Hacienda recauda menos por cobro de IEPS a telecomunicaciones

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 48 segundos

 

El director general de (CIU), Ernesto Piedras, explicó que en 2010 las autoridades estimaron recaudar 9,786 millones de pesos, pero sólo consiguieron 5,875 millones de pesos, lo que equivale a 60% del objetivo trazado.

De acuerdo con estudios realizados por la agencia consultora, si en el país se lograra desplegar el uso del Internet, con sólo 10 puntos porcentuales de incremento a la actual conectividad (medida en términos de penetración de banda ancha), se estimularía el crecimiento económico en una tasa cercana a 5.2% en un lapso de seis años.

Piedras indicó que, según estimaciones de CIU, sin el cobro del impuesto especial y con el impulso a las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC), las autoridades podrían recaudar por otros medios 28 mil millones de pesos en un año.

En conferencia de prensa realizada en la sede de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti), organizaciones empresariales, académicos y legisladores vinculados con el sector reiteraron su rechazo al IEPS a las telecomunicaciones.

Para el comisionado de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), José Luis Peralta, la aplicación del impuesto especial de 3% a las telecomunicaciones es contrario a los objetivos del organismo y dificulta su trabajo. Debido a que este órgano regulador tiene como propósito impulsar el uso de las TIC y el IESP provoca un efecto contrario.

Dijo que el aumento en el precio de los servicios de las telecomunicaciones causado por un impuesto especial, inhibe el uso y aprovechamiento de estos servicios, lo cual afecta negativamente en el desarrollo económico del país y en la competitividad de México a nivel internacional.

El comisionado, que habló a título personal, precisó que los servicios de telecomunicaciones además de estar sujetos al IEPS están gravados por el Impuesto al Valor Agregado (IVA), con el cual suman una tasa impositiva de aproximadamente 20%.

La presidenta del Observatorio de las Telecomunicaciones de México (Observatel), Irene Levy, recordó que el impuesto especial fue concebido para los bienes y servicios que producen efectos negativos como el tabaco y las bebidas embriagantes, y que las telecomunicaciones claramente no se encuentran en ese rubro.

Dijo que las TIC facilitan la integración social, permiten hacer más eficiente el trabajo y representan una herramienta fundamental en emergencias y seguridad pública, así como alternativa en materia de salud y trabajo a distancia, por lo que cualquier gravamen que frene su desarrollo resulta injustificado.

No se justifica el IEPS en los servicios de telecomunicaciones ni por la cantidad recaudada ni por el efecto directo e indirecto que tiene dicho impuesto. En un país que no ha logrado una importante penetración del uso de las TIC como herramienta básica en la educación, la salud, el trabajo y la economía, se requieren incentivos y no gravámenes, aseveró.

El presidente de la Asociación Nacional de Telecomunicaciones (Anatel), Gustavo Cantú,  afirmó que México se encuentra rezagado en la penetración de las tecnologías de la información y las comunicaciones, por lo que es necesario revertir esa situación y sus consecuencias negativas para la economía nacional y la sociedad.

Señaló, que de acuerdo con la Cofetel, el impuesto a las telecomunicaciones y la recesión económica ocasionaron una desaceleración acumulada en el crecimiento del sector de 40%.

Artículo anteriorPemex gasta 200 mdd diarios en temporada de huracanes
Artículo siguienteInvestigación- El Financiamiento popular transita entre el abuso y el desdén

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí