenido alineado o por encima de los castigos a través del ciclo crediticio, evitando el deterioro de la base de reservas para préstamos incobrables.
No obstante, los castigos están aumentando rápidamente en el segmento de consumo, tanto en tarjetas de crédito como préstamos no revolventes, impulsados por el rápido crecimiento en estas líneas de negocio durante los últimos 12-18 meses. Una medida más rigurosa y ajustada de calidad de activos, la cual revierte los castigos del último año a la morosidad promedio de ese período, muestra que la calidad de activos se ha deteriorado significativamente en estos dos segmentos en 2012 (véase el gráfico de la izquierda). Positivamente, la contribución relativa de los préstamos minoristas es inferior que la observada antes de la crisis, y con mayor peso relativo de los productos garantizados (ver gráfica abajo).

Sólida Capitalización; Buena Liquidez, aunque Ajustándose

Los bancos mexicanos han mantenido fuertes indicadores de capital y liquidez, que se encuentran entre sus principales fortalezas en comparación con otros sistemas bancarios de mercados emergentes. Las utilidades retenidas son la principal fuente de crecimiento del capital, mientras que éste se encuentra ampliamente integrado por capital fundamental.

A pesar de la reactivación crediticia, la rentabilidad retenida sobre capital se ha mantenido por encima o alineada con el aumento de préstamos, evitando el deterioro de las métricas de adecuación de capital (ver gráfica de la página siguiente). El indicador de Fitch de capital fundamental respecto los activos ponderados por riesgos para el sistema total, se ha mantenido casi sin cambios por encima de 15%, a pesar de que el crecimiento reciente en préstamos ha sido particularmente elevado en los segmentos más altamente ponderados por riesgo, como el crédito de consumo. Fitch no espera un deterioro material de los indicadores de capital en 2013, aunque algunos ajustes moderados podrían ocurrir ante la introducción de los requerimientos de capital regulatorio más estrictos a partir de enero de 2013.

El fondeo se compone mayoritariamente de una base de depósitos de clientes estable, recurrente y local. Sin embargo, el crecimiento reciente de los depósitos ha sido algo inferior al de los préstamos en general, conduciendo a un deterioro moderado de la relación de préstamos a depósitos durante el período 2011-2012. A septiembre de 2012, esta medida se ubicó en un todavía confortable 95% (Diciembre 2010: 85%), apenas por encima de los niveles previos a la crisis. Fitch considera que el potencial de mayores aumentos en este indicador, sin que los perfiles de liquidez y fondeo de los bancos se vean afectados, es moderado. La dependencia del fondeo del exterior es muy baja en el sistema y el acceso a los mercados locales y globales de deuda ha sido continuo, especialmente para los bancos más grandes, no obstante los retos que algunas matrices extranjeras atraviesan en la actualidad.

Fuerte Entorno Regulatorio

Fitch considera positivos tanto el estado actual como los cambios recientes en el marco regulatorio bancario. Las metodologías de reservas crediticias se han fortalecido en los últimos años, mientras que el marco de Basilea III se ha aprobado y estará vigente a partir de enero de 2013. En conjunto con un sólido marco de supervisión, estos factores coadyuvan en las perspectivas de medio y largo plazo para el sector bancario.

Perspectiva para 2013

La perspectiva de Fitch para el sistema bancario mexicano en 2013 es estable, lo que refleja el equilibrio entre las expectativas moderadamente positivas sobre el desempeño de los bancos y sus fundamentales crediticios, así como los persistentes riesgos globales y su impacto potencial en el entorno operativo. En opinión de Fitch, las afirmaciones de calificación serían posiblemente la acción predominante para los bancos mexicanos en 2013.

Fitch espera que la rentabilidad, solvencia, liquidez y franquicias se mantengan relativamente sin cambios, aunque persiste cierto potencial de mejora en estos factores si el entorno operativo local sigue fortaleciéndose. A su vez, se espera un deterioro gradual en la calidad de activos, aunque sólo en un grado moderado y razonable.

No obstante, en las circunstancias actuales existe un limitado potencial de mejora para las calificaciones de bancos. Las entidades más grandes y sistémicamente importantes tienen calificaciones de viabilidad (VRs) ya sea al mismo nivel de la calificación de incumplimiento del emisor (IDR) del soberano en ‘BBB’, o en algunos casos, uno o dos grados por encima de ésta, que es generalmente el diferencial máximo empleado por Fitch. Por lo tanto, una revisión de las perspectivas del sistema bancario a positiva estaría principalmente asociada a acciones de calificación similares en el soberano, siendo estable la perspectiva actual de éste.

A su vez, el riesgo negativo para las perspectivas del sistema se asocia sobre todo al potencial deterioro de los factores globales. En un escenario negativo, eventos adversos en la resolución del abismo fiscal en los EU o en la eurozona, que afectaran materialmente las perspectivas de la economía mexicana y/o la calificación soberana, podrían traducirse en presiones negativas en las calificaciones de los bancos mexicanos. La perspectiva del sistema también podría ser revisada a negativa si la calidad general de los activos se deteriora más allá del escenario base de Fitch, sobre todo si esto ocurre en conjunto con un debilitamiento material de la capitalización y/o liquidez.

Expectativas de Fitch para los distintos segmentos de bancos

Bancos Mayores

Los IDRs de los bancos con matrices españolas se derivan de sus relativamente altos VRs (BBVA Bancomer: ‘a-’; Santander Mexico: ‘bbb+’). La perspectiva negativa en sus IDRs refleja que estas calificaciones y sus VRs podrían estar afectados por potenciales futuras bajas de los VRs de sus matrices. Sin embargo, el potencial de degradación de sus IDRs está limitado por sus pisos de soporte, actualmente en ‘BBB-’. Por el contrario, una mejora de los VRs de BBVA Bancomer y Banco Santander Mexico dependería de la estabilización de las calificaciones de sus matrices en conjunto con acciones positivas en la calificación soberana de México (para mayor detalle de los bancos españoles, ver el reporte de Fitch “2013 Outlook: Spanish Banks,” con fecha de Diciembre 2012, disponible en www.fitchratings.com). Una acción positiva en las calificaciones soberanas podría también beneficiar el VR de ‘a-’ y los IDRs de Banamex, cuyas calificaciones también se derivan de su fuerte perfil intrínseco.

Las calificaciones como emisor en escala internacional y/o nacional de HSBC y Scotiabank probablemente seguirían determinadas por el soporte de sus matrices, dadas las relativamente altas calificaciones de estas últimas y puesto que Fitch considera que dichas subsidiarias son “estratégicamente importantes” para sus respectivas matrices.

Las calificaciones de Banorte están derivadas de su perfil financiero intrínseco, que refleja su adecuada resistencia ante condiciones económicas cambiantes, buena calidad de activos, así como resultados y liquidez con tendencia positiva. Sin embargo, sus calificaciones podrían verse afectadas si las adquisiciones recientes afectan sustancialmente la adecuación de su capital y/o el riesgo de ejecución.

Bancos Medianos y/o Regionales

Los IDRs de Ixe Banco reflejan el soporte de Banorte, pero su VR de ‘bb’ refleja la reconstrucción de capital, calidad de activos y rentabilidad que aún está en proceso. Los bancos en este grupo están relativamente diversificados por línea de negocio y/o región, y presentan una significativa contribución de depósitos tradicionales en sus bases de fondeo. Por lo tanto, estos bancos típicamente tienen al menos alguna ventaja competitiva significativa y, en opinión de Fitch, poseen una mayor habilidad para enfrentar los desafíos operativos del entorno que otros bancos más nuevos y/o más concentrados.

Fitch considera que hay cierto potencial de mejora en las calificaciones de estos bancos en el mediano plazo. No obstante, algunos de éstos podrían verse afectados por riesgos individuales en sus principales líneas de negocio, como las difíciles condiciones en créditos a gobiernos sub-nacionales. Para bancos como Mifel y Afirme, los altos costos crediticios restringen su rentabilidad, aunque las tendencias son mixtas (ver gráfica siguiente).

Bancos de Financiamiento al Consumo

Los bancos en este grupo son más sensibles a cambios en el ciclo económico que los bancos más diversificados, ya que los costos crediticios son relativamente altos y, en algunos casos, con tendencia a la alza. Estos bancos están usualmente expuestos a mayores gastos administrativos relativos que a su vez restringen las utilidades. La perspectiva positiva de Banco Azteca refleja su robusta franquicia, probado proceso crediticio y su fuerte liquidez y estructura de fondeo. Banco Ahorro Famsa y Autofin México están más expuestos a potenciales deterioros debido a su mayor concentración por región y/o producto.

Bancos Extranjeros Enfocados en Mercados

Estas calificaciones probablemente se mantendrán estrechamente vinculadas a cualquier cambio en sus matrices. Fitch espera que los bancos en este grupo registren un desempeño relativamente moderado en el futuro previsible, dado el desafiante entorno y la intensa competencia en los segmentos de banca corporativa y actividades de intermediación.

Acciones negativas en sus calificaciones podrían surgir principalmente de degradaciones potenciales de sus matrices, reorganizaciones corporativas, y/o ante una menor importancia estratégica de las mismas (para mayor detalle de las compañías matrices de estas entidades, ver el reporte de Fitch “2013 Outlook: Global Trading and Universal Banks,” con fecha Diciembre 2012, disponible en www.fitchratings.com).

Bancos Transaccionales en Divisas

Estos bancos obtienen la mayoría de sus ingresos operativos de la compra-venta e intercambio de divisas extranjeras. Por lo tanto, sus ingresos y ganancias son típicamente contra-cíclicos. El fortalecimiento de su capacidad de absorción de pérdidas, apoyado por mayor rentabilidad, son elementos clave para una potencial mejora de calificación en algunos de estos bancos. Sin embargo, el mejoramiento de sus perfiles de fondeo, estructura de administración de riesgos y la diversificación de riesgos e ingresos, son también factores relevantes para posibles alzas de sus calificaciones, aunque persiste cierto potencial de mejora.

Bancos Especializados

Estos bancos generalmente se concentran en una línea de negocio y, en consecuencia, su exposición a riesgos idiosincráticos es mayor. Los fundamentales financieros de Banco Compartamos son sumamente sólidos, aunque su desempeño está un tanto expuesto a la creciente competencia en el negocio de microfinanzas, así como al potencial incremento de los costos crediticios en este sensible sector. Lo mismo aplica para Banco Interacciones, ampliamente concentrado en el debilitado sector de financiamiento a gobiernos sub-nacionales.

Potenciales reestructuras futuras entre sus mayores clientes podrían afectar materialmente las utilidades de Interacciones y seguir acentuando sus amplios descalces de plazos entre activos y pasivos. Su dependencia del fondeo mayorista exhibe retos adicionales bajo las actuales condiciones de mercado. ABC Capital está también expuesto a sectores más sensibles como el de construcción e inmobiliario, lo cual ha presionado relativamente sus provisiones al alza.

 

Artículo anteriorBuscan Hacienda y Banxico modernizar el sistema financiero
Artículo siguienteEl vigilante del sector farmacéutico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí