La fortaleza del dólar resta impulso a los “commodities”

Tiempo de lectura aprox: 4 minutos, 19 segundos

Durante la primera semana de diciembre los mercados de materias primas perdieron parte del impulso positivo observado a finales de noviembre, debido a la gran preocupación por el “abismo fiscal” de Estados Unidos ante la cercanía de la fecha de vencimiento, el 1 de enero, Ole S. Hansen, analista senior de Materias Primas, de Saxo Bank.

Si no se resuelve, el asunto del presupuesto ocasionará enormes recortes en los gastos y el aumento de los impuestos, lo que podría provocar que la primera economía del mundo y el resto de los países desarrollados caigan en una nueva recesión.

Europa, que ya ha sufrido una recesión, lucha por ver la luz al final del túnel, tras el pronóstico de crecimiento de la Eurozona para 2013 que ha dado el Banco Central Europeo, que rebaja la cifra a -0.3%, agrega Hansen.

Este descenso generó la posibilidad de nuevos recortes en las tasas en el corto plazo y contribuyó a la caída del cruce euro-dólar, restándole así soporte a las materias primas cotizadas en el billete verde, insistió.

 
El sector de la energía, el de peor rendimiento

La semana pasada, los dos índices principales de materias primas arrojaron rendimientos negativos, dejando un desempeño anual cercano a cero. En tanto, los metales industriales se recuperaron significativamente en las últimas semanas, impulsados principalmente por una mejora en los indicadores económicos provenientes de China, su principal consumidor a nivel mundial, expuso Hansen.

Con estos datos, el sector de la energía se perfila como el de peor desempeño y ha generado un impacto principalmente sobre el rendimiento del índice S&P GSC, con casi 70% de exposición en este sector.

Los metales preciosos están a la par con la agricultura, que se ha visto favorecida por los buenos desempeños de cultivos clave como el trigo, el maíz y la soya, explica.

 
La soya se recupera de la venta masiva de noviembre

En cuanto al desempeño individual de las materias primas, solamente algunas generaron retornos positivos como la soya, cuyo su valor continúa recuperándose de la venta masiva de noviembre.

En este período, la participación larga neta de los administradores de dinero se redujo a menos de la mitad. En la actualidad, el escenario principal se ha centrado de nuevo en brindar soporte ante la posibilidad de una reducción de los cultivos en Sudamérica como consecuencia del clima adverso, aseguró.

Al mismo tiempo, la exportación de soya de EU que ha ido en aumento, corre el riesgo de verse afectada por el bajo caudal del rio Mississippi, principal ruta de transporte entre el medio-oeste y el Golfo de México.

 
Gasolina, el “commodity” de peor rendimiento en el sector de la energía

Las cuatro materias primas con peor rendimiento pertenecen al sector de la energía, y la gasolina ha sido la más baja de todas. Los datos semanales sobre las reservas arrojaron el aumento más importante desde los ataques del 11S en Nueva York.

Este movimiento bajista ha beneficiado a los automovilistas estadounidenses ya que el precio minorista de la gasolina alcanzó su nivel más bajo en cinco meses.

Nuevamente, este dato demuestra de qué manera el cambio de paradigma sobre las reservas de la energía global, causado por un aumento en la producción gracias a métodos de producción avanzados en los EU, está teniendo un impacto profundo en la competitividad entre regiones y países.

Por lo tanto, señala Hansen, los sectores más beneficiados son el industrial y el de consumo por los bajos precios del crudo y el gas.

 
Metales preciosos a la baja, liderados por la plata

Desde su punto de vista, este sector continúa experimentando cierto “cansancio operativo” dado que las transacciones con oro y plata fueron débiles toda la semana, mientras que el paladio sigue en aumento desde hace un mes, impulsado por las expectativas de un déficit estructural emergente.

La plata ha tenido un bajo rendimiento al aumentar el precio de 1.oz. de oro a 51.08 la onza en comparación con su nivel más bajo de 50.6 / onza.

En cuanto al oro, operó por debajo de los 1,700 dólares/oz pero encontró soporte tras los comentarios de Mario Draghi, presidente del BCE, que incrementaron el posible recorte de tasas de la Eurozona para Año Nuevo.

Sin embargo, la sensación es que muchos operadores, tanto mediante futuros y especialmente mediante ETFs, podrían abstenerse de sumar a las posiciones existentes o incluso de reducir su exposición al aproximarse el cierre del año, creando así cierto clima adverso para el oro y la plata que podría durar hasta fines de diciembre, consideró Hansen.

 
El FOMC podría agregar soporte

Los metales preciosos tuvieron algunas debilidades adicionales tras conocerse el reporte de empleo de EU de noviembre, que fue más positivo de lo esperado al indicar que la tasa de desempleo continúa bajando.

Este informe es el último del año y por lo tanto es el último indicador antes de la reunión final de la Resera Federal para el 2012, a realizarse el próximo miércoles.

Por lo tanto, aumentaron las expectativas de un posible anuncio de la Fed sobre medidas de flexibilización cuantitativa.

Los rumores del mercado apuntan al vencimiento de la Operación Twist, en el que la Fed vendió bonos de corto plazo para comprar vencimientos más largos, y probablemente serán remplazados parcial o completamente por un programa convencional de compra de bonos.

Esta acción incrementaría el programa de emisión de papel moneda que ya se vio en la tercera relajación cuantitativa implementada en septiembre pasado. Si se concreta el anuncio, podría generarse una muy esperada apuesta al oro y la plata y debería brindársele más soporte a la creencia de que el metal dorado aún cuenta con un buen potencial alcista.

La incertidumbre cada vez mayor y una menor liquidez harán que las próximas semanas resulten muy delicadas desde la perspectiva del trading. El principal rango de soporte puede hallarse entre 1,672 y 1,661 – el mínimo reciente y la media móvil de 200 días, mientras que la resistencia se encuentra en dos niveles de Fibonacci de 1,711 y 1,728 dólares.

 
El petróleo, más bajo debido a las grandes reservas y a la fortaleza del dólar

Tanto el crudo Brent como el WTI tuvieron un movimiento bajista, pese a que la mejora del informe de empleo estadounidense contribuyó a amortiguar la caída. El dólar más fuerte le quitó soporte, mientras que una presión adicional a la venta provino de otro aumento en las reservas de energía en los EU, especialmente la gasolina.

Por su parte, el ministro de petróleo de Arabia Saudita ha reiterado su satisfacción sobre los precios actuales antes de la próxima reunión de la OPEC, a realzarse el próximo miércoles el 12 de diciembre. No hay duda que la OPEC deberá reducir significativamente su producción que se ha mantenido a niveles elevados durante meses en medio de señales de que la oferta global comienza a superar la demanda debido al importante incremento de la producción de EU, que alcanzó niveles que no se veían desde hace 20 años.

Aunque seguramente no ocurra en esta reunión, existe elevadas probabilidades que dicho anuncio se concrete a comienzos del 2013. Esto está causando un cambio de paradigma en los mercados de petróleo, donde los productores tradicionales corren el riesgo de perder gradualmente su influencia. Sin embargo, el aumento de la capacidad disponible será positivo ya que bajará la volatilidad de los precios del crudo y evitará que los precios suban demasiado en un futuro inmediato.

El Brent volvió a ubicarse nuevamente por debajo de 108.50 dólares, y podría asentarse ahora en un rango más bajo cercano a los 107 dólares/barril, con el riesgo de una liquidación larga a fin de año por parte de los operadores especulativos, tomando nuevamente en cuenta los precios.

Artículo anteriorEmpieza la semana con subasta extraordinaria de Cetes
Artículo siguienteGanaderos pretenden sustituir importaciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí