Otorgan estímulos fiscales a maquiladoras y organizaciones filantrópicas

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 51 segundos

El gobierno mexicano anunció la extensión de estímulos fiscales en beneficio de las empresas maquiladoras con el propósito de dar certidumbre a las inversiones y, por otra parte, a las asociaciones filantrópicas, para incentivar que continúen su labor de asistencia social.

El presidente Felipe Calderón firmó el decreto por el que se prorroga, de diciembre de 2011 hasta el 31 de diciembre de 2013, el tratamiento fiscal aplicable a las empresas maquiladoras, el cual está vigente desde noviembre de 2007.

Calderón indicó que las empresas maquiladoras son el “pilar fundamental” de la industria, en particular, en ramas de alto valor agregado, como la aeroespacial, las telecomunicaciones, la electrónica y la automotriz.

Dijo que las maquiladoras son también “un motor fundamental del empleo”, ya que 12.4% de los trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social trabajan en este sector.

El mandatario señaló que el crecimiento económico requiere de una industria maquiladora y manufacturera de exportación “altamente dinámica y competitiva” y que, esto, se vuelve todavía más importante si se considera el actual entorno económico internacional, el cual “está lleno de importantes desafíos que hacen necesario tomar medidas que fortalezcan nuestra industria”.

Añadió que “ante un entorno económico internacional adverso, es necesario mantener una política fiscal responsable, que, al mismo tiempo, asegure no sólo finanzas públicas equilibradas, sino que sea capaz de fomentar las actividades que más benefician a la sociedad”.

El estímulo fiscal permitirá a las maquiladoras calcular el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) utilizando la misma base gravable del Impuesto Sobre la Renta (ISR) aplicable a esta industria. La medida beneficiará a seis mil 400 empresas del sector.

La Secretaría de Hacienda indicó que el régimen fiscal en el IETU se extiende con el fin de otorgar certidumbre a las inversiones de las empresas maquiladoras, a la vez que permite continuar evaluando dicho impuesto en este sector particular.

La certidumbre jurídica que se otorga al dar continuidad al régimen fiscal vigente es particularmente relevante ante el actual entorno económico mundial de alta inestabilidad y posibilita que México mantenga su competitividad para atraer inversiones extranjeras y así generar fuentes de empleo, señaló la depedencia.

Por otra parte, Calderón también emitió el decreto que prorroga hasta el 31 de diciembre de 2013 el crédito fiscal otorgado a las personas morales autorizadas para recibir donativos deducibles del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

El presidente afirmó que muchas donatarias autorizadas tienen una capacidad administrativa limitada, ya que destinan los recursos que captan a fines filantrópicos.

Dijo que quizá por eso “no lograron ajustar sus operaciones y sistemas contables para cumplir con el marco impositivo al que están sujetas, poniendo en riesgo su viabilidad. De ahí, que, atendiendo a una justificada demanda social, se haya decidido extender el estímulo fiscal a las sociedades filantrópicas”.

Con esta medida, a las asociaciones de asistencia social se les da el “espacio suficiente para que, de manera ordenada y gradual, puedan hacer frente a sus obligaciones fiscales, sin que ello represente un obstáculo imposible de superar para cumplir su importante función”, agregó.

El estímulo fiscal otorgado a las donatarias autorizadas, equivalente al ISR que se cause en los casos en que sus ingresos por actividades distintas a los fines por las que fueron autorizadas, hubieran excedido al 10% de sus ingresos totales en el ejercicio de que se trate, señaló la Secretaría de Hacienda.

Patricia Pazarán

Artículo anteriorInaugura Grupo RECO nueva planta de carrocerías de autobuses
Artículo siguienteCertifica la ANTP a Estafeta como empresa segura

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí